Fotos | Mitos y realidades sobre prohibiciones en Catar en primeros días del Mundial - Runrun
Fotos | Mitos y realidades sobre prohibiciones en Catar en primeros días del Mundial
Un porcentaje alto de visitantes visten en short, por el clima. Las mujeres turistas que se observan en las calles de Catar también visten como lo harían en sus países de procedencia
Corresponsales en Catar constatan que la mayor cantidad de extranjeros que viajaron a Catar a presenciar el Mundial son hombres, en una alta proporción
Se ven muy pocos europeos en las calles de Catar. Sudamericanos y árabes son los que colman las calles de Doha. 

 

Llevamos unas 32 horas en Doha al momento de escribir esta nota y hemos caminado 24 kilómetros. 750 metros por hora. Una locura. La idea de “patear calle” es realmente poder conocer la realidad de Catar y si todo lo que se muestra en noticieros y redes sociales es verdad.

Con estas primeras impresiones en el país, podemos destacar algunas conclusiones. Hemos tenido contacto con personas de Brasil, Irán, Túnez, Argentina, México, El Salvador, Kuwait, Colombia, Estados Unidos, Inglaterra y Rusia.

También, estuvimos en las las afueras del Irán – Inglaterra y presenciamos el Estados Unidos – Gales desde un restaurante.

La vestimenta de los asistentes

¿Qué tan de cierto es que las mujeres no pueden mostrar las piernas? ¿Pueden usar escote? ¿Los hombres es preferible que no enseñen las rodillas? Pues, en este primer punto, parece habar una flexibilización de las medidas. En la calle, un porcentaje alto de foráneos visten en shorts (por el clima) y las mujeres visten tal cual como lo harían en su país occidental.

He visto mujeres con minifaldas y botas, con escote y con short estilo playero. Conversé con una y me comentó que, hasta ahora, nadie le ha llamado la atención por eso. 

La proporción hombres-mujeres

Quizás este no sea un aspecto que haya sido demasiado comentado en redes, pero sí es uno que pudiese sorprender. En el tiempo que tenemos en Catar, hemos comparado  la cantidad de hombres que hay en las calles con la de mujeres. Se puede decir que existe una proporción 10 a 1. Por cada 10 hombres, 1 mujer. Los extranjeros que han venido son, en su mayoría, hombres (lo cual me resulta normal), pero no tan normal cuando hay tan pocas mujeres. ¿Quizás el miedo por las posibles restricciones hizo que prefirieran no venir?

Los aficionados y no aficionados

Personas de India y Pakistán han sido grabadas en innumerables ocasiones en celebraciones y festejos de selecciones occidentales. Personas con rasgos árabes vistiendo una camisa de España y saltando mientras disfrutan el mundial puede resultar extraño, sí. Sin embargo, la realidad es que no ha sido tan así.

Es importante destacar un factor y es que se ven muy pocos europeos en las calles. Sudamericanos y árabes son los que colman las calles de Doha. Sí es verdad que, ocasionalmente, puedes ver una bandera inglesa o francesa, pero son escasas ante las de los aficionados de Arabia Saudita, México, Brasil, Argentina o, incluso, Túnez.

Por cercanía geográfica, hay muchos hindúes o pakistaníes que se han acercado a Doha. Es una cultura con tradición futbolera, pero no propia. Hinchan a Brasil o Argentina y, dentro de sus fronteras, es normal. Incluso, en la India hay murales inmensos de Messi o Maradona.

Al venir, buscan relacionarse o mostrar cercanía con alguna afición. En este caso, occidentales. Mostrando el reflejo de lo que se ve en redes. Ojo, no todos los aficionados que están en las calles son de este perfil, de hecho, son una minoría. Aunque insisto: se ven pocos europeos en las calles.

Las altas inversiones

Este punto es, quizás, el que más sorprende. Catar invirtió en el mundial 200 mil millones de dólares. Eso ya se ha nombrado innumerables veces, sí. El tema es que se ven 100% reflejados en toda la capital. El nivel de detalle es impresionante. No hay faro de luz que no tenga una bandera o consigna de la FIFA. El metro 100% decorado modo mundial, los autobuses alusivos a la copa del mundo, banderas por todos lados y rascacielos con fotos gigantes de jugadores. Adonde voltees: mundial.

El transporte completamente gratuito

Sin duda, el objetivo de Catar, de forma directa, no es recuperar el monto invertido en este corto mes. Pero eso pudiese dar para otra nota. Prueba de eso es que TODO, pero TODO el transporte es público. Metro y autobuses son a coste cero. Esto obviamente reduce sustancialmente la inversión para quien viaja. Para conectarse del punto A, muy al sur, al punto B, muy al norte; puedes agarrar un autobús, luego metro y luego autobús y sí, llegarás sin haber gastado un bolívar.

La falta de aficionados

Es un punto no menor y posiblemente sea el más irresponsable de comentar en estos bullet points ya que es un aspecto 100% subjetivo. Parece que hay escasez de aficionados. Acá hay dos temas: Catar, al ser un país tan pequeño, evita que los locales puedan llenar los estadios.

En contraparte, se apalancan de un extranjero que tendrá que ser el que invierta en entradas. El problema es que para el foráneo la inversión es mucho mayor, por un tema de privilegio para los del patio.

Otro aspecto acá a resaltar es que las ocupaciones parecen no estar llenas. Sí es verdad que recién comienza el mundial, pero la sensación que da es que falta mucho por llenarse. En las residencias donde me hospedo, al sur de la capital, hay ocupación para 80.000 personas. Hasta el momento, parece no haber ni la mitad del lleno esperado.

Alcohol y expresiones homosexuales

Este punto es 100% real. No se puede y no se permite. Es, literalmente, lo que se ha leído en las noticias internacionales.

Recién inicia el mundial y falta mucho por recorrer. Unas primeras impresiones que posiblemente, en el transcurso del mes de competencia, varíen.