#MonitorDeVíctimas | Lo hallaron muerto cuando creían que estaba preso - Runrun
#MonitorDeVíctimas | Lo hallaron muerto cuando creían que estaba preso
El cadáver de José Rafael Jiménez, víctima de un presunto enfrentamiento, fue encontrado en la morgue del hospital de Barquisimeto doce horas después de estar buscándolo

@monitordevictimas

A José Rafael Jiménez, de 39 años de edad, su esposa lo encontró en la morgue del hospital central Antonio María Pineda, de Barquisimeto, estado Lara. Tenía un disparo en el pecho y otro en la pierna, y en uno de los pies una etiqueta que decía “muerto por enfrentamiento”.

Murió el 14 de julio, a las 11:00 am, en el barrio El Bolívar, ubicado al oeste de la capital larense, al presuntamente enfrentarse con funcionarios de la Dirección de Investigación Penal (DIP) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) a quienes les habría disparado cuando huía junto a otro hombre a bordo de una moto. Un uniformado resultó herido, según el reporte policial en el que no se dieron más detalles.

Tras lo ocurrido, los funcionarios trasladaron al oficial lesionado al hospital del IVSS Pastor Oropeza, pero a José Rafael lo dejaron tirado en la calle hasta que se “desangró”. Según contaron los vecinos, fue media hora después de lo ocurrido cuando los policías montaron en una patrulla y lo llevaron hasta el mismo hospital, donde ingresó muerto.

Creían que estaba preso

Eran las 8:00 am, cuando Jiménez salió de su casa, ubicada en el barrio La Municipal, al oeste de Barquisimeto, con destino a una fábrica de tostones, donde trabajaba. Se despidió de su esposa y le dijo que la llamaría para almorzar juntos.

Al mediodía, la mujer no recibió la llamada y pensó que su cónyuge se había quedado sin batería, pero a medida que pasaban las horas comenzó a preocuparse. Cuando se hicieron las 4:00 pm lo llamó varias veces, pero el celular estaba apagado.

“Un vecino me dijo que fuera para el hospital del IVSS, Pastor Oropeza, porque quizás le había pasado algo, pero yo solo pensé que estaba detenido porque no cargaba tapabocas”, comentó la esposa de José Rafael.

 

No obstante, fue al centro asistencial y, al dar las características de José Rafael y cómo andaba vestido, uno de los empleados les indicó que con esos rasgos solo había sido ingresado un hombre que había muerto por enfrentamiento, pero que el cuerpo ya había sido llevado hasta la morgue del hospital. Ellos descartaron que fuera él, porque no era un delincuente. 

En vista de la ausencia, doce horas después fueron a la morgue y ahí estaba su cuerpo. “Me lo mataron y me lo pusieron como un delincuente, cuando no fue así, él no tenía armas”, comentó un familiar.

Con dudas

Los parientes de Jiménez tienen muchas dudas sobre lo ocurrido, se niegan a creer que él se haya “enfrentado” a los funcionarios porque aseguran que no era delincuente. Además uno de los parientes habló con un vecino del barrio El Bolívar quien le dijo que a él lo bajaron de una camioneta y desde allí le habrían disparado.

“Aunque no tenemos la certeza de esta información, sabemos que esto pudo ocurrir. José no era ningún choro”, dijo uno de los familiares.

José Rafael deja huérfanos a dos jóvenes de 18, 17 años de edad y a un niño de 4.