AP: Líder de Operación Gedeón usó avión de magnate vinculado al chavismo - Runrun
AP: Líder de Operación Gedeón usó avión de magnate vinculado al chavismo
Según la agencia estadounidense, Franklin Durán, preso actualmente en Caracas, habría facilitado el traslado a Barranquilla del contratista estadounidense acusado por el Gobierno de “mercenario”

 

A mediados de enero, el estadounidense Jourdan Goudreau, propietario de la empresa de seguridad Silvercorp, que estaba ansioso por poner en marcha un plan secreto para asaltar Venezuela y detener a su presidente, Nicolás Maduro, voló a la ciudad colombiana de Barranquilla para reunirse con su posible colaborador.

Para llegar allí, Goudreau y otros dos excompañeros de las Boinas Verdes hicieron uso de un vuelo fletado desde el aeropuerto privado Opa Locka de Miami en un avión propiedad de un empresario venezolano tan próximo al gobierno del fallecido Hugo Chávez, que pasó casi cuatro años en una prisión estadounidense por tratar de ocultar pagos clandestinos en efectivo a sus aliados, reseñó la agencia de noticias The Associated Press (AP).

El propietario del Cessna Citation II, un aparto con líneas amarillas y azules y matriculado en Venezuela con el número YV-3231, era propiedad de Franklin Durán, según tres personas conocedoras de los movimientos del empresario que hablaron bajo condición de anonimato por temor a represalias. Durante más de dos décadas, Durán ha tenido numerosos lazos comerciales con el gobierno socialista de Venezuela, lo que hace de él una extraña elección para ayudar a una banda de aspirantes a mercenarios a derrocar a Maduro.

El rol de Durán y su cercanía a altos cargos han revivido las acusaciones del líder opositor Juan Guaidó y de autoridades estadounidenses de que estaba trabajando en secreto para Maduro y se habría apropiado de la Operación Gedeón, el nombre del frustrado complot de Goudreau.

The Associated Press reveló el 1 de mayo la historia del extraño plan de Goudreau para entrenar a un ejército voluntario formado por unas pocas docenas de desertores del ejército venezolano en campamentos clandestinos en la frontera con la vecina Colombia. Tenían planeado atacar bases militares e iniciar un levantamiento popular. El socio de Goudreau en lo que algunos líderes opositores calificaron de misión suicida era el general retirado venezolano Clíver Alcalá, quien vivía en Barranquilla tras huir de su país natal en 2018.

Alcalá se entregó a las autoridades estadounidenses en marzo, tras ser acusado de narcotráfico y apenas unos días después de que la policía colombiana confiscó un alijo de armas que según el general retirado pertenecían al grupo rebelde que él y Goudreau estaban preparando para derrocar a Maduro.

A pesar de no contar con el respaldo de Estados Unidos, de comandar una fuerza mal entrenada que no tenía opciones frente al considerable ejército venezolano y de los indicios de que los espías de Maduro se habían infiltrado en el grupo, Goudreau siguió adelante con sus planes.

Los motivos por los que el plan siguió adelante siguen siendo un misterio. Pero gran parte de la atención se centra ahora en el rol que desempeñaron Durán y su hermano Pedro, quienes fueron arrestados discretamente el domingo en Venezuela, aunque Pedro quedó libre más tarde, según Edward Shohat, el abogado de Franklin Durán en Miami. El gobierno no ha confirmado aún las detenciones y no indicó si prevé acusarlos de delito alguno.

De acuerdo con los documentos de vuelo colombianos que PanAm Post compartió con la AP, el viaje del 16 de enero fue contratado por Servicios Aéreos Mineros (SERAMI), una aerolínea chárter creada en el estado venezolano de Bolívar, famoso por su producción de oro.

Un ejecutivo de la industria de la aviación confirmó la autenticidad de los documentos y dijo que los hermanos Durán utilizaban SERAMI para organizar sus frecuentes vuelos entre Colombia y Venezuela.

Según esta persona, Franklin Durán viajaba habitualmente a Barranquilla — manifiestos de pasajeros proporcionados a la AP muestran que realizó al menos cuatro vuelos entre los dos países entre noviembre de 2019 y enero de 2020 — para llevar comida y otros suministros a Venezuela, donde las sanciones de Estados Unidos y años de mala gestión han hecho que las tiendas carezcan de muchos productos.

Durán es también el fundador de Ruibal & Durán, una compañía que vendía chalecos antibalas y otros equipos a las fuerzas de seguridad venezolanas, material que habría sido valioso para un ejército invasor.

Él y su hermano mantenían una relación cercana con Clíver Alcalá. Imágenes que circulaban en redes sociales mostraron a Pedro Durán y Alcalá juntos, incluyendo una donde los dos están sentados a una mesa y en la que el general lleva una camiseta de Venoco.

El abogado de Franklin Durán en Estados Unidos se negó el miércoles a discutir el tipo de relación, si es que había alguna, con Goudreau o el vuelo de enero.