Fe y Alegría denuncia amenazas de invasión en internado de Mérida - Runrun
Fe y Alegría denuncia amenazas de invasión en internado de Mérida
En la finca crían animales y tienen cultivos que son para el consumos de los más de 400 estudiantes del centro educativo

El sacerdote Gerardo Rosales, rector del internado San Javier del Valle de Fe y Alegría, en el estado Mérida, alertó este domingo 26 de enero, mediante un comunicado, las amenazas de invasión que enfrentan los terrenos de la institución.

En el escrito, Rosales advirtió que las tierras del internado son propiedad privada y que están dentro de un Área bajo régimen de administración especial (ABRAE), que ha permitido mantener protegidos los nacientes de agua de la zona.

En el lugar funciona una finca con animales como vacas y conejos, además de cultivo que son usados casi exclusivamente para la alimentación de los estudiantes del centro educativo y el sostenimiento de las propias instalaciones.

Advirtió el sacerdote que actualmente el internado recibe apoyo de instituciones de varios países extranjeros, por lo que cualquier agresión sería considerada dentro de una “categoría internacional”.

“Violentar el internado San Javier con una invasión es un crimen contra los 420 niños, niñas y adolescentes que de lunes a viernes viven aquí; es un delito contra la propiedad privada, es un crimen ecológico contra el ABRAE del Valle, es acabar con el lugar de descanso de fines de semana de cientos de familias merideñas” concluye el comunicado.

Este es el comunicado completo:

Internado San Javier del Valle-Fe y Alegría:

Frente a las evidencias y rumores amenazantes de querer invadir terrenos del internado, el rector y el equipo directivo quieren comunicar a las comunidades de El Valle, a todos los organismos del Estado que hacen vida aquí y a todo el Municipio Libertador del Estado Mérida que:

1ro. El internado San Javier del Valle es PROPIEDAD PRIVADA.

2do. San Javier conserva virgen el 70% de sus tierras, porque forma parte del ABRAE del Valle. Que San Javier esté entre las comunidades de El Valle, del Páramo Los Conejos y La Culata ha permitido una verdadera protección de los nacientes de agua.

3ro. Legalmente somos una Entidad de Atención, y en este momento país estamos siendo apoyados, acompañados y seguidos de cerca por el Consejo Noruego, UNICEF y SJR. De tal modo que cualquier agresión, como es una invasión, es un crimen no sólo nacional, sino que entra en categorías internacionales.

4to. Todos los vecinos y las organizaciones que nos acompañan son testigos del esfuerzo que hemos hecho en dos años para levantar la finca. Las vacas, los conejos, la siembra, el cuidado de los bosques de pino, cinaro y fresno, todo ello es casi exclusivo para la alimentación de nuestros niños, niñas y adolescentes y para el mismo sostenimiento de la finca.

5to. A pesar de que somos PROPIEDAD PRIVADA, el Internado mantiene abierto sus espacios los sábados y domingos, de forma gratuita, para la comunidad del Valle, incluso vienen familias de todo el municipio Libertador a caminar y descansar.

Violentar el internado San Javier con una invasión es un crimen contra los 420 niños, niñas y adolescentes que de lunes a viernes viven aquí; es un delito contra la propiedad privada, es un crimen ecológico contra el ABRAE del Valle, es acabar con el lugar de descanso de fines de semana de cientos de familias merideñas.

Esta semana, del 27 al 30 de enero, nos movilizaremos a todas las instancias del Estado Venezolano en Mérida para denunciar está macabra intencionalidad de invadir terrenos del Internado San Javier.