Para Guaidó los martes son de Asamblea Nacional - Runrun
Para Guaidó los martes son de Asamblea Nacional
Juan Guaidó es el hombre más esperado dentro de la Asamblea Nacional para que ofrezca declaraciones cada martes
El ser presidente por partida doble provoca que camarógrafos y fotógrafos se disputen la mejor imagen

@Saracosco

AUNQUE EL HEMICICLO DE SESIONES DE LA ASAMBLEA NACIONAL está lleno de diputados, los periodistas, y especialmente los camarógrafos y fotógrafos esperan, a un solo hombre: Juan Guaidó, quien desde enero ejerce la presidencia por partida doble, la del Parlamento y la interina del país.

Guaidó por lo general llega al Palacio Federal Legislativo, sobre las 10 de la mañana, y se dirige a su despacho donde mantiene reuniones con distintos grupos. Una vez finaliza a las 12 – aunque la sesión debería empezar es a las 10 de la mañana- y sale caminando hasta el podio cargado de micrófonos de distintos medios, Guaidó es capturado en cada paso que va dando por las cámaras fotográficas.

Una vez frente a las cámaras de televisión y los periodistas, Guaidó va respondiendo las preguntas- en algunas ocasiones de manera evasiva – sobre los distintos temas que preocupan al país: la mediación con Noruega, la emergencia humanitaria y desde la semana pasada, la presencia de las FARC en Venezuela. 

Guaidó no responde todas las preguntas pero da por finalizada la rueda de prensa y – como normalmente hace- empieza a caminar hacia el Hemiciclo, seguido de fotógrafos y periodistas que se atropellan entre sí para poder seguir capturando la imagen del presidente encargado de Venezuela. 

Una vez dentro del Hemiciclo, Guaidó funge como el presidente del Parlamento. Da las órdenes para que el secretario lea las actas, los informes presentados y el orden del día. Sin embargo, los diputados que acompañan el debate y los invitados lo tratan de “presidente encargado”.  Su interinato devoró el cargo de presidente del parlamento, aunque solo a través del segundo se haya logrado el primero. 

La línea entre un cargo y otro parece no distinguirse y a medida que va pasando la sesión, el presidente encargado y de la Asamblea Nacional va agradeciendo a los diputados y a los invitados por su intervención y al mismo tiempo se le ve atendiendo asuntos por su teléfono celular, probablemente relacionados con su otro personaje público.

Así va trabajando hasta que finaliza el debate y el presidente de la Asamblea Nacional sale del Hemiciclo donde lo vuelven a esperar los fotógrafos para capturar el momento de salida, sus pasos hasta que se monta en la camioneta color gris, mientras los chavistas que están a las afueras del Parlamento le gritan insultos sin obtener alguna reacción de su parte. 

El martes, como Zurima en Tío Simón, es del Parlamento para Guaidó.