Encovi 2017: 61% de los venezolanos se va a la cama con hambre por no tener comida - Runrun

Encovi 2017: 61% de los venezolanos se va a la cama con hambre por no tener comida

Hambre_2.jpg

Hambre_2 

87% de la población registró un nivel pobre de ingresos, cinco puntos porcentuales más que en 2016

Lorena Meléndez G.

@loremelendez

Escasez, imposibilidad de comprar productos alimenticios, comida que no llena los requerimientos nutricionales necesarios. 80% de los venezolanos está en situación de inseguridad alimentaria, es decir, ha perdido la capacidad de tener en casa alimento suficiente tanto en cantidad como en calidad. Y eso se ve en sus cinturones. En promedio, durante el año pasado, 64% de la población perdió al menos 11 kilos de peso, 4 kilos más de los reportado en 2016.

Todas estas cifras corresponden a los resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi 2017), que presentó este miércoles, 21 de febrero, el estudio elaborado por tres universidades (Universidad Central de Venezuela, Universidad Simón Bolívar y Universidad Católica Andrés Bello) que fue aplicado en 6.178 hogares del país entre julio y septiembre de 2017.

“Lo que estamos viendo es una tendencia al empeoramiento. Lo estamos viviendo y documentando. Lo triste es que desde el gobierno, pudiendo haber hecho cosas y tomado decisiones, no se hicieron”, señaló Marianella Herrera, médico nutricionista de la Fundación Bengoa que participó en la investigación y que recordó que las alertas sobre estas cifras han sido advertidas desde 2014, cuando se informó que Venezuela había llegado a los mismos niveles de pobreza de 1998, antes de que Hugo Chávez tomara el poder.

pobrezadeingreso

La inseguridad alimentaria va de la mano con el crecimiento de la pobreza en el país. Durante 2017, 87% de la población registró un nivel pobre de ingresos que fue cinco puntos porcentuales más alto que el de 2016, cuando el mismo indicador se ubicó en 81,8%.

Esa pobreza aumenta a medida de que la muestra se desplaza de la capital hacia las ciudades del interior hasta los pueblos y caseríos, donde el indicador llega a 74,5%.

pobreza_interior

La inflación se identificó como un factor que impulsó el aumento de la pobreza. El renglón de los “No pobres” se redujo cuatro veces en los últimos cuatro años y pasó de representar a 44,7% de la población a ser solo 11,2% de la muestra. En tanto, la “Pobreza crónica” casi se duplicó entre 2014 y 2017, pues se incrementó de 16,1% a 30,4%. La “Pobreza reciente” creció, en ese mismo período, 23 puntos: de 33,1% a 56,2% .

90% sin dinero para comer completo

Seis preguntas determinaron que 80% de los encuestados está en situación de inseguridad alimentaria. El instrumento que se utilizó fue el módulo corto de la Encuesta de Seguridad Alimentaria de los Hogares de Estados Unidos, elaborado por el Servicio de Investigación Económica del Departamento (Ministerio) de Agricultura estadounidense. Cuando tres o más respuestas a estas interrogantes son positivas, se concluye que en el hogar hay inseguridad alimentaria.

Fue así como se conoció que 70,8% de los encuestados ha estado sometido a situaciones en las cuales los alimentos no son suficientes o no ha alcanzado el dinero para satisfacer sus necesidades. Para ese mismo porcentaje tampoco es posible llevar una dieta balanceada con lo que adquiere.

El estudio pudo conocer que, en los últimos tres meses, 63,2% en alguna oportunidad se ha saltado una comida o ha recortado la ingesta por falta de dinero. En ese mismo período, 79,8% admitió que ha comido menos porque no había suficientes alimentos en su hogar, mientras que 78,6% dijo que la escasez le había hecho consumir menos comida. 61% confesó que se ha ido a la cama con hambre por no tener dinero para comer.

ingresoinsuficiente_encovi2017

La Encovi 2017 estableció que 9 de cada 10 venezolanos (90%) no tiene ingresos suficientes para cubrir el gasto en alimentos. Tal cifra resultó ser menor a la del año pasado (93%), aunque esto –explica Herrera– no significa que la población se alimente de forma adecuada. Para la experta, la respuesta a esta incongruencia podría estar en una distorsión de la percepción de lo que se come.

“No es una mejoría porque cuando metemos la lupa y analizamos, lo que vemos es un deterioro que nos lleva a pensar en la calidad de la alimentación que está recibiendo la población”, señaló la nutricionista, quien no descarta que tal resultado haya sido empujado por la recepción de las cajas de los Consejos Locales de Alimentación y Producción (CLAP) que, aunque irregular, hace pensar al beneficiado en tener productos en casa que antes era difícil conseguir.

Son precisamente las misiones alimentarias del gobierno las que benefician a más venezolanos. Más de doce millones y medio de venezolanos afirmó que recibía las cajas o bolsas de los CLAP, número que duplica al que se registró hace dos años. Sin embargo, la frecuencia de la recepción es discrecional. Poco más de la mitad informó que no la reciben cada mes, tal como está estipulado. Esta situación empeora en pueblos y caseríos.

La Misión Barrio Adentro fue el segundo programa social más mencionada por los encuestados, por eso se calcula que apenas llegó a atender a menos de 200 mil personas en 2017.

Alimentación deficitaria

compraalimentos_encovi2017

Por primera vez, el arroz desplazó a la harina de maíz como el alimento más consumido por los encuestados: en 78,8% de los hogares estuvo dentro de la planificación de compra familiar. La harina de maíz quedó segunda con 73,6%, seguida de pan y pastas con 73,2%.

Las proteínas, carnes rojas (39,9%) y pescados (39,3%), quedaron en el octavo y noveno lugar, mientras que el pollo (34,3%) ni siquiera estuvo entre los 10 productos con más demanda. También quedaron por fuera las hortalizas (34,4%) los huevos (33,5%) y los lácteos (19,2%).

Tales cambios, apuntó la experta, son propios de una dieta ‘anémica’, con escasos micronutrientes, proteínas, calcio y ácidos grasos que están incluidos en la leche y en productos que hoy se consiguen importados, pero de mala calidad. Predominan los carbohidratos, mientras que vegetales y frutas quedan como un bien escaso.

“Esa población ‘normal’ que ves ahorita va derechito al deterioro. La ves hoy y dentro de tres meses no la vas a reconocer porque ha cambiado su fisionomía , su aspecto y allí no podemos intervenir porque no podemos sustituir las acciones del gobierno”, enfatizó Herrera.

La comida que más suele saltarse la gente es el desayuno, ya que solo 80% dijo que lo hacía a diario. La cena la consume 94% de los encuestados y el almuerzo, 95%. Las meriendas prácticamente desaparecieron de la dieta y solo están en la ingesta de entre 3% y 8% de los consultados. Aproximadamente 8,2 millones de venezolanos tienen dos o menos comidas al día.

comidasdiarias_encovi2017

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios