La compra de medios responde a un libreto - Runrun

El_Universal_

      Redacción Runrunes.- Culminó la esperada primera reunión entre el nuevo presidente de El Universal y los periodistas del diario, según informa a través del Twitter la cuenta oficial del periódico @Eluniversal.

ElUniversal

En la foto, frente a la asamblea, se pueden ver de izquierda a derecha, a Luis Armando García, vicepresidente de Administración; el periodista Roberto Giusti; el abogado Juan Aguerrevere; Elides Rojas, jefe de Redacción; Jesús Abreu, nuevo presidente, y Miguel San Martín, el otro jefe de la mesa actual. “Es una empresa española creada especialmente para comprar El Universal”, es una de las cosas que les anunciaron. “Epalisticia”, es el nombre que escucharon los asistentes. Una vez más aparece un grupo extranjero como comprador, que por cierto son empresas relativamente nuevas que no han estado vinculadas nunca a medios de comunicación (ni seguros La Vitalicia, Latam Media, ni Hanson Group). Se cumple un guión similar al de la adquisición de otros grupos editoriales, especialmente el de la Cadena Capriles: una ola de rumores, que negaban los jefes de la mesa de edición y directores, precedió el anuncio. Los periodistas fueron los últimos en enterarse. Solo que en el caso de El Universal pasó menos tiempo entre la noticia oficial y la reunión con los comunicadores. “Mantendremos la línea editorial”, “haremos periodismo y ya”, “no habrá cambios en el personal”, son frases que se escucharon de las nuevas directivas de Globovisión, la extinta Cadena Capriles y ahora en El Universal. Luego nombraron “interinatos” y conservaron figuras en las direcciones; los cambios comienzan con los días, llegan personajes, cambian, mueven, “suavizan” notas y se alude al “equilibrio informativo” a la “visualización de informaciones del Gobierno”, a “evitar polarización”, a “apegarse a los hechos” y así hasta que comienzan las renuncias y despidos, unos tras otros. Piden un voto de confianza a los trabajadores. Los “aliados” venezolanos no se conocen, pero muy temprano los nuevos directores dejan saber algunas inquietudes por tratar mejor a las autoridades de gobierno, cuidar redacciones, fotos y sobre todo, titulares. “No queremos cometer los mismos errores de la compra de medios anteriores”, es una frase repetida. Aquí no ha sido distinto. Desde la redacción del diario y de otros medios se espera que el guión, esta vez, no se cumpla a cabalidad.

Jueves negro  

El pasado jueves 3 de julio se reunió la directiva de El Universal, fuera del edificio de la avenida Urdaneta. El ambiente era de mucha tensión, angustia y desolación dentro de la redacción. Los periodistas esperaban ansiosos una reunión para bajar la incertidumbre. Los nombres de los compradores, su intención, el posible cambio de línea editorial. Todo parece un Deja Vu de lo que ocurrió en la Cadena Capriles y más atrás con Globovisión. El canal se vendió justo antes de las elecciones de abril de 2014, al mismo grupo dueño de La Vitalicia. Gustavo Perdomo, Juan Domingo Cordero y Raúl Gorrín fueron los nombres conocidos desde el principio. Los cambios vinieron después y hoy en día la pantalla no solo muestra cosas muy distintas y “suavizadas”, con personajes que no volvieron a aparecer; tampoco están sus anclas y reporteros de siempre. Entre las cosas que ocurren es que “nos revisan todo, lo que publicamos en Twitter, declaraciones públicas… hay que cuidarse de todo lo que decimos incluso fuera del canal”, confesó una muy joven periodista de la nueva “G”. La Cadena Capriles informó de su venta el 31 de mayo de 2013, aunque Miguel Ángel Capriles López siguió en su oficina del PH hasta el 24 de octubre, en un proceso de transición. Llegó “la era Vargas” o “la era BOD”, que cobró la cabeza de Omar Lugo, en la dirección de El Mundo Economía y Negocios; y colocó a la diputada Dessiré Santos Amaral como Consejera Editorial. Después vendría la era “David De Lima” y llegaron las renuncias de Nathalie Alvaray, vicepresidenta de medios, y al sol de hoy una treintena más. La presidencia de Héctor Dávila ratificó el giro hacia el gobierno y se almorzó otra cabeza: la del director de Líder, Jovan Pulgarín. El único director de marca informativa que se sobrevive en el nuevo “GUN” es Eleazar Díaz Rangel, en Últimas Noticias. Así como ocurría en días pasados dentro de El Universal, los trabajadores de la Cadena Capriles no sabían a ciencia cierta lo que acontecía. Todo lo contrario, se negaba. La “inviolable cláusula de confidencialidad” es lo que alegan los vendedores en este caso, y ciertamente ni siquiera el personal de confianza se entera de las negociaciones previas, que ocurren en meses. No obstante, los rumores eran cada vez más fuertes y la respuesta de los que se supone que sabían era la negación. Literalmente. Este Jueves Negro marca historia en el diario El Universal, con 105 años de existencia y reconocido como uno de los periódicos más antiguos y de mejor calidad del continente. Es uno de los periódicos estándar venezolanos que ha sufrido la crisis de papel, con dieta de cuerpos incluida. Era propiedad de la familia Mata, desde su fundación por el poeta Andrés Mata y luego por su hijo y nieto hasta nuestros días. El próximo sábado será anunciada la incorporación a la composición accionaria de la empresa de un importante grupo español, que supuestamente era el que venía negociando con el dueño desde hacía varios meses en las ciudades de Nueva York, Madrid y Caracas. ¿Será el mismo esquema que se anunció en la Cadena Capriles, del fondo de inversión inglés Hanson Group y Latam Media? ¿Será que pasará mucho tiempo para que se conozcan los verdaderos dueños, criollitos y con clara posición político partidista? ¿Este Deja Vu es tan “se parece igualito”? Se pudo conocer que la directiva del periódico prepara una asamblea con los trabajadores esta misma tarde; luego de negar la especie, interna y públicamente, han aceptado la confirmación con algunos periodistas en privado.

Nuevo presidente

En el anuncio formal del sábado señalarán que el nuevo presidente de la empresa propietaria del centenario periódico será el ingeniero larense Jesús Alfonso Rafael Abreu Anselmi, hermano de José Antonio Abreu. Sí, ese mismo: el “maestro” Abreu. Pronto sonarán “nuevas notas”, agradables a algunos oídos, desafinadas para otros.