Chavismo radical no tolera cobertura periodística de la crisis

Chavismo radical no tolera cobertura periodística de la crisis

Protesta-Periferico-de-Catia.jpg

Protesta Periferico de Catia

Comenzó como una protesta de médicos y pacientes en el Hospital Periférico de Catia, en Caracas, y terminó con la retención ilegal por casi una hora de cuatro profesionales de la comunicación. Las amenazas a los periodistas esta vez las protagonizaron integrantes de un colectivo progobierno que exigía la eliminación del material grabado por camarógrafos y reporteros gráficos.

Los periodistas venezolanos Oriana Ramírez y Gabriel Vegas, quienes trabajaban como productores de un equipo de prensa del canal de televisión internacional Channel One Russia; y los camarógrafos Pablo Pimentel y Edwin Castillo, de Telecaribe y Notiminuto.com, fueron “hostigados y amenazados por grupos violentos”, según relataron los comunicadores al ser liberados.

“Al equipo de televisión rusa lo tenía retenido en la entrada del hospital, un grupo de 15 personas lo rodeó y amenazó”, relató un médico a los medios de comunicación que dieron cobertura a la situación en la capital.

Gabriel Vega relató a Espacio Público lo vivido en una hora de “secuestro”: “Tomaron fotos de todos los documentos de identidad y nos dijeron que nos tendrían vigilados mientras estuviéramos haciendo todo el reportaje”.

Sigue leyendo esta nota de Sugey Díaz en La Verdad

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios