Tumbaron internet en Corea del Norte ¿V de vendeta, de venganza o de vandalismo?

Tumbaron internet en Corea del Norte ¿V de vendeta, de venganza o de vandalismo?

kim-647x323.jpg

North Korea Myanmar Two Nations Emerge

El Viernes 19 de diciembre, Obama hablaba de posibles medidas en contra de Corea del Norte, como respuesta a los ataques en contra del estudio japonés-americano de cine, Sony Pictures,  horas más tarde se fraguaría uno de los golpes más duros contra la infraestructura de internet de uno de los países más aislados y menos sofisticados del mundo y la web global.

El ataque fue duro. CloudFlare, empresa que se encarga del monitoreo del tráfico web global, dijo que el internet en Corea del Norte estaba “fundido [“toast”, tostado en español]”. Especialistas del mundo entero voltearon enseguida su vista a Washington. ¿Acaso sería esto la retaliación de Obama?

La internet en Corea del Norte es casi inexistente. Un privilegio de muy pocos. En los servidores mundiales Corea del Norte está en el último lugar. Tiene un poco más de mil registros. Estados Unidos cuenta con más de un millardo. Venezuela está, según algunos cálculos, sobre el millón (información de 2012).

Son tan pocos los registros de Corea del Norte, que no es difícil pensar que cualquiera con una capacidad técnica intermedia pudiese haber “apagado” el internet en Corea del Norte vía un DDoS. DDoS significa Ataque de Negación de Servicio por sus siglas en inglés (Distributed Denial of Service Atack). Este tipo de ataques son de los más populares y lo que buscan es sobrecargar los servidores hasta que logran su colapso.

El director ejecutivo de CloudFlare, Matthew Prince, estima que la máxima capacidad de la web en Corea del Norte se ubica en las decenas de gigabits por segundo. Hace tan solo semanas un adolescente de Inglaterra lideró un ataque contra ‘spamhaus’, una empresa que se encarga de bloquear servidores públicos y privados que mandan correo basura a millones de personas. El joven, que se declaró culpable, logró tumbar los servidores de ‘spamhaus’ con una carga que sobrepasa los 300 gigabits por segundo, aproximadamente diez veces más de lo que se calcula que equivale al tráfico interno de los servidores de Corea del Norte.

Los mismos expertos que volteaban a ver a la administración de Obama como culpable, comenzaron a replantearse la responsabilidad del ataque. Marie Harf, representante del Departamento de Estado de EEUU. dijo en una rueda de prensa: “No vamos a discutir detalles operacionales públicamente mientras escogemos entre las opciones de nuestra respuesta al ataque [contra Sony]. Mientras las implementamos algunas serán visibles y otra no.”

 

Dan Holden, Director de Investigación de Seguridad de Arbor Networks, empresa que se dedica a la protección de organizaciones contra ataques DDoS, dijo a Bloomberg: “si el Gobierno de los Estados Unidos va a hacer algo, no sería tan público y sería muchísimo peor. Esto puede simplemente ser alguien que está molesto por que no va a poder ver la película en el cine”. Dejar a Corea del Norte sin internet sería un acto de muy poca magnitud, ya que la solo una selecta elite tiene acceso a internet.

 

 

Una de las cosas más curiosas de toda esta novela tecnológica, es que el servicio de internet de Corea del Norte se nutre de un solo proveedor ‘Servicios Estrella Unida’,  esta empresa estatal a su vez se nutre de un solo proveedor de internet  ‘China Unicorn’, la empresa de telecomunicaciones estatal de China. China dijo que no existían suficientes pruebas de que el ataque contra Sony hubiese salido desde Corea del Norte y apuntó a algunos de los servidores de dónde se originaron los ataques (Bolivia, Singapur y Tailandia), adicionalmente el ministro de asuntos exteriores de China, Wang Yi, dijo que China está totalmente en contra de los ataques cibernéticos y que no tolerará terrorismo cibernético. La falla fue tan grande que algunos dicen que China puede haber desconectado a Corea del Norte vía ‘China Unicorn’, aunque los foros de hackers dicen que la mayoría de los ataques norcoreanos a servidores en el mundo entero se generan desde la propia China.

 

En la noche del mismo Lunes las conexiones comenzaron a aparecer. Lentas. Muy lentas. Pero poco a poco se fueron prendiendo los indicadores de actividad en la web de Corea del Norte.

 

No está claro quién es el responsable de haber dejado a la nación más aislada del planeta aún más incomunicada. ¿Fue esto una muestra simbólica y temporal de fuerza de los Estados Unidos contra el Gobierno de Kim Jong-Un? Pareciera más un acto de cibervandalismo que una acción de estado. Pero seguramente el heredero de allá no se quedará callado.

 

 

 

 

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios