Rocío San Miguel: La apuesta para que militares abandonaran a Maduro fue ingenua - Runrun
Rocío San Miguel: La apuesta para que militares abandonaran a Maduro fue ingenua
La presidenta de Control Ciudadano dijo que a Juan Guaidó no lo ha acompañado un equipo técnico que apueste por una transición negociada

 

La experta venezolana en asuntos militares y presidenta de la ONG Control Ciudadano, Rocio San Miguel habló con El Espectador sobre el primer año del “interinato” de Juan Guaidó y explicó por qué la estrategia que el líder opositor aplicó en 2019 no dio los frutos que la oposición venezolana esperaba. También dice que sería un error no participar de las elecciones parlamentarias, a celebrarse este 2020.

Juan Guaidó se encuentra en medio de una gira diplomática. ¿Qué busca con esta nueva ofensiva?

Se está construyendo con Colombia y Estados Unidos una ruta muchos más amplia por la vía de vincular el terrorismo internacional con Maduro. La idea es que se aplique la resolución 1272 del 2001, pensada para la lucha contra el terrorismo y que tiene efectos vinculantes para todos los miembros de las Naciones Unidas. Esta resolución obliga a los estados a tomas acciones muy concretas como prohibir el patrocinar, promover, proteger, facilitar, o dar albergue a grupos terroristas. Por eso llama la atención la insistencia con el tema de Hezbollah.

¿Por qué llama esto la atención?

Hezbollah, por ejemplo, no está en la lista de terrorismo de Naciones Unidas, pero sí está en otras como las de la Unión Europea o en la de países como Estados Unidos, Argentina y ahora más recientemente Colombia. Con estas acciones lo que se busca es persuadir a países que tienen contacto con Maduro a que no lo hagan por tener una relación Hezbollah. Esto es clave porque hay países como Arabia Saudita o Emiratos Árabes que le compran oro a Maduro. Si hay una declaración de que Venezuela patrocina a esos grupos esto obligaría a esos países a dejar de negociar con Maduro. Yo creo que la jugada va por esa dirección.

¿Y qué opina de las pruebas presentadas por la oposición frente a esto?

Lo que he visto respecto al caso Hezbollah es que las pruebas son débiles, pues solo se ha visto un video que esta circulando en las redes. Hay una narrativa construida a partir de un viaje de Chávez a Irán, pero a mí parecer eso no son pruebas.

Cambiando de tema, usted que ha estudiado el sector militar en Venezuela ¿por qué ha sido tan difícil romper su lealtad?

Principalmente porque la apuesta para que los militares abandonaran a Maduro fue ingenua si no se tenía un plan claro. Es cierto que hay solicitudes de baja masiva, pero eso no significa para nada un quiebre. Esto solo ocurrirá si hay un proyecto líder y claro hacia las Fuerzas Armadas, algo que en un año todavía no ha ocurrido.

¿Cuál ha sido el error?

El tema militar tiene su arte, simbología, códigos y relacionamiento. Cuando las cosas en el ámbito militar no se hacen de esa manera, no se consiguen respuestas idóneas. Creo que la apuesta debería ser otra, encaminada a un proyecto de transición en el que las Fuerzas Armadas tengan un papel más claro.

¿Qué opina de Guaidó?

Creo que no ha sido un año fácil para Guaidó. El error del 30 de abril hizo mella en el curso de los acontecimientos, pero creo que es una persona al menos ha sido coherente con su accionar. Quizás no lo ha acompañado un equipo técnico que apostara a una transición negociada. Se ha hecho uso excesivo del escenario de la confrontación y la política siempre se dirime entre el dialogo, la negociación y la confrontación.

¿Y sobre esta gira internacional? Ha reafirmado apoyos importantes como los de Estados Unidos y la Unión Europea, por ejemplo…

Creo que Guaidó ha salido de gira internacional para tener una bocanada de reafirmación de su liderazgo. Sin embargo, creo que la gran historia que se va a escribir sobre Venezuela está por desarrollarse en el plano interno. Hay que jugársela en el plano interno, pues el chavismo tiene claro que quiere legitimar el control de las instituciones a través de estos comicios.

Pero hay varias voces dentro de la oposición que manifestaron que sin un nuevo CNE no irán a ninguna elección…

Es un riesgo. Cada vez que la oposición decide no ir unida a las elecciones termina siendo peor. Ya ocurrió en 2005 cuando se le entregó un cheque en blanco a Chávez para que reformara el país. La única institución que no había sido penetrada por el chavismo, la Asamblea Nacional, ya fue cooptada por el oficialismo este año. Si la oposición no va unida va a haber un triunfo seguro del chavismo, seguido de una reforma constitucional que relegitime a Maduro. Es un plan que ya está avanzando y que debe ser enfrentado.