El Orinoco amenaza con arrastrar una comunidad de waraos en el Delta - Runrun
El Orinoco amenaza con arrastrar una comunidad de waraos en el Delta
El choque de las aguas del Orinoco es la causa principal del peligro de ser arrastrados por las corrientes fluviales

 

El desgaste del terreno y el acelerado derrumbe de la franja protectora de la comunidad por la fuerza del rio Orinoco son parte del riesgo que se presenta para las familias de Pueblo Blanco.

Los habitantes de este caserío warao ubicado en la parroquia Juan Millán del municipio Tucupita, temen el colapso y el derrumbe de las viviendas por el desgaste progresivo que presenta en el dragado de la arena que protege las casas de 150 familias que conviven en el lugar, la situación de riesgo fue confirmada por Eulice Moya, dirigente del consejo comunal del sector.

En visita realizada por el equipo del Observatorio de Derechos Indígenas Kapé Kapé, se evidenció el deterioro y el desgaste permanente del terreno, el choque de las aguas del Orinoco es la causa principal del peligro de ser arrastrados por las corrientes fluviales.

Ante esta situación, Moya expone las diligencias realizadas ante las autoridades del estado Delta Amacuro “la gobernadora conoce la situación, las autoridades de la alcaldía han estado aquí en la comunidad y han palpado con sus propios ojos la urgencia de corregir la falla y, nada”.

De acuerdo al testimonio de los habitantes de Pueblo Blanco, el río ha cobrado mayor fuerza en los últimos tres años causando desprendimiento masivo de la tierra que sostiene a las familias en el lugar. Según las proyecciones de los habitantes,  la situación de desgaste debe ser corregida los más pronto posible por medio de un dragado, de lo contrario, la comunidad desparecerá dentro de tres a cinco años.

Su nombre “Pueblo Blanco” se debe en honor a su fundador, un comerciante margariteño de apellido Blanco que se destacó en el lugar y formó pareja con una indígena warao, dando origen a las familias radicadas en el lugar.

Sus habitantes son familias dedicadas a la pesca y al cultivo de crías de ganado bufalino. La pequeña capilla con nombre e imagen de la Virgen del Valle, es su preciado patrimonio, única infraestructura que permanece en óptimas condiciones en la comunidad.

La precaria situación de los servicios básicos se traduce en la falta de agua potable, consumen agua directa del rio, hay también deficiencia de las redes excretales, falta de transporte fluvial y ausencia total de medicina como parte de las necesidades prioritarias de la comunidad.