Violencia de género es un problema de salud pública - Runrun
Violencia de género es un problema de salud pública
Desde 1996 es reconocida por la Organización Mundial de Salud

 

La Organización Mundial de Salud reconoció en el año 1996 que la Violencia contra la mujer era un problema de salud pública y en el año 2013 la OMS publicó un informe que reafirma dicha problemática en dónde se señala que la violencia física y sexual es un problema de salud pública que afecta a más de un tercio de la población femenina a nivel mundial.

Esmeralda Baute, miembro del Observatorio Venezolano de Violencia explica “desde la perspectiva de la salud pública, el análisis de la violencia, debe partir de que se trata de un fenómeno o evento predecible y por lo tanto prevenible para controlarlo y contribuir a su disminución, ya que se traduce en muertes, enfermedad y disminución en calidad de vida”.

El informe de la OMS se detallaba el impacto de la violencia sobre la salud física y mental de las mujeres y niñas. Ese impacto puede ser de fracturas en cualquier parte del cuerpo hasta complicaciones con el embarazo, problemas mentales y deterioro en el funcionamiento social.

“Estos hallazgos envían un fuerte mensaje a la población y, sobre todo a los organismos responsables de evitar estos conflictos. La violencia contra la mujer es un problema de salud mundial con proporciones inmensas, que podría incluso llegar a interpretarse como una pandemia”, señaló Baute. “También se puede ver que los sistemas de salud en el mundo pueden hacer mucho más por las mujeres que sufren de violencia”, afirmó.

En Venezuela, no hay una medida exacta de cuantas mujeres sufren de violencia de género. “Un último informe, publicado en julio, el cual llegó al observatorio, contabiliza que en lo que va de 2019 se han cometido 130 hechos compatibles con femicidios”, explica Esmeralda.

Existe una necesidad urgente de mejorar la atención hacia las mujeres que han sido víctimas de violencia. “Estas mujeres buscan a menudo atención médica sin revelar necesariamente la causa de sus lesiones o problemas de salud”, indicó Baute. En el informe se destaca la importancia de añadir a los programas de salud a las víctimas de violencia.