Codhez: zulianos llegan a la mitad de 2019 sin electricidad, agua ni gas - Runrun
Lo último

Codhez: zulianos llegan a la mitad de 2019 sin electricidad, agua ni gas

venezolanosrecolectaagua.jpg

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) publicó el boletín sobre la situación general de los derechos humanos en el Zulia, sobre la prestación de servicios públicos. Tras el transcurso de siete meses del presente año, la situación ha empeorado por el agravamiento de la crisis eléctrica, que afecta la prestación del resto de los servicios, sobre todo, el suministro de agua potable.

La prestación del servicio a cargo de la empresa estatal Hidrológica del Lago de Maracaibo (Hidrolago) representa un problema constante para la población del Zulia. Las fallas eléctricas afectaron los componentes de motores y bombas de la estación de bombeo Tulé, la principal fuente de agua de la costa occidental del Lago.

El secretario de Aguas de la Gobernación, Héctor Soto, durante declaraciones en junio, informó que la estación de bombeo Tulé había sido “muy golpeada” por las fallas de electricidad, pues “en dos o tres ocasiones en promedio, al día, sale fuera de servicio”, lo que se traduce en 50 por ciento de menor caudal.

Comunidades de Maracaibo denuncian que han pasado períodos prolongados sin agua, que se extienden por más de 20 días e incluso meses. La situación también es crítica en la Costa Oriental del Lago (COL). En Santa Rita, para junio de 2019 se contaban 19 meses sin servicio de agua por tubería.

Gas doméstico y demás servicios

La escasez de gas doméstico se ha agravado, a pesar de que el gobierno regional anunció en junio que asumiría su distribución en conjunto con las municipalidades. Zonas rurales como la Guajira, Perijá y el sur del Lago de Maracaibo son algunos de los territorios más afectados.

En el caso de Maracaibo, la zona oeste se encuentra muy afectada a causa de esta situación, denunciándose escasez, sobreprecio, largas filas para comprar e incluso la necesidad de pernoctar para hacerse del combustible. Muchas familias se ven obligadas a cocinar con leña para preparar los alimentos.

Otro de los problemas que afecta la calidad de vida de los zulianos es el mal servicio de aseo urbano. La población ha adoptado como práctica acumular e incendiar desechos en terrenos o espacios abandonados. La ciudad no cuenta con un plan de recolección de desechos sólidos ni de ningún otro tipo.

A su vez, la crisis de transporte se resume en la poca disponibilidad de unidades de transporte, y las dificultades de la población para pagar los pasajes dado su alto costo y la escasez de dinero en efectivo. Ante esta situación, los traslados a pie son cada vez más comunes.

La vida en el Zulia está enmarcada por los cortes eléctricos diarios, que según el gobierno regional se trata de un plan de provisión diaria de servicio por doce horas que aún no tiene fecha de término. La ejecución de este plan ha resultado irregular, no solo porque es variable la cantidad de horas, sino porque el servicio es deficiente, por las constantes alteraciones de voltaje y la continuidad de los apagones generales.

En la región no hay garantías para el acceso a un nivel de vida adecuada. En este sentido, Codhez exige la observancia del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, de obligatorio cumplimiento para el Estado venezolano, cuyo artículo 11 prevé: “El derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y a una mejora continua de las condiciones de existencia.”

Por ello, es urgente encontrar de inmediato una solución óptima y sustentable a los problemas de prestación de servicios en la región, en provecho de una vida mejor para todos los zulianos.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios