Las 10 noticias petroleras más importantes de hoy #23M

Las 10 noticias petroleras más importantes de hoy #23M

PetroleraIraní.jpg

PetroleraIraní

 

El precio del crudo OPEP sube un 2,1 %, hasta los 44,77 dólares por barril

El precio del crudo de la OPEP cerró la semana pasada a la baja, al cotizar el viernes a 44,77 dólares por barril, un 2,1 % más que en la jornada anterior, informó hoy el grupo petrolero con sede en Viena.

En toda la semana, el barril de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se vendió a una media de 44,54 dólares, un 6,5 % más que el promedio de la semana anterior.(ABC)

 

Irán no tiene planes de congelar exportaciones de petróleo

Irán no tiene planes de congelar el nivel de su producción y sus exportaciones de petróleo, dijo el viceministro del Petróleo Rokneddin Javadi según fue citado el domingo, mientras el país intenta elevar sus exportaciones de crudo a los niveles previos a las sanciones.

“Bajo las presentes circunstancias, el gobierno y el Ministerio del Petróleo no han emitido ninguna política o plan a la Compañía Nacional del Petróleo de Irán para detener el incremento de la producción y las exportaciones de crudo”, dijo Javadi, quien también dirige esa empresa estatal, a la agencia de noticias iraní Mehr.

“Actualmente, las exportaciones de crudo iraníes sin contar condensados de gas han alcanzado 2 millones de barriles por día (bpd)”, dijo Javadi. “La capacidad exportadora de petróleo crudo de Irán llegará a 2,2 millones de barriles para mediados del verano (boreal)”.

Un encuentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, incluyendo a Irán, está programado para el 2 de junio.

Los planes para un acuerdo entre productores de la OPEP y no OPEP destinado a levantar los precios del crudo por medio de un congelamiento de la producción fracasaron en abril, cuando Arabia Saudita exigió que Irán, su principal rival en la región, se uniera.(Analítica)

 

Viaje de Maduro a Jamaica busca “fortalecer Petrocaribe como instancia exitosa”

“Hemos intercambiado apreciaciones… sobre la necesidad de fortalecer Petrocaribe como instancia exitosa, absolutamente exitosa de integración para el desarrollo económico, para el desarrollo social”, indicó el mandatario venezolano en un acto transmitido en Caracas por la televisión estatal.

Maduro arribó a Kingston tarde en la noche del sábado para reunirse con el primer ministro de Jamaica, Andrew Michael Holness. Durante el encuentro revisaron los acuerdos que mantienen en las áreas de energía, comercio y cultura.

Al final de una reunión con Holness en la capital de Jamaica, Kingston, Maduro destacó que la agenda bilateral incluyó una serie de temas para fortalecer la relación económica, comercial y energética en el marco de Petrocaribe “y para avanzar hacia una integración más profunda de nuestra cultura”.

Holness se mostró complacido de la reunión con Maduro, quien estuvo acompañado por varios de sus ministros y el presidente de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A.

Holness agradeció a Maduro por “su continuado apoyo a Jamaica y haber expresado su compromiso a la iniciativa de Petrocaribe, independientemente de los serios retos económicos que Venezuela enfrenta en estos momentos”, así como la coincidencia de ambos gobiernos de “lograr un acuerdo expedito, en poco tiempo, sobre el mejoramiento y expansión de la refinería (local), que ha sido considerado mutuamente como un imperativo para el desarrollo económico de Jamaica”.

El encuentro se produjo en momentos que las finanzas públicas venezolanas son afectadas severamente por la caída sostenida de los precios internacionales del crudo. El petróleo genera 96% de las divisas que recibe el país por exportaciones.

Venezuela está agobiada por una galopante inflación que el Fondo Monetario Internacional estima que podría llegar este año a 720%, además de severos problemas de desabastecimiento de productos básicos y una fuerte recesión que podría profundizarse por el descenso de los precios del crudo, que genera 96% de los recursos que recibe el país por exportaciones.

Petrocaribe se creó en 2005 para vender hidrocarburos a menor costo a sus miembros y ayudar a financiar sus proyectos de infraestructura petrolera.

“Le hemos ratificado al primer ministro y a toda Jamaica el papel positivo que ha jugado Venezuela a través de Petrocaribe y lo vamos a seguir jugando como papel estabilizador, como papel generador de desarrollo económico compartido y como papel de construir la nueva región de paz de América Latina y el Caribe”, resaltó Maduro.

Se desconoce si en el encuentro se discutió alguna propuesta en relación con posibles cambios en la estructura de financiamiento.

Venezuela financia a los socios de Petrocaribe hasta 50% de sus facturas petroleras por 25 años, con un período de gracia de hasta dos años.

Petrocaribe está integrado por Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Venezuela, Honduras y Guatemala.(RUNRUNES)

 

Ni terminará el petróleo ni aún despegó el gas (II)

Dado que el “fin del petróleo” podrá llegar en algún momento, más tarde de nuestra generación, viene a tomar la posta de la energía el gas natural. El gas viene a ser el nuevo elemento energético del futuro. Es más limpio y aún no se han terminado de descubrir mayores fuentes de reservas y de conocer sus propiedades. Obviamente debe darse el paso siguiente: de la materia prima al valor agregado: el gas estará –y ya empezó- a generar iniciativas y mercados para plásticos, fertilizantes y otros, más allá de su tradicional utilización (electricidad).

Insistimos que alguna porción de las millonarias ganancias que corporaciones y Estados obtienen de la aún lucrativa industria petrolera/gasífera deben ser destinados a construir una  sociedad de la tecnología y del conocimiento; invirtiendo en educación para la innovación

Imaginar la vida sin petróleo –de momento- es casi imposible. Es como pensar en el mundo sin dinero. O el mundo sin economía de libre mercado. Es –insisto- de momento complicado y lejano.

Que podrá haber una transición de la sociedad petrolera en la que vivimos a una sociedad energéticamente alternativa es perfectamente posible, pero para ello se necesita tiempo, nuevos paradigmas de consumo y fundamentalmente tecnología de punta que mejoren la sociedad, la forma de vivir y la generación de energía.

La respuesta ante las complejidades es siempre dada por la innovación y la creatividad tecnológica: al complicarse las condiciones de exploración y producción de petróleo/gas desde la perspectiva tradicional emergió el fracking. La inventiva humana no tiene límites. Lo mismo debe ocurrir en la transición de la actual sociedad petrolera a la sociedad del conocimiento.

De seguro “empeoró” la calidad del petróleo explotado: petróleo ligero (más valioso) y más crudo pesado (menos calidad y más costosa refinación); pero de que hay petróleo hay, y para buen rato. La geopolítica de la energía es complicada: hoy las multinacionales y corporaciones de la industria son más poderosas y más grandes que estados, en términos financieros. La era del fracking y principalmente del gas (con reservas aún no cuantificadas) van a seguir “alimentando” esa sociedad de energía en la que vivimos, llegando al punto en que, quizá, el gas sustituya al petróleo como principal elemento de transporte.

Es, entonces, complicado hablar de “el fin del petróleo” en ésta generación. El Gas/petróleo no convencional (arenas bituminosas, por ejemplo) y a las fuentes tradicionales en países no convencionales sumado a eficiencia y nueva educación del consumo con ahorro intenso de energía pueden mejorar las condiciones de producción/consumo y alargar más ese “fin” que algunos teóricos señalan.

Creemos que habrá, como ya dijimos, una transición ordenada y lenta al gas y a nuevas energías pero con dinero y estímulos y nuevos enfoques de consumo.

El negocio del gas no terminó de consolidarse. Sólo un ejemplo: el gas de esquisto en Estados Unidos ya es altamente influyente para mercados de gas natural y de GNL (transporte de gas líquido)  alrededor del mundo.

Estados Unidos está en su “segunda juventud” con el gas shale o esquisto. Y quizá la transferencia de tecnología e inversiones puedan replicarse en otros países para continuar apostando al gas como elemento central de economías de países.

El gas no termina de nacer como llave energética del desarrollo

Aún estamos viendo las postrimerías de lo que se puede denominar la “era del gas”

Siendo así, ni el petróleo morirá de momento ni el gas terminó de brindar sus “frutos” a la sociedad.

Por ello los estados deben modernizar regulaciones, abrir fronteras, estudiar mejores mecanismos de complementariedad, invertir en hidrocarburos y distribuir sus ingresos en tecnología e innovación de sus ciudadanos.(El Nacional)

 

Pdvsa vende sus activos y se va del país

Una distribuidora de combustibles hizo una oferta por la filial local de la empresa

Los tiempos cambian en el panorama energético de la Argentina. Puede dar un claro testimonio de esto Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la empresa petrolera estatal de Venezuela, uno de los arietes utilizados en su momento por el gobierno de Hugo Chávez para ejercer influencia en la región. Pdvsa llegó hace algunos años al país de la mano de la evangelización petrolera, y en estos días prácticamente tiene sellado el ticket de salida, mediante la venta de sus activos en la Argentina.

El viernes pasado, al mediodía, un grupo empresario argentino dejó sobre los escritorios de la empresa, en las oficinas de Avenida del Libertador y Cerrito, una propuesta de gerenciamiento con opción de compra para hacerse cargo de los activos de Petrolera del Cono Sud, la subsidiaria de la firma venezolana, dueña de una red de 95 estaciones de servicio, además de unos tanques de almacenamiento en Dock Sud. La misma oferta de compra se presentó en la Bolsa de Comercio. Esta semana seguramente será informado como un hecho relevante en los mercados.

El grupo empresario local, denominado GMM, está encabezado por Emilio González Moreno, ex accionista del Banco Patagonia y uno de los dueños del Grupo Fip, una empresa dedicada a la distribución de combustibles en la Argentina.

Petrolera del Cono Sur pertenece en un 95% a Pdvsa Argentina, mientras que el 5% restante está colocado en la Bolsa porteña. La propuesta llega en un momento complejo de la petrolera. La caída del precio internacional del crudo y la crisis política y económica en Venezuela impulsaron decisiones respecto de la fallida expansión de aquel país en América latina. Según datos corroborados en los balances presentados en la Bolsa de Comercio, la firma perdió alrededor de 880.000 dólares por mes el año pasado: este período estaría algo por encima.

De acuerdo con fuentes del mercado, desde Caracas habría llegado la orden de frenar el gasto. A la filial local le queda dinero como para terminar el año; sin embargo, no se sabe qué pasará más allá del momento en el que se termine el dinero disponible. Allí se dirige la oferta. “La empresa no está en un proceso de venta. No hay un proceso abierto”, contestaron en las oficinas locales al ser consultados por LA NACION.

La oferta de gerenciamiento con opción a compra consta de la entrega de la gestión durante 14 o 18 meses. En ese tiempo, se espera volver a importar combustible -la empresa no tiene refinación en el país- y reducir el déficit mensual a cambio del pago de un canon que tiene directa relación con el ahorro. Durante esos meses, la marca PDV Sur se mantendrá en las estaciones de servicio.

De acuerdo con lo que pudo establecer LA NACION, al menos dos ministros del gabinete están al tanto de la oferta. Uno de ellos es nada menos que Juan José Aranguren, el jefe de la cartera de Energía. El ex ejecutivo de Shell mira con atención los movimientos de la petrolera estatal venezolana. Con él como protagonista empezó la historia de Pdvsa en el país. El funcionario considera que aquella llegada de la empresa, patrocinada en 2005 por los presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez, estuvo signada por una fuerte presión para que Shell les vendiera sus activos en el país.

En noviembre de 2004, el gobierno de Kirchner creó Enarsa, la petrolera estatal que jamás tuvo petróleo. Según Aranguren, Kirchner consideró la posibilidad de hacerse de los activos de la petrolera anglo-holandesa con la ayuda de Pdvsa.

“En enero de 2005, Chávez vino a inaugurar una estación de servicio de Pdvsa, frente a la sede de la ESMA, y en medio del acto el mandatario venezolano deslizó que una empresa gringa podía pasar a capitales nacionales. Chávez dijo entonces: «Dicen, que vale 1000 millones de dólares, pero para mí no vale más de 200 millones de dólares»”, declaró Aranguren a Radio Mitre poco antes de dejar su cargo en Shell, a mediados del año pasado, cuando se incorporó a los equipos del entonces candidato presidencial Mauricio Macri. Aranguren está convencido de que la información que tenía Chávez sobre Shell sólo podría haber salido de la Casa Rosada.

Finalmente, Shell nunca inició conversaciones formales con Pdvsa. La crónica de aquellos días continuó en marzo de 2005. Fue cuando Kirchner llamó a hacer un boicot contra la empresa manejada por Aranguren, que había aplicado un aumento de hasta 4,2% en el precio de las naftas y el gasoil. El mandatario instó a “no comprar más a Shell, ni una lata de aceite, y que se den cuenta de que los argentinos ya no soportamos más este tipo de acciones”. Kirchner, además, defendió “el boicot nacional que le pueda hacer el pueblo a quien se está abusando del pueblo”.

Finalmente, Pdvsa firmó un acuerdo con Enarsa. Abrieron dos estaciones de servicio. Una, frente a la Escuela de Mecánica de la Armama (ESMA), que el propio Chávez inauguró. “Hoy nace Enarsa -dijo aquella vez el entonces ministro de Planificación Federal, Julio De Vido-. Cada litro de combustible que se expenda va a ser patrimonio de todos los argentinos.” La otra, en la autopista Panamericana y ruta 202. Aquellos comercios, que vendían Eco Tango, Tango 95, Tango 97, Tango Común y Tango Diésel, cerraron sin pena ni gloria en 2010.

Pdvsa, sin Enarsa, avanzó por su cuenta. Le compró a la uruguaya Ancap la red de estaciones de servicio Sol. Así nació PDV Sur, una red que, entre propias y ajenas, hoy tiene 95 estaciones de servicio.

Pero los tiempos cambiaron. Aquella expansión petrolera de la mano del crudo venezolano ya no tiene la fuerza de hace 10 años. Y aquel empresario boicoteado ahora es ministro de Energía. Y sabe que la oferta ya está en los escritorios de la petrolera.(La Nación)

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios