Las 10 noticias petroleras más importantes de hoy #10D
Las 10 noticias petroleras más importantes de hoy #10D

Petroleras_3

 

Petropar no descarta reducir precios de combustibles

Para fin de año se podría tener un panorama claro sobre la posibilidad de reducir el costo de los combustibles debido a la caída del precio internacional, pero antes, debe agotarse el stock almacenado, mencionó el presidente de Petróleos del Paraguay (Petropar), Rómulo Campos.

El titular de Petropar fue consultado sobre la posibilidad de bajar los precios de los combustibles atendiendo la caída que se registró a nivel internacional, donde el barril pasó a costar USD 36,7.

Si bien dijo que en forma inmediata no habrá ningún reajuste, no descartó que para fin de año se tenga un panorama más claro.

Rómulo Campos explicó que se realiza la compra del crudo en forma anticipada y actualmente se cuenta con productos almacenados para los próximos dos meses, que fueron adquiridos cuando el barril costaba USD 44.

Indicó a la 780 AM que si la tendencia a la baja sigue vigente, en dos o tres semanas se estaría analizando la posibilidad de reducir los precios.

“Esperemos que el dólar se mantenga también estable, porque en la última ocasión el crudo bajó, pero el dólar subió y nosotros compramos en esa moneda”, aclaró.

Los analistas volvieron a atribuir las pérdidas de este martes a la inestabilidad generada tras la más reciente reunión semestral de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), que no logró acordar la semana pasada un recorte de la producción, informó EFE.

El precio del petróleo se desplomó en los últimos meses por un exceso de oferta en el mercado energético, sin que la Opep haya sido capaz de poner de acuerdo a todos los miembros del cártel petrolero para recortar las cuotas.(Última Hora Digital)

 

El petróleo retrocede en Europa pese a caída de reservas en EEUU

Los precios del petróleo cotizaban a la baja este miércoles al final de los intercambios europeos, pese a la inesperada caída de los stocks de crudo y la producción en Estados Unidos la semana pasada.

Hacia las 17H00 GMT, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero cotizaba a 40,15 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, cediendo 11 centavos respecto al cierre del martes.

A la misma hora en el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de “light sweet crude” (WTI) también para entrega en enero perdía 12 centavos, y se intercambiaba a 37,39 USD.

Los precios del Brent y del WTI intentaron recuperarse este miércoles, tras acusar la decisión de la OPEP el viernes pasado de mantener su techo de producción pese al exceso de oferta.

Este miércoles, los precios subieron en un primer momento tras la publicación de los datos del Departamento estadounidense de Energía.

Según estos datos, la semana que concluyó el 4 de diciembre, las reservas comerciales de crudo retrocedieron en 3,6 millones de barriles a 485,9 millones de barriles, cuando los expertos consultados por la agencia Bloomberg habían anticipado un aumento de 1,3 millones de barriles.

Sin embargo, los precios se orientaron luego de nuevo a la baja, al predominar la perspectiva de una oferta que seguirá siendo excedentaria.

“Pese al repunte (inicial de este miércoles), la perspectiva de los precios a corto plazo sigue siendo mediocre, en medio del desorden creado por la reunión de la OPEP la semana pasada. Los mínimos de 2008, en torno a los 35 dólares el barril, son susceptibles de seguir actuando como un imán para los vendedores”, destacaba Michael Hewson, analista de CMC Markets.(La Información)

 

Un “cisne negro” podría hundir petróleo hasta los US$25

Experto de Bank of America Merrill Lynch considera que el “cisne negro” de 2016 dentro del mercado de materias primas podría estar originado precisamente en Arabia Saudí ¿De qué se trata?

Durante la presentación en Nueva York de sus previsiones para 2016, Francisco Blanch, director de investigación de Materias Primas para Bank of America Merrill Lynch, rebajó hasta los US$50 el precio medio del Brent para el año que viene.

“La brecha diferencia entre el Brent y el WTI seguirá siendo muy ajustada, de sólo dos dólares por barril”, matizó. Para 2017, BofAML cree que el Brent podría recuperar los 61 dólares por barril.

Aun así, el equipo de Blanch determina que, a corto plazo, existen presiones a la baja para el precio del Brent, dada la debilidad del renminbi chino y las pobres condiciones macroeconómicas.

Además, Blanch considera que el “cisne negro” de 2016 dentro del mercado de materias primas podría estar originado precisamente en Arabia Saudí.

Si el riyal saudí se desligara del dólar estadounidense, siguiendo la estela de Rusia o Brasil, los precios del crudo “podrían colapsar hasta los US$25 por barril”.

“Este es un evento que tiene muy pocas probabilidades de ocurrir”, dijo el experto de BofAML, quien señaló que si Arabia Saudí recortase mínimamente su producción el año que viene “los precios del Brent podrían recuperar los US$50 y el crecimiento en los mercados emergentes podría estabilizarse”.

Por su parte, desde J.P. Morgan, su estratega de materias primas, Sean C Meakim, se mostró “sorprendido” por “el grado de volatilidad en los precios” que se genera cada vez que la OPEP y especialmente Arabia Saudí generan titulares informativos.

Al respecto indicó que Arabia Saudí “llega con la lección aprendidad tras la década de los 80 y esperamos que el productor de la OPEP haga uso de su capacidad de reserva para seguir poniendo presión por lo menos a medio plazo”.

El banco capitaneado por Jamie Dimon estima que el barril de West Texas Intermediate se moverá en un rango medio de US$43 y US$48 en 2016 y 2017, respectivamente.(Estrategia y Negocios)

 

MÉXICO: Futuros del Brent no encuentran piso; caen 6.11% en cuatro sesiones

Los futuros del petróleo c ayeron nuevamente a su nivel más bajo desde febrero 2009, con los inversores descontando una baja inesperada en los inventarios en Estados Unidos y enfocándose en un alza de las reservas de destilados que duplicaron las estimaciones del mercado.

Los contratos del crudo Brent cayeron 0.37 por ciento, a 40.11 dólares el barril. El Brent acumula una pérdida de 6.11 por ciento luego de cuatro días consecutivos de descensos.

El Brent cayó justo por encima de los 38 dólares por barril en diciembre del 2008. El martes, el referencial del Mar del Norte tocó su menor nivel desde febrero del 2009.

Este contrato ha perdido 4 dólares, o alrededor de un 10 por ciento, desde la reunión de la OPEP de la semana pasada, en la que el cartel no logró un acuerdo sobre el techo máximo de producción.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, los futuros del referencial WTI en Estados Unidos para entrega en enero perdió 0.93 por ciento y terminó en 37.16 dólares el barril tras un máximo de sesión de 38.99 dólares. El contrato acumula dos sesiones de pérdidas en la semana.

Ambos contratos llegaron a subir más de 1 por ciento tras publicarse el dato, para luego ceder terreno cuando el mercado comenzó a prestar atención al dato de los destilados.

La Administración de Información de Energía (EIA) informó que los inventarios de crudo cayeron en 3.6 millones de barriles a 485.9 millones de barriles, frente a expectativas de analistas de un alza de 252.000 barriles.

Por el contrario, las existencias de gasolina subieron en 786.000 barriles, a 217,7 millones de barriles, que se compara con previsiones de expertos de un alza de 2.2 millones de barriles.

En tanto, las reservas de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, subieron en 5 millones de barriles, a 149.4 millones de barriles, frente a expectativas de un avance de 2.5 millones de barriles.

Los precios, ya a la baja desde hace más de un año, se hundieron aún más desde el lunes, luego de la decisión el fin de semana de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) de no fijarse aumentos en sus objetivos de producción pese al exceso de oferta en todo el mundo.(Entorno Inteligente)

 

A la suerte de la OPEP

A pesar de que el cártel pierde influencia en el mercado global, México está resintiendo los efectos  de un mundo con exceso de petróleo. La mezcla mexicana cayó debajo de los 30 dólares y las fases más promisorias de la Ronda Uno están a la deriva

A simple vista, parece que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está dictando las condiciones del mercado global de crudo. Tras la reunión de los 12 ministros de energía del cártel, celebrada en Viena el viernes pasado, el barril de referencia internacional Brent cayó debajo de los 40 dólares a su nivel más bajo desde el 2009.

Para México, esto tiene implicaciones poco alentadoras. El barril de la mezcla mexicana de exportación alcanzó un mínimo de siete años de 29.91 dólares. Además, las licitaciones petroleras más prometedoras de la reforma energética (aguas profundas, crudos pesados y shale) recibirán inversiones muy por debajo a lo esperado si la coyuntura de precios bajos prevalece.

La Agencia Internacional de Energía, un grupo que representa a los países consumidores de petróleo (al cual México pidió entrada el mes pasado), estima que el precio se encontrará en el rango de los 50 a los 60 dólares de aquí al 2020.

 

Cártel sin armas

A diferencia de periodos anteriores en los que el precio del petróleo sufrió una caída severa, ahora existe una duda generalizada respecto de la capacidad que tiene la OPEP para volver a subir los precios.

A finales de la década de los noventa, en plena crisis del sudeste asiático, el cártel tomó la decisión de elevar las cuotas de producción.  El precio del petróleo cayó hasta los 10 dólares y la reunión, llevada a cabo en Indonesia, se recuerda como “el fantasma de Jakarta”.

Eventualmente, la OPEP regresó a su política de cuotas y llevó al precio del crudo a un máximo de 150 dólares.

Ahora, en un mundo de bajo crecimiento donde la desaceleración de China y el cambio tecnológico reducen la demanda de petróleo, la OPEP ha optado por producir cerca de niveles récord para defender su participación de mercado frente a los productores shale en Estados Unidos.  Más que una decisión de política oligopólica, analistas confirman sus sospechas de que  al cártel no le  quedó otra opción.

Jason Bordoff, director del Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia, argumenta que las fuerzas de la oferta y la demanda están determinando el escenario actual. El mercado está viviendo un periodo excepcional en el que ningún agente preponderante está ejerciendo una influencia significativa.

La estructura económica de todos los miembros de la OPEP es altamente dependiente de sus exportaciones petroleras para generar divisas e ingresos para el Estado. A pesar de que la presión fiscal crece para la mayoría de los miembros, la división hacia dentro del cártel vuelve poco viable una reducción de cuotas de producción que eleve el precio del crudo.

Asimismo, la estrategia de defensa de participación de mercado está lejos de alcanzar su objetivo de sacar a los productores shale del negocio. Aunque cuentan con una estructura de costos más onerosa, estos productores se han vuelto más eficientes y se mantienen a flote mediante una estrategia de coberturas financieras.

 

México: golpe fiscal

El papel de la OPEP como un agente con poder oligopólico con capacidad para controlar el precio global de crudo ha llegado a su fin.

La única contribución del cártel, que es responsable de alrededor del 40 por ciento de la producción mundial, es seguir inundando al mercado de petróleo.

La mayoría de los miembros están produciendo a niveles récord e incluso Irán ya planea expandir su producción en un millón de barriles diarios para los próximos seis meses.

Esto contrasta con el declive de la producción en México, que pasó de 3.4 millones de barriles diarios en 2004 a 2.2 millones de barriles actualmente. Esta tendencia, sumada a un precio de la mezcla mexicana que se encuentra debajo de los 30 dólares, genera una tormenta perfecta para el país, cuyo presupuesto fiscal depende en un tercio de los ingresos petroleros.

El gobierno realizó un recorte de 221 mil millones de pesos para el 2016 como medida preventiva: en el mes de octubre, se registró una caída anualizada  de 48.5 por ciento de los ingresos fiscales derivados de la venta de crudo.

Por otra parte, la promesa de que el país crecería a tasas de 5 por ciento a finales del sexenio ha estado anclada a las inversiones que llegarían con la reforma energética.

Las grandes firmas energéticas globales no han ocultado su interés por explotar los campos de aguas profundas del Golfo de México. La cuarta licitación es comúnmente referida como la joya de la corona de la Ronda Uno.

Sin embargo, alrededor del mundo, se están cancelando licitaciones de campos poco competitivos dado el actual escenario de precios. En ese sentido, de acuerdo a la revista The Economist, las compañías energéticas ya han recortado al menos 150 mil millones de dólares en nuevos proyectos de exploración y producción en lo que va del año.(Reporte Indigno)

 

El petróleo se acerca a los mínimos del 2008

Después de tocar un mínimo de 45 dólares por barril a finales de agosto, rebotar temporalmente hasta 55 dólares a principios de septiembre y oscilar cerca de 50 dólares durante septiembre y octubre, el precio del barril del petróleo Brent ha tenido una nueva recaída, situándose por debajo de 40 dólares por primera vez desde febrero del 2009.

Aunque la tendencia a la baja viene desde principios de noviembre, la caída se ha precipitado durante los primeros días de diciembre y en especial durante esta semana, tanto los futuros del WTI como del Brent cayeron 6% entre lunes y martes. Esta caída se da inmediatamente después de la conclusión de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) del viernes de la semana pasada, en la que no hubo ningún acuerdo para recortar los niveles de producción.

Esta decisión reafirmó la visión del mercado de que la sobreoferta de crudo a nivel global no se resolverá de un plumazo. Vale la pena recordar que hace unos meses, cuando el precio del petróleo superó los 50 dólares, mencionamos que algunos especialistas veían esa recuperación como un rebote temporal al que podría seguir una nueva recaída que llevaría los precios a 20 dólares por barril.

Por otro lado, también mencionamos que había otros especialistas que veían ese rebote como la primera indicación de que los precios del petróleo estaban entrando a un periodo de estabilización al que le podría seguir una recuperación de hasta 70 dólares por barril.

Para entender la probabilidad de cada escenario es importante entender algunos de los cambios fundamentales recientes que ha sufrido la industria petrolera.

Además de la desaceleración económica que ha contribuido a un menor crecimiento de la demanda de petróleo a nivel global, el factor primordial detrás de la caída de los precios ha sido el incremento en la oferta de crudo a nivel global como resultado de años en los que se destinaron grandes recursos a inversión en exploración y producción como resultado de un periodo prolongado de precios altos y el perfeccionamiento de las técnicas de perforación horizontal y de fracturación hidráulica de roca que han hecho posible la extracción de crudo de sitios anteriormente inviables desde el punto de vista económico.

Sería lógico que así como el periodo prolongado de precios por arriba de los 100 dólares provocó un boom en exploración, producción y desarrollo de nuevas tecnologías, contribuyendo a un fuerte crecimiento en la oferta de petróleo a nivel global, el periodo actual de precios bajos está provocando una fuerte contracción en la inversión en esos mismos rubros.

De acuerdo a datos de Evercore ISI, la inversión en exploración y producción a nivel global ha caído casi 20% en el 2014 y podría caer otro 11% en el 2016, marcando la primera contracción en años consecutivos desde mediados de los 80. Adicionalmente, si los precios se mantienen por debajo de 40 dólares, la contracción seguramente será mayor. Esta situación tarde o temprano debería traducirse en una fuerte desaceleración en la oferta de crudo tan pronto como en el 2016.

De acuerdo a la Energy Information Administration, la producción de crudo en Estados Unidos podría disminuir entre 5 y 6% en el 2016. Sin embargo, si la OPEP —cuyos principales socios tienen costos de extracción mucho menores que Estados Unidos— no hace recortes en sus niveles de producción, la reducción en la producción en Estados Unidos podría ser compensada por la OPEP.

El nuevo paradigma petrolero implica que los precios de crudo que estamos viendo han llegado para quedarse por un buen tiempo y que difícilmente superarán los 60 dólares por barril, pero que tampoco debieran ser muy inferiores a los mínimos actuales.(El Economista)

 

Acciones de EEUU caen arrastradas por desplome petrolero

El promedio industrial Dow Jones cayó 75,03 puntos

Las acciones de la Bolsa de Nueva York cayeron el miércoles en una sesión volátil, debido al retroceso de los precios del petróleo y a que el índice S&P 500 perforó un nivel de soporte técnico antes de la reunión de la próxima semana de la Reserva Federal en la que se decidiría un alza de tasas.

El promedio industrial Dow Jones cayó 75,03 puntos, o un 0,43 por ciento, a 17.492,97 unidades; mientras que el S&P 500 perdió 15,93 puntos, o un 0,77 por ciento, a 2.047,66 puntos. En tanto, el Nasdaq Composite retrocedió 75,38 puntos, o un 1,48 por ciento, a 5.022,87. (El Mundo)

 

Piden incluir a despedidos de Pdvsa en ley de amnistía

Es prioritario el diálogo para reactivar la producción nacional, dijeron los sindicalistas Marcela Máspero, Iván Freites y Froilán Barrios

Dirigentes sindicales piden que la ley de amnistía que redactará la nueva Asamblea Nacional incluya a los 23.000 trabajadores de Pdvsa expulsados en 2003, así como a otros 400 sindicalistas y delegados de prevención despedidos por defender los derechos laborales.

Iván Freites, directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela, recordó que a los afectados del paro petrolero no les pagaron las prestaciones sociales.  “Incluso les confiscaron el dinero procedente de sus aportes al fondo de ahorros de Pdvsa”. Exigió su reenganche y el de los sindicalistas y delegados de prevención, entre los que se encuentra él mismo Freites.

Destacó que “el pueblo habló con su participación masiva que no quiere el gobierno de Nicolás Maduro” y que en las poblaciones petroleras la oposición arrasó con una relación 80 a 20 frente al chavismo. “Muchos trabajadores están yendo a laborar sin ponerse la braga roja”, dijo.

Pidió que el Parlamento investigue a Pdvsa y a los responsables del manejo de la industria que “de una empresa bien gerenciada pasó a ser un centro de clientelismo político y financista de un modelo que fracasó”.

Froilán Barrios, del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, añadió que además de los petroleros la amnistía debe incluir los 10.000 trabajadores del sector público despedidos porque firmaron a favor del referéndum revocatorio presidencial de 2004.

“También esperamos la reincorporación de los funcionarios expulsados porque no suscribieron el decreto del gobierno contra el presidente Barack Obama, así como la eliminación de la data en los organismos del Estado de la lista Tascón”, señaló Barrios.

Marcela Máspero, coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores, resaltó que el nuevo Poder Legislativo ejercerá un contrapeso político a un gobierno que vulnera los derechos laborales, persigue y encarcela a trabajadores y dirigentes por defender sus derechos.

Máspero coincide con Freites y Barrios en la urgencia de reactivar la producción para defender los empleos existentes y crear muchas otras plazas con salarios dignos. Agregó que solicitan al nuevo Parlamento derogar la resolución especial para la importación de productos que se hacen en Venezuela como el atún. Aclaró que la lucha de los trabajadores por sus derechos seguirá.(El Nacional)

 

El crudo OPEP baja un 2,4 % hasta 34,80 dólares

El precio del barril de crudo de la OPEP bajó el miércoles un 2,4 %, hasta 34,80 dólares, lo que supone un nuevo mínimo en los últimos siete años, informó hoy la organización petrolera.

Para encontrar un precio más bajo a este hay que remontarse al 23 de diciembre de 2008, cuando el barril cotizó a 34,49 dólares, y el día siguiente, 24 de diciembre, cuando lo hizo a 33,36 dólares, debido al desplome de los precios por la crisis financiera internacional.

La siguiente referencia por debajo de los 33,36 es del año 2004.

La depreciación del crudo de la OPEP es paralela a las del crudo europeo Brent y el estadounidense Petróleo Intermedio de Texas (WTI), después del fracaso de la reunión semestral de la OPEP el pasado viernes en Viena.

Los ministros de la OPEP no lograron un consenso para modificar el techo de su producción conjunta de crudo, fijado sobre el papel en 30 millones de barriles diarios (mbd) desde finales de 2011, ni su bombeo real, estimado en unos 31,5 mbd.

La falta de acuerdo ha acentuado la presión bajista que, causada por un exceso de la oferta petrolera mundial, está detrás del fuerte desplome de los “petroprecios” desde mediados de 2014, cuando el barril de la OPEP se vendía por encima de 100 dólares. EFE}(Informe 21)