Tranquilo, Bobby, tranquilo por Francisco Ibarra Bravo - Runrun

Tranquilo, Bobby, tranquilo por Francisco Ibarra Bravo

Inflacion_bs-647x389.jpg

Inflacion_bs

Ayer publicaron las cifras de inflación del mes de julio, solo en ese mes la inflación en Venezuela fue superior a la de todo un año en Colombia. Respecto a las cifras, el gobierno ha venido celebrando los chubascos en enero. Cada pequeño detalle es retorcido hasta el punto donde de se pueda extraer algo medianamente positivo. Las ruedas de prensa que presenciamos el año pasado con Giordani y Merentes a la cabeza, donde nos aseguraban que la inflación la estaban controlando, palidecen frente a las últimas declaraciones de los miembros del Gobierno y los últimos comunicados del BCV.

La inflación mensual en julio fue 3,2%. El gobierno y su ministerio de asuntos monetarios nos indica que la inflación se viene desacelerando. Al compararla con el 6,1% del mes de mayo y el 4,7% del mes de junio parecen tener razón. El problema es que el asunto es mucho más complejo. En primer lugar la inflación anualizada continúa acelerándose.  En junio, con 39,6% ya era la más elevada del todo el chavo-madurismo, al calcular la de julio nos damos cuenta con la inflación anualizada en Venezuela ya está por encima del 42% y casi con total seguridad cierre el año en una cifra cercana a 50%. En segundo lugar está el aspecto estacional. Los meses con inflación tradicionalmente más baja son julio y agosto. Por lo tanto tendría más sentido comparar la inflación de julio contra la del mismo mes de los años anteriores. Haciendo esto nos damos cuenta que inflación de julio ha sido la mayor registrada en ese mes en los últimos 11 años. El presidente y sus muchachos han escogido un mal momento para celebrar.

Es posible que tengamos que soportar el próximo mes la misma retórica. Si la inflación del mes de agosto es más baja que la de julio volverán a la carga con el cuento de que están controlando el problema. Luego vendrá septiembre, la inflación nuevamente se acelerará y entonces no dirán nada. La asimetría a la hora de comentar los resultados económicos es notable. Si las cosas empeoran silencio y a echarle la culpa a otros; si mejoran, aunque sea solo producto de cuestiones estacionales, celebración y autobombo. Así le va al gabinete económico y así nos va a los venezolanos.

A la inflación en Venezuela ahora es que le queda cuerda. Por más que los personeros del gobierno continúen mareando la perdiz el problema sigue ahí. Ni lo han resuelto, ni lo están resolviendo y si tuviera que dar mi opinión, tampoco lo harán. Sencillamente no tienen idea de cómo resolver el problema. En el fondo creo que no consideran ni a la inflación, ni su a prima, la escasez, como problemas fundamentales de los venezolanos. Ellos están en otras cosas más serias como lo es la revolución y la patria. Tan intangibles pero tan fáciles de manipular para los intereses propios. Con las cifras de inflación de julio el Gobierno nos dice que estemos tranquilos, que ellos están resolviendo. Habría que ser muy ingenuo para creerles.

Francisco Ibarra Bravo

@franibar10

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios