LOTTTonto por Ángel García Banchs - Runrun
Sendai Zea May 04, 2012 | Actualizado hace 11 años
LOTTTonto por Ángel García Banchs

Lo tonto es pensar que la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), implicará un incremento del bienestar para los empleados o una mejora en la distribución del ingreso que pueda, en la práctica, beneficiarles. La verdad es que, durante la Administración Chávez, ha desmejorado muchísimo la distribución del ingreso en detrimento de los trabajadores, quienes en 1998 percibían alrededor del 56% del ingreso o PIB a costo de factores, mientras que en la actualidad perciben tan solo el 44% (Cuentas Consolidadas de la Nación, BCV). Lógico, a mayor riesgo, mayor rendimiento; a mayor incertidumbre, menor competencia y número de productores por rubro o sector; y, en fin, a mayor número de ataques contra la propiedad, confiscaciones, expropiaciones, leyes populistas y socialistas, mayor el rendimiento exigido sobre el capital invertido, para poder así minimizar la cantidad de años requeridos para recuperar la inversión (i.e. para poder minimizar el número de años de exposición frente a tanta agresión).

Es sabido que, es de la naturaleza del populismo que, con él, sufran más, precisamente, aquellos a quienes se ha prometido favorecer, los trabajadores. La razón es muy sencilla: el trabajo, a diferencia del capital, no puede huir al exterior con facilidad y, por ende, escapar a las leyes, ataques y agresiones.

No voy a analizar aquí los detalles de la LOTTT, pues ya otros lo han hecho, y muy bien. Pero, sí, deseo dejar un par de reflexiones. Primeramente que, la distribución del ingreso, tal y como hemos dicho antes, no la determina un decreto, sino el grado de competencia, precisamente, aquello que tanto ha caído últimamente en Venezuela (e.g. según el INE, el número de empleadores disminuyó del año 2001 al año 2011 alrededor de un 25%). Y, segundo que, el poder de compra del salario respecto al producto nacional (i.e. el bienestar general) depende en última instancia de la evolución de la productividad (i.e. del nivel de producto por trabajador).

Cualquier aumento en costo que se produzca debido a la LOTTT implicará, necesariamente, un incremento general del nivel de precios: pensar que esos costos los pagará la empresa privada es pensar, inocentemente, que la Ley podrá afectar la distribución del producto social. La razón: la ganancia es tan importante como el salario; sin la ganancia el producto desaparece, al desaparecer la inversión (i.e. la producción), exactamente, de la misma forma que lo hace si desaparece el salario (i.e. el consumo).

Ángel García Banchs

PhD en Economía Política

Profesor del CENDES y FACES/UCV

Director de Econométrica

opinion@angelgarciabanchs.com

@garciabanchs