Pdvsa cerrará tres de sus cuatro refinerías por escasez de crudo y falta de personal
Lo último

Pdvsa cerrará tres de sus cuatro refinerías por escasez de crudo y falta de personal

Refinería.jpg

Petróleos de Venezuela planea cerrar en las próximas semanas tres de sus cuatro grandes refinerías de manera indefinida debido a la escasez de crudo para procesar y por la falta de personal que opere las plantas, aseguraron sindicalistas.

Las refinerías de Pdvsa se han visto afectadas principalmente por el declive en la producción petrolera de Venezuela, que ha dejado a esas unidades sin suficiente crudo para procesar los combustibles que demandan el mercado interno y los clientes internacionales.

La red de refinación de la industria prevé procesar 701.000 bpd de crudo venezolano e importarlo el mes próximo, un volumen ligeramente superior al promedio del año pasado de 660.000 bpd, según indicó el informe de la firma.

El consumo de combustible del mercado interno venezolano, que superó los 700.000 bpd hace una década, ha disminuido tras cinco años de recesión económica y Pdvsa estima que el mercado interno consumirá cerca de 425.000 bpd en marzo.

No obstante, debido al bajo nivel de refinación de las unidades de Pdvsa y los compromisos de pago con petróleo por préstamos que acordó la compañía, la estatal calcula que necesita importar 293.200 bpd de productos, diluyentes y crudo en marzo, agregó el reporte.

Por otra parte, el directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela, Iván Freites, dijo que la refinería Cardón, estado Falcón, solo se usaría para la producción de lubricantes y como parte de la logística de la empresa estatal para el suministro de combustibles al mercado. Tiene una capacidad total de 310.000 barriles por día; mientras que las otras dos refinadoras, Puerto La Cruz y El Palito, pueden producir 187.000 y 145.000 barriles al día.

Freites agregó que las empresas Rosneft de Rusia y Petrochina decidieron retirarse del proyecto con el que iban a operar en refinerías del centro de Paraguaná, y asumir las inversiones para hacer conversiones profundas en las plantas, principalmente en la producción de combustible automotriz. Rosneft iba a manejar la refinería de Amuay con una capacidad de 650.000 barriles diarios y Petrochina en Cardón, cuya capacidad es de 310.000 barriles por día.

“Ese acuerdo no prosperó porque esas refinerías están en un estado deplorable y se dieron cuenta de que las inversiones que tenían que hacer son sumamente elevadas”, dijo el sindicalista.

El retiro sucede a pesar de que estaban adelantadas las negociaciones para la firma de los contratos de arrendamiento a tiempo determinado (por 10 años) entre Pdvsa y las firmas extranjeras. El año pasado dirigentes sindicales señalaron que ese tipo de contrato de servicio no lo establece la Ley Orgánica de Hidrocarburos, por lo que irrespeta el marco legal del país.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios