Técnicos del BCV preocupados por credibilidad de los datos económicos oficiales

Técnicos del BCV preocupados por credibilidad de los datos económicos oficiales

BCV2.jpg

BCV2

 

En una nuevo comunicado a la redacción de lapatilla.com, técnicos del Banco Central de Venezuela (BCV) alertan sobre le peligro que se cierne en la  veracidad del  Índice Nacional de Precios al Consumidor cuando los comercios proveedores de la información base para su cálculo se quejan que no ven la utilidad de aportar estos datos “cuando el BCV ha optado por no publicar los indicadores de precios”.

El comunicado denuncia que en el BCV se plantea “agrupar toda la información del primer semestre y publicarla en un solo acto”, sin dar todos lo detalles necesarios. Ante esta posibilidad, los trabajadores le piden a los directivos que cumplan con la ley y publiquen los datos. “El país invierte mucho dinero en producir estadísticas como un servicio púbico”, sentencian.

Los técnicos la de entidad financieras no han sido los únicos en pronunciarse en torno a la falta de datos oficiales. Ya  un grupo de de 33 profesionales de las ciencias económica publicaron un documento donde exigen al Banco Central, el Ministerio de Finanzas y el Instituto Nacional de Estadísticas la publicación de cifras que inexplicablemente permanecen ocultas.

En ese momento explicaron que “de acuerdo con el Sistema de Divulgación de Datos de la Naciones Unidas, del cual Venezuela forma parte, y con base en la propia normativa interna del BCV, las cifras de inflación deben publicarse durante los próximos diez días continuos del mes siguiente al finalizado.”

“La falta de información impide la rendición de cuentas y es terreno fértil para la corrupción”, advierten los expertos.

Lea a continuación el comunicado de los técnicos del BCV:

Técnicos del Banco Central de Venezuela nos dirigimos de nuevo a la opinión pública para manifestar lo siguiente:

 

1.  El atraso en la publicación de las cifras, especialmente las de inflación, no solamente están afectando la ya deteriorada credibilidad del Directorio del BCV, sino también la de los proveedores de la información básica. Efectivamente, en los establecimientos comerciales que conforman la muestra que sirve de base para capturar la información primaria hay quejas por parte de las empresas porque no ven la utilidad que tiene seguir reportando datos cuando el BCV ha optado por no publicar los indicadores de precios, los cuales van para seis meses sin que los mismos sean del conocimiento de la opinión pública. Esta situación puede afectar la calidad de la información suministrada y también  puede influir sobre la veracidad del Índice Nacional de Precios al Consumidor.

2.  De esta manera, quienes suplen la información primaria para el cálculo del INPC no están viendo ningún incentivo para seguir haciéndolo y pueden optar por no dar información o darla de manera inadecuada.

3.  Pero lo más grave de todo, es lo que se ha planteado entre las altas autoridades del BCV, en el sentido de agrupar toda la información del primer semestre y publicarla en un solo acto, para que de esa manera no se aprecie en toda su magnitud los efectos nocivos que la inflación está causando en la economía nacional.

4.  Nuestro trabajo acaba con la estimación de los indicadores económicos y es deber del Directorio del BCV su publicación, conforme a la ley. Lo único que exigimos es que las autoridades del BCV cumplan con la ley que rige al ente emisor.

5.  Una vez más queremos decirle a la opinión pública que el BCV presta un servicio al país y que todo su personal, independiente de su credo político, está al servicio de la institución, haciendo su mejor esfuerza por compilar y procesar la información con las mejores técnicas conocidas. Quienes están de espaldas al país son unas autoridades ineptas, sin conocimientos probados en materia estadística, económica y financiera y que además están escondiendo datos fundamentales para el análisis económico. El país invierte mucho dinero en producir estadísticas como un servicio púbico y éstas se las han apropiado unas autoridades incapaces.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios