Deshecho en Socialismo: El desplome de las empresas básicas de Guayana - Runrun
Deshecho en Socialismo: El desplome de las empresas básicas de Guayana

Sidor cabilla

Desde el Gobierno nacional se repite que el modelo levantado en los últimos años es “exitoso”. Al capitalismo y a la “guerra económica” se le atribuyen la inflación o la escasez, obviando que el Estado acumula empresas en casi todas las áreas de la economía.

El año pasado el entonces ministro de Industrias, Wilmer Barrientos, lanzó algunas advertencias apenas asumió el cargo. Dijo que las compañías en manos del Estado no debían ser “roja-rojitas”, en alusión a las pérdidas financieras, y que “no es sostenible un modelo en el que se deban inyectar recursos permanentemente a esas empresas”.

Barrientos duró poco en el cargo y fue relevado por José David Cabello. Pero ¿qué pasa realmente en las empresas estatales? Las cifras, contenidas en la Memoria y Cuenta del ministerio de Industrias, confirman que buena parte de las compañías adscritas a ese despacho trabajan al mínimo, están plagadas de problemas y mientras la producción se derrumba, se abultan las nóminas de trabajadores.

Han pasado varios años desde que el Gobierno popularizó el eslogan “Hecho en Socialismo”. A juzgar por los resultados hoy esa marca pudiera ser: “Deshecho en Socialismo”. En esta entrega analizamos la realidad de algunas de las empresas básicas de Guayana.

Empresas en “rojo-rojito”

Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor)

En abril de 2008 Hugo Chávez ordenó nacionalizar a Sidor. “Vamos a transformar a Sidor en una empresa socialista”, exclamó Chávez tras firmar el decreto de nacionalización. En 2007, cuando aún estaba en manos del grupo Ternium Techint, la compañía produjo alrededor de 4,3 millones de toneladas de acero. ¿Qué ocurrió desde que es controlada por el Estado?

En 2014,  Sidor apenas produjo 1.039.675 toneladas de acero, cantidad que sólo representa el 22% de las 4.675.000 toneladas que pueden producirse anualmente. Ese rendimiento del año pasado es el más bajo desde la nacionalización.

captura sidor

Con las exportaciones ocurre lo mismo. En 2014 la empresa vendió al exterior productos por poco más de 20 millones de dólares, siendo la cifra más baja desde 2010. En 2011, por ejemplo, la compañía obtuvo por exportaciones poco más de 465 millones de dólares.

Pero mientras la producción y las exportaciones caen, la nómina de trabajadores no para de engordar. En 2010 Sidor contaba con 6.911 trabajadores, entre obreros y personal administrativo, pero en 2014 la nómina se elevó hasta 15.559 trabajadores, un incremento de 125% o poco más del doble.

 CVG Aluminios del Caroní (Alcasa)

La capacidad instalada de esta empresa para la producción de aluminio primario, lingotes, cilindros, laminados y extruidos es de 170 mil toneladas. Pero el año pasado la compañía apenas logró sacar 28.798 toneladas, cifra que sólo representa el 17% de su potencial.

Al detallar los resultados se observa que entre 2010 y 2014 la producción cayó 72,25% al descender de las 103.781 toneladas a las 28.798 toneladas en ese período.

captura alcasa

La baja producción impide a la empresa exportar y desde 2013 no tiene ventas al exterior. En 2010 las exportaciones fueron de 268 millones de dólares, pero en 2012 apenas llegaron a 1.009 dólares.

Aunque la producción acumula cinco años consecutivos de declive, la nómina de trabajadores se incrementa. En 2010 Alcasa contaba con 3.210 trabajadores, entre obreros y personal administrativo, pero al cierre del año pasado la plantilla llegó a 4.149  trabajadores.

“Las características estructurales del sector aluminio en pérdidas operativas recurrentes y altos pasivos laborales por retraso de aprobación de la convención colectiva originan déficit presupuestarios, los cuales fueron cubiertos con aportes del Estado, dándole prioridad a honrar los compromisos salariales de ajuste y bonificación por el retraso de la aprobación del mismo”, señala la Memoria y Cuenta de la empresa.

CVG Bauxilum

Esta compañía posee una capacidad para producir anualmente 2 millones de toneladas de alúmina. En 2014 la producción fue de 660.195 toneladas, un 33% de la capacidad instalada. El rendimiento del año pasado es el segundo más bajo desde 2010, cuando se produjeron 1.243.910 toneladas.

bauxilum

Pese a los malos resultados, la nómina también crece. En 2010 Bauxilum tenía 2.963 trabajadores, pero ese número creció hasta 3.197 personas en 2014, entre obreros y personal administrativo.

La lista de obstáculos que reconoce la compañía es larga: “equipos fuera de servicio como consecuencia de la falta de repuestos”, “retraso en la entrega de repuestos e insumos nacionales e internacionales”, “baja disponibilidad financiera por déficit recurrente en el flujo de caja anual de la empresa” y el “incremento de los costos operativos por mayor gasto de personal” son algunos de los que se mencionan en la Memoria y Cuenta.

CVG Carbones del Orinoco (Carbonorca)

En 2014 la producción de la empresa fue de 35.766 toneladas, un 18% de su capacidad, estimada en 195.000 toneladas. El comportamiento registrado el año pasado es el peor desde 2010, cuando hubo una producción de 73.294 toneladas.

carbonorca 1

La nómina de trabajadores ha ido en dirección contraria al de la producción. En 2010 la compañía tenía 640 trabajadores y al término de 2014 subió hasta 756 trabajadores, un incremento de 18%.

Carbonorca reconoce varios obstáculos en su gestión: “fallas en el suministro oportuno de materias primas negras (coque de petróleo, brea de alquitrán y cabo)”, “fallas recurrentes de equipos productivos de molienda y compactación”, “deterioro considerable de un importante número de secciones de hornos de cocción”, “limitaciones en el flujo de caja” que la obligan a “solicitar al Gobierno financiamiento para el sostenimiento de las operaciones”, un “precio de venta del producto por debajo de los costos de producción” y “falta de pago oportuno de la facturación por parte de nuestro único cliente, CVG Alcasa”.

CVG Industria Venezolana del Aluminio (Venalum)

En 2014 la empresa produjo 109.536 toneladas de aluminio primario, rendimiento que apenas equivale al 25% de su capacidad instalada, calculada en 430.000 toneladas.

Esa producción del año pasado es la más baja desde 2010. Entre ese año y 2014 el rendimiento de la compañía descendió 57,5% al pasar de 258.233 toneladas a las casi 110 mil toneladas del año pasado.

venalum

Las exportaciones también se han desplomado. Entre 2010 y 2014 pasaron de casi 252 millones de dólares a 72.753.334 dólares, lo que supone un retroceso de 71%. “Los ingresos por ventas al exterior son insuficientes para cubrir los compromisos en divisas”, reconoce la compañía.

La producción cae pero la nómina crece. Al cierre de 2014 Venalum tenía 5.861 trabajadores, entre obreros y personal administrativo, cifra que supone una expansión de 32,8% con respecto a los 4.413 trabajadores que había en 2010.

“Baja utilización de la capacidad instalada”, “bajos niveles de inventarios, materia prima, insumos y repuestos” son otras de las dificultades que tuvo Venalum en 2014.

CVG Ferrominera Orinoco (FMO)

En 2014 el rendimiento de FMO fue discreto tanto en la producción de mineral de hierro como en la de pellas. En mineral de hierro el resultado fue de 11.008.353 toneladas, esto es, el 48% de la capacidad instalada, que asciende a 23 millones de toneladas. Aunque ese resultado fue mejor que el de 2013, es el segundo más bajo desde 2010.

En el caso de la producción de pellas el rendimiento del año pasado apenas fue de 19.670 toneladas, el 1% de las 3.300.000 toneladas que puede producir la compañía anualmente. En este rubro el resultado del año pasado es el más bajo desde 2010.

captura FMO

“En 2014 ocurrió una significativa caída de la producción de las plantas briqueteras y del hierro reducido, superior al 61% con respecto al 2013, debido principalmente a la falta de materia prima pellas”, se lee en el informe de gestión.

Pese a los malos resultados, la nómina de FMO no para de crecer. En 2010 la empresa tenía 6.514, entre obreros y personal administrativo, pero en 2014 cerró con 7.582 trabajadores, 1.068 personas más.

Otro de los obstáculos que se menciona en la Memoria y Cuenta es la “baja ejecución de inversiones, incluyendo, entre otras, las relativas a la vía férrea, que impidieron el transporte de 300 mil toneladas”.