El Petro y los cuentos de la cripto - Runrun
Katherine Pennacchio Jun 04, 2019 | Actualizado hace 3 semanas
El Petro y los cuentos de la cripto
Una página para la compra de productos a través del Petro que quedó en promesas, una aplicación para dispositivos móviles que no se puede descargar, confusas alternativas y cambios de seña recurrentes han caracterizado la entrada del Petro al mercado . Sin embargo, en los últimos meses, la llegada de casas de cambio e iniciativas de la propia comunidad online han permitido tener luces sobre cómo el Petro puede ser intercambiable y su posible rol en un mercado sin Visa, Mastercard o Maestro, tal y como será en 2020 en Venezuela

“Queremos dinamizar El Petro y crear una alternativa incluyente”, fue la frase que más se repitió en la rueda de prensa que la Asociación de Empresarios y Emprendedores Promotores del Petro (Empropetro) realizó con motivo del “lanzamiento” de la tienda virtual venezolana Tupetrotienda.com, en diciembre de 2018.

En pleno centro de Caracas, en La Casa de las Primeras Letras “Simón Rodríguez”, perteneciente a la Alcaldía de la capital e inaugurado en 2013 por Nicolás Maduro, con más de dos horas de retraso se llevó a cabo esta rueda de prensa. En el evento transmitieron vídeos en los que se aseguraba que Tupetrotienda.com se convertiría, en marzo de 2019, en un catalizador de la economía venezolana, contribuiría con la “gente de a pie” evitando el bachaqueo e incentivando el comercio justo.

Al momento de escribir esta nota, en junio de 2019, al intentar ingresar al portal que prometía ser el próximo Amazon venezolano la respuesta es: “No se puede acceder a este sitio”. Ya no aparece la cuenta regresiva del lanzamiento ni el mensaje de  “próximamente en línea”.

“El portal nace en respuesta al llamado constante del presidente Nicolás Maduro donde convoca a empresarios a unirse a la tecnología blockchain y al uso de la criptomoneda, en especial la nuestra, el petro”, expresó Francisco Zapata, presidente de Empropetro, en una entrevista a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) durante el lanzamiento de Tupetrotienda.com que en realidad nunca ocurrió.

 

 

El nacimiento de la iniciativa fue ampliamente promocionado por los medios oficiales. Sin embargo, el dominio de la página web de Empropetro se encuentra vencido y en Twitter sus publicaciones promocionando talleres sobre la tecnología Blockchain, criptomoneda y los aspectos jurídicos del petro han disminuido.

Para ese momento, los organizadores aseguraban que más de 500 emprendedores se habían registrado en su página para vender “fororo, harina de maíz precocida e instrumentos musicales”. Aún no estaba claro cómo el Petro podía intercambiarse por lo que pensaban tener plataformas de pago en otras criptomonedas y en bolívares.

 

 

 

Una criptomoneda que no es criptomoneda

“Ha nacido el Petro, hoy se inicia formal y oficialmente la preventa del Petro venezolano. Venezuela se coloca en la vanguardia de los tiempos futuros. Hoy pasará a ser un día de historia. Es el primer Estado, la primera nación que lanza su criptomoneda, respaldada en sus reservas y riquezas naturales”, decía el 20 de febrero de 2018  Tareck El Aissami, vicepresidente del área económica de Venezuela y quien en un principio impulsaba la moneda virtual constantemente en sus redes sociales.

Durante el lanzamiento del Petro, su precio fue fijado con base a una cotización de 60 dólares por barril de petróleo. Sin embargo, se desconoce la tasa de cambio que se tomó como referencia para establecer el precio en bolivares ya que se ubicó, en ese momento, en 3.600.  

El 30 de noviembre de 2018, el precio del Petro aumentó a 9 mil bolívares soberanos. Según Nicolás Maduro, el aumento se debió a “las variables económicas de estos días y como factor de corrección”. Apenas dos meses después, en enero de 2019, el aumento del salario mínimo de 4.500 a 18.000 bolívares posicionó el Petro en un valor de 36 mil bolívares.

El 26 de abril  2019, el Banco Central de Venezuela (BCV) subió el precio nuevamente del petro a 80.000 bolívares, sin dar razones de la decisión. Hasta el momento es el precio que se mantiene. El valor del Petro ha incrementado en 2122% en poco más de un año.

Estos cambios a dedo y la centralización por parte del Estado ha sido la razón principal por la que expertos en cripto activos aseguran que el Petro es simplemente un “token”, una ficha o unidad de cuenta, y no una criptomoneda. Además de no cumplir con los estándares a nivel tecnológico.

Una App que no es App

Tupetrotienda.com no es el único proyecto relacionado al Petro que ha tenido dificultades. El 15 de octubre de 2018, Google bloqueó a los “wallets” o billeteras para transar con el token. “Informamos que hemos sustituido temporalmente las wallets para que se haga la descarga desde la página http://petro.gov.ve”, dijo en su momento Tareck El Aissami.

“Todos los usuarios que vayan a transar en petros solo deben tener internet y el acceso a esta página. Desde este lunes (29 de octubre de 2018) se realizará la primera entrega de petros y la certificación de los compradores”, dijo El Aissami.

A partir de allí, surgieron confusas alternativas para la compra e intercambio de Petro. En noviembre de 2018, la Plataforma Patria habilitó la opción que permitía el ahorro en Petros y en diciembre del mismo año 4 millones 300 mil pensionados recibieron el tercer mes de aguinaldos en la criptomoneda anclada en el barril de Petróleo, según informara YVKE Mundial.

Más de ocho pasos debían seguir las personas de tercera edad dentro del monedero virtual de la plataforma Patria, que forma parte de la identificación y mecanismo de control social conocido como el Carnet de la Patria, para poder cambiar a bolívares ese mes de aguinaldo ofrecido en Petro.

Además, las vallas de la ciudad de Caracas comenzaron a llenarse con publicidad de las casas de cambio aprobadas por la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip) para la adquisición e intercambio de Petro.

Cave Blockchain, Bancar, Cryptia, Amberes Coin, Afx Trade y Criptolago fueron las beneficiadas. Actualmente salió de la lista la primera y se agregaron dos como casas autorizadas: CryptoEx y Criptomundo. Estas casas de cambio están permitiendo solo el cambio del Petro a la conocida criptomoneda Bitcoin y viceversa.

No permiten la compra de Petro directamente en bolívares y aplican porcentajes elevados en relación a casas de cambio internacionales.  

Así mismo el oficialismo ha impuesto el Petro como unidad de medida para mostrar saldos bancarios, indicar precios de productos y servicios.  Inclusive por decreto se fijó el salario mínimo en 0.5 PTR.

La última iniciativa ha sido poner en operatividad una nueva versión de la PetroApp, el pasado lunes 13 de mayo de 2019, que sólo funciona en una computadora de escritorio o en su versión responsive, es decir, adaptado a móviles.  No se puede descargar en celulares ni agregarlo a la lista de aplicaciones. En octubre de 2018, El Aissami denunció que Google bloquea a las billeteras para transar con el Petro como parte de las sanciones de los Estados Unidos a Venezuela.

Según nota de prensa publicada por la Sunacrip el día del lanzamiento, el Petro App tiene como funciones principales cambiar “a Petros tus Bitcoins, Litecoins y Dash, paga servicios con Petros, transfiere tus criptomonedas entre wallets de la PetroApp o de las otras criptos”. Sin embargo, al intentar entrar en la aplicación surgen errores impidiendo el uso, como la solicitud de un código de doble verificación que nunca se puede crear durante el registro. Las redes sociales están llenas de críticas y quejas de usuarios a quienes se les dificulta hacer uso de la “app”.

 

A falta de pan

Algunos expertos aseguran que las criptomonedas pueden ser una alternativa de pago cuando las operaciones con tarjetas de débito y crédito con dependencia de las marcas Visa, MasterCard y Maestro cesen en el país, después de la solicitud que hiciera El Banco Central de Venezuela y la Superintendencia de Bancos obligando al sistema financiero a desarrollar una red doméstica de procesamiento de transacciones a partir del 30 de noviembre de 2019. Sin embargo, la mayoría lo ve como una posibilidad lejana.

“Son muy bajas las posibilidades de que las criptomonedas se conviertan en la alternativa de pago. Es un nicho muy específico. No hay un uso comercial en el país, a pesar que los números digan que es el tercer país que más comercia con criptomonedas a nivel mundial. El uso se basa más en traslado de capital, para sacar dinero del país, trading y como ahorro”, explica Jaime Sandoval, asesor sobre criptomonedas y tecnología blockchain.

Que las criptomonedas se conviertan en alternativa de pago requiere también un uso masivo de teléfonos inteligentes y buena conexión a Internet, que ambas son débiles en el país. Pero hay quienes aún apuestan por las criptomonedas y específicamente en el Petro.

“Bienvenido a Petroshop Venezuela. Compra y vende lo que quieras, publica gratis en el grupo y en nuestro instagram. Al comprar evita estafas utilizando Petro Pago Seguro (PPS)… No se permiten campañas contra el Petro, #AquiNoSeHablaMalDelPetro, sólo críticas constructivas, impulsemos al Petro”; es el mensaje de bienvenida que reciben los que se unen en Telegram al grupo PetroShop Venezuela que suma más de 523 miembros actualmente.

PetroShop Venezuela no es una plataforma oficial ni cuenta con la aprobación de Sunacrip para su funcionamiento. Sin embargo, es la única iniciativa de su tipo funcionando. El administrador del grupo en Telegram, y de las redes sociales, sirve de intermediario cuando dos personas quieren realizar una transacción en Petro. Alguien pone en venta un producto enviando fotos, descripción y precio. El posible comprador se comunica directamente con el administrador a través de la publicación, confirma la compra y envía los petros a la billetera virtual de PetroShop.

Una vez el vendedor envía el producto y el comprador asegura su recepción, el intermediario envía el dinero al vendedor. “Una buena iniciativa para aprender de criptomonedas en especial del Petro, el grupo es muy pedagógico, cualquier persona tiene la amabilidad de responder a cualquier pregunta. Además es un medio de compra o venta de cualquier artículo. El administrador del grupo es el intermediario, todas las transacciones han sido 100% efectivas y transparentes. Lo recomiendo”, dice Ángel Ruzza, usuario del grupo en Telegram.

El Amazon venezolano que tanto prometía el Gobierno terminó creándose instintivamente por la propia comunidad de entusiastas de las criptomonedas sin necesidad de grandes promociones, vídeos ni ruedas de prensa.