Toma de rehén en Bélgica era una farsa
Lo último

Toma de rehén en Bélgica era una farsa

rehen-647x397.jpg

rehen

La Fiscalía de Gante (Bélgica) reveló este lunes que la toma de un rehén, que implicó un importante despliegue policial en la localidad, era finalmente una farsa.

Producto de este hecho, un hombre de 18 años, que residía irregularmente en el país, fue detenido e interrogado por el ente persecutor que concluyó que no hubo ningún secuestro. Los servicios de policía ya lo conocían por asuntos relacionados con estupefacientes.

El joven, que se enfrenta a dos años de prisión y a una multa, así como a un posible abono de los costos de la operación policial, dio la alerta al afirmar que “vio a cuatro personas con fusiles Kalashnikov tomando como rehén a su amigo”.

“A las 08:30 (02:30 en Chile), un hombre entró en la tienda. Dijo: ‘Llamad a la policía, hay cuatro personas en mi apartamento, pusieron un revólver en mi cabeza y mi compañero está todavía allí, está dormido'”, explicó Carine Malfait.

La policía desplegó importantes efectivos e irrumpió a mediodía en el departamento, donde en principio se encontraban los secuestradores y el rehén, tras acordonar todo el barrio.

Pero la quincena de miembros de las fuerzas especiales de la policía no encontraron en el inmueble “ningún Kalashnikov, ni personas armadas”, explicó la portavoz de la fiscalía de Gante, Annemie Serlippens.

Y la “presunta víctima” niega haber sido tomada como rehén, añadió.

La portavoz explicó que los tres hombres, de cuya detención informaron los medios, no están acusados de nada. “Es gente que vive aquí y que nada tiene que ver con los hechos”, precisó.

“No hay indicios de que esto tenga relación con el terrorismo, el Estado Islámico o con lo que pasa en este momento en Sydney”, había indicado anteriormente Serlippens. Las autoridades intentan esclarecer si el hombre estaba drogado o bebido, cuando pidió ayuda, explicó la portavoz de la fiscalía.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios