Caso en Iguala provoca reforma judicial en México

Caso en Iguala provoca reforma judicial en México

Mexico-647x397.jpg

Mexico

 

En la trágica noche del 26 de septiembre, en la que desaparecieron 43 estudiantes, algo en México cambió: dos meses después, la indignación no cede en las calles y el gobierno se ve obligado a dar un golpe de timón para enfrentar la impunidad y corrupción.

El presidente Enrique Peña Nieto, en su peor crisis en dos años en el poder, anunciará mañana reformas en la justicia y la creación de una policía única que controle a las policías municipales, infiltradas por el crimen organizado.

“Se deben tomar decisiones donde hay debilidades del Estado mexicano”, adelantó el ministro de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong.

El plan, para cuya ejecución se creará una comisión de todos los poderes del Estado, establecerá filtros para detectar funcionarios en el crimen organizado y reformas legales anticorrupción, que han estado durmiendo en el Congreso.

“Veremos qué profundidad tendrán esas medidas. Hasta ahora, el presidente no ha tenido una respuesta coherente a la crisis y tiene que dar una válvula de escape, ocuparse de lo que no había atendido: la corrupción y la violencia”, declaró el experto en seguridad Alejandro Hope.

La desaparición de los estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa desnudó la colusión de autoridades y narcotráfico.Enrique Los jóvenes fueron atacados a tiros en la ciudad de Iguala, estado de Guerrero, por policías corruptos bajo órdenes del alcalde vinculado con el cartel Guerreros Unidos.

En tanto, el equipo argentino de Antropología Forense, que participa en las investigaciones a pedido de familiares de los desaparecidos, identificaron los restos de tres personas hallados en fosas del sur de México, aunque ninguno corresponde a alguno de los 43 estudiantes.

El equipo forense no informó la identidad de esas personas y solo mencionó que desaparecieron en los últimos meses en Iguala.

 

Proceso
Investigación

Versión de detenidos
Agentes y sicarios detenidos han declarado que los estudiantes fueron entregados a miembros del grupo del narcotráfico Guerreros Unidos, quienes los habrían asesinado y quemado en un basurero de Cocula, cercano a Iguala.

Restos en análisis
Los restos encontrados en el basurero de Cocula y en un río cercano fueron enviados a la Universidad de Innsbruck en Austria, por recomendación de los forenses argentinos, al tener uno de los laboratorios con mayor capacidad y experiencia reconocida a nivel mundial.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios