La VI Cumbre de las Américas y el tema del narcotráfico por Leopoldo Colmenares - Runrun

La VI Cumbre de las Américas y el tema del narcotráfico por Leopoldo Colmenares

Narcotrafico-647x431.jpg

Tras el fin de la guerra fría, el ambiente de Seguridad hemisférico dio un importante vuelco, manifestado fundamentalmente en el hecho de que la mayoría de los países de la región asignaron una mayor importancia a la amenaza que representan los actores no estatales para la estabilidad y gobernabilidad de los Estados.

Por ejemplo, en la VII Conferencia de Ministros de Defensa de la región del año 2006, hubo consenso en que la principal amenaza para todas las subregiones del hemisferio (Andina, Caribe, Cono Sur y Centroamericana) estaba representado por los traficantes de drogas.

Siendo por lo tanto el narcotráfico el principal desafío a la Seguridad regional, el tema ha sido debatido en diversos foros internacionales, obteniéndose, si se quiere, muy pocos logros en lo que se refiere a la formulación de políticas conjuntas y de acciones coordinadas por los gobiernos para el combate de este ilícito transnacional.

La VI Cumbre de las Américas, una vez más, presenta la oportunidad para que los Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembros del hemisferio, discutan y lleguen a importantes consensos sobre las acciones conjuntas que deben tomarse sobre el tema del narcotráfico.

No obstante, desafortunadamente, pareciera que la discusión se dará en el plano del debate retórico del prohibicionismo del consumo de drogas alucinógenas contra su legalización, posturas que llevan al debate más bien hacia consideraciones éticas y filosóficas, que poco contribuyen al combate de este flagelo, que enluta a miles de familias latinoamericanas todos los años.

La posición del Presidente Santos de discutir la posibilidad de legalizar esta clase de narcóticos, se materializó cuando anunció que prepara una metodología para abordar el tema en la VI Cumbre de las Américas. Esta postura tendría el apoyo de varios países Centroamericanos, encabezados por Guatemala, que concurrirían a la cita hemisférica con un posicionamiento conjunto sobre el tema.

Si bien existen voces muy calificadas que llaman hacia la despenalización del consumo de drogas como una manera de disminuir la violencia asociada a todo su proceso de producción y comercialización, sus promotores fallan al no presentar, como mínimo, algún estudio del impacto a la salud pública que tal despenalización traería.

La postura del gobierno norteamericano de oponerse rotundamente a esta iniciativa hace prever que se perderá una oportunidad de oro para que los gobiernos de la región tomen medidas conjuntas y efectivas contras los actores del crimen organizado transnacional, que cada vez más socavan la estabilidad de los países más pequeños del hemisferio.

@leopoldocolmena

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios