Decretan toque de queda en Túnez por atentado terrorista

Decretan toque de queda en Túnez por atentado terrorista

atentadotunez.jpg

atentadotunez

 

El presidente tunecino Beji Caid Essebsi decretó estado de emergencia en el país y toque de queda en la capital y sus suburbios, tras el atentado contra un autobús de la seguridad presidencial que dejó al menos 15 muertos.

Una explosión el martes en un autobús que transportaba a miembros de la guardia presidencial en la capital del país mató a por lo menos 12 personas e hirió a más de una docena en lo que el Ministerio del Interior calificó como un “acto terrorista”.

La explosión en una avenida bordeada por árboles en el centro de la capital tunecina es un nuevo golpe a un país que ha luchado en contra de la violencia de los extremistas islámicos. Dos ataques a inicios de este año mataron a 60 personas, devastaron la industria del turismo y cimbraron la joven democracia del país.

La policía se desplegó por todo el centro de Túnez tras la explosión y las ambulancias llegaron al lugar para evacuar a heridos y muertos. El primer ministro, Habib Essid, y el ministro del Interior, Najem Gharsalli, visitaron el sitio del ataque luego de que éste fue acordonado por la policía.

El portavoz del ministerio del Interior, Walid Louguini, declaró a The Associated Press que al menos 12 personas murieron y 16 heridas en lo que el gobierno considera un “acto terrorista”. El presidente Beji Caid Essebsi no estaba en el autobús en ese momento. Sus guardias presidenciales son una fuerza de seguridad de élite que sólo protege al presidente.

El testigo Bassem Trifi, un abogado de derechos humanos, afirmó que la explosión impactó el lado del conductor del autobús, describiendo una “escena catastrófica”. “Vi al menos cinco muertos en el suelo”, comentó a la AP. “No fue una explosión ordinaria”.

El ataque llega días después de que las autoridades sin dar explicación incrementaron el nivel de seguridad en la capital y desplegaron gran número de agentes y policías. La embajada francesa en este antiguo territorio francés también fue puesta bajo severa protección en días recientes, luego de los ataques de París.

A inicios de este mes, las autoridades tunecinas anunciaron el desmantelamiento de una célula que se dijo había planeado ataques a estaciones de policía y hoteles en la ciudad costera de Sousse, unos 150 kilómetros (95 millas) al sureste de Túnez. Sousse fue uno de los blancos en los ataques a inicios de este año.

La industria turística de Túnez ha sido duramente golpeada este año después de los ataques. Tiroteos en un hotel de lujo de una playa de Sousse en junio pasado mataron a 38 personas, la mayoría turistas, mientras que en marzo un ataque de extremistas islámicos en el afamado museo tunecino del Bardo cercano a la capital mató a 22 personas.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, visitando Túnez a principios de este mes, se comprometió a ampliar el apoyo económico y de seguridad para Túnez, cuyo levantamiento popular provocó la Primavera Árabe en el 2011.

Kerry dijo que Estados Unidos y Túnez empezarían pronto las negociaciones sobre una importante garantía de préstamos y estuvieron discutiendo la ampliación de la cooperación militar, incluyendo compartir datos y el uso de drones para recolectar información sobre posibles amenazas. Se espera que un equipo militar estadounidense a finales de noviembre comience con esas conversaciones en Túnez.

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios