Universidades de Lara sin presupuesto para mantenimiento - Runrun
Universidades de Lara sin presupuesto para mantenimiento
Los recursos solo alcanzan para cancelar sueldos y salarios y algunos servicios básicos como agua, luz e internet

Universidades de Lara tienen un vacío en la asignación de presupuesto desde hace más de cuatro años, lo que impide la inversión en la infraestructura y a su vez da rienda suelta al deteriorode las casas de estudios, golpeadas además por el abandono obligado debido a la cuarentena. Autoridades, docentes y estudiantes temen un colapso total de las sedes.

Rectores de la UCLA, UPEL y Unexpo detallan que de los recursos que les son asignados, solo alcanza para cancelar sueldos y salarios y algunos servicios básicos como agua, luz e internet, pero lo referente a mantenimiento de la infraestructura quedó en el olvido.

Techos con filtraciones, paredes agrietadas, baños clausurados y hasta paredes que por falta de mantenimiento se van derrumbando, son algunas de las consecuencias y pase de factura de la falta de presupuesto.

Rita Elena Añez, rectora de la Unexpo, señaló que hace dos años realizaron un inventario de las obras que requiere esa casa de estudios y el cual fue enviado a la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), pero hasta la fecha no han recibido una respuesta. “Desde el 2015 hemos enviado cinco presupuestos sobre la planta física, pero no hay asignaciones”, apuntó Añez.

Blanca Terán, presidenta de la Asociación de Profesores de la UPEL (Aproupel) comentó que las casas de estudios se han convertido en una institución solamente para “pagar nómina, porque el presupuesto para las demás necesidades, en especial la infraestructura, no han llegado”.

Añadió que la UPEL está muy golpeada porque desde el año 2007 aproximadamente comenzaron a limitar las asignaciones de recursos y con el pasar de los años lo que iba llegando cada vez era menos.

Una encuesta desarrollada por el Observatorio de Universidades (OBU), arrojó que el deterioro de las condiciones de trabajo es afectado por la infraestructura lo que a su vez incide de forma negativa en el proceso enseñanza aprendizaje. También destacó que solo el 35% de las universidades cuenta con iluminación, mientras que los baños que funcionan solo abarca el 31%.

Terán explicó que el presupuesto es tan limitado que ni siquiera pueden hacer mantenimientos de las diversas áreas internas de la universidad, pues los trabajadores no cuentan con las herramientas e insumos necesarios para labores. “La planta física de la UPEL es amplia y para eso se necesita presupuesto, pero lo que llega no alcanza”.

Se las ingenian

De acuerdo al OBU, estas carencias han sido denunciadas en un 60% por la población estudiantil, tanto así que a ellos mismos les ha tocado asumir responsabilidades que no les corresponden, como por ejemplo, meterle el pecho a labores de mantenimiento para que las casas de estudio no se continúen deteriorando.

Héctor Bogado, miembro del Movimiento Estudiantil de la Unexpo, dijo que las universidades firman convenios con empresas privadas para solventar el tema de la infraestructura que desde el 2016 no llega el presupuesto, pero aseguró que aun así eso no es suficiente, pues ellos estiman que no se cubre ni siquiera un 30% de las necesidades.

“Los techos de eléctrica, mecánica y metalúrgica son los más deteriorados, hay muchas filtraciones. Mientras que la sala de estudio no cuenta con iluminación” dijo Bogado.

En la UCLA, los estudiantes a pesar de la cuarentena social, han organizado jornadas de limpieza de algunos espacios para poder rescatarlos porque el abandono durante estos meses para el mantenimiento por parte del gobierno ha sido total.