Opinión archivos - Página 2 de 1451 - Runrun

Opinión

Creernos capaces, por Orlando Viera-Blanco*
Venezuela es energía, petróleo, oro, agua, ubicación. Pero nada es rentable como Estado forajido

 

@ovierablanco

En entrevista reciente que le hice al periodista Rafael Poleo, a la pregunta de cómo avizora un desenlace político en Venezuela, respondió con determinación: será mediante una negociación con el impulso de la comunidad internacional.

Nuestra experiencia como embajador confirma esa tesis. No son tiempos de resoluciones forzosas. Un mundo global viabiliza presiones políticas eficaces. El problema es que nos lo creamos…

Era un mundo unipolar

Cuba fue para EE. UU. una rémora. Épica, error e inocencia. Desde el hundimiento del acorazado Maine [1898], el protectorado -como respuesta al colonialismo peninsular- el advenimiento de la Guerra del Azúcar apadrinó una luna de miel entre el norte y la isla. Luego vino la ida, regreso y caída de Batista [y otros], hasta la llegada del Granma procedente del río Tuxpan/México con 82 imberbes de oliva [1956], entre ellos Fidel, Raúl, Camilo, Valdés y el Che. Fidel con 30 años, logra resistir en la Sierra Maestra y toma Santiago y luego la Habana.

La esperanza de una Cuba libre llega personificada en un joven barbudo revolucionario, a quien Eisenhower se niega recibir en Washington por ir a jugar golf, y en su nombre le atiende el joven Richard Nixon, futuro presidente de EE. UU. El resto es historia bizarra. Pasando por el pareo de Kennedy entre ignorar aquella caterva de jóvenes de formación cruzada entre jesuita, marxista, los siete sabios de Grecia, Maquiavelo o Rene Descartes o apoyar el exilio cubano hasta bahía de Cochinos.

La historia de Cuba y USA ha sido desfigurada en una guerra de David contra Goliat, en un mundo unipolar.

Hasta la crisis de los misiles de octubre [1962] donde un granjero de Kiev, Nikita Khrushchev, [URSS] de la mano de otro segador primario, pusieron al mundo al filo de la III guerra mundial. Una caja de pandora cuyos vaticinios aún pagamos de Tijuana a la Patagonia. 

Desde la entrevista que Fidel concedió al periodista Herbert Matthews del NY Times en Sierra Maestra (1957) donde apenas sobrevivieron 20 combatientes tras el desembarco del Granma, hasta las guerras civiles en Centroamérica o la alianza de la revolución cubana [1975] con el movimiento de liberación de Angola en el sureste africano, pocos atizaron el tendón de los tabacaleros del Caribe.

Desde México hasta la Chile de Allende [1973], pasando por el Bogotazo [1948], el asesinato de Eliecer Gaitán, seis décadas de violencia colombiana hasta nuestros días con el Foro de São Paulo o de Puebla, la revolución cubana ha sido el epicentro de sacudidas políticas que han fascinado a estadistas, dictadores, mentes y pueblos inocentes. El idealismo y la utopía comunista convertida en sinfonía de una copiosa y dura realidad… USA asumió un rol de vigilancia que no puso sus bardas en remojo aun viendo arder las de sus vecinos. Un mundo reducido a la guerra fría de persuasión agazapada.

Panamá fue otro tema unilateral. Un caudillo con peinilla en mano [Manuel Noriega] jugando a ser servidumbre de paso de armas, mercaderías y otras cosas más, “validó” la causa justa de Bush padre.  Los Balcanes [Guerra de Kosovo/1998] fue la respuesta de la OTAN a un hervidero de enfrentamientos sangrientos con rostro religioso, que amenazaba un quiebre europeo. El genocidio de Ruanda [1994] no fue detenido por los cascos azules, por sugerir “un elevado costo diplomático”, y lo ocurrido en Irak [2003], fue una respuesta única a las ignominias difusas que pedían la cabeza Sadam Huseín. Un mundo de un solo polo donde no existía el smartphone. Hoy somos billones de voces conectadas con la tecnología G5. El planeta impulsa la tercera ola con Venezuela, Cuba o Ucrania en el medio.

La realidad hoy es multipolar y viral. Venezuela no es Cuba. No por sus diferencias grupales, continentales, culturales, históricas o políticas. Venezuela es la puerta de entrada al hemisferio sur de la globalización del terrorismo, la violencia y la criminalidad. En un mundo más estrecho no puede ir por libre la somalización del continente. Bolivia, Argentina, Brasil y Chile saborean esos hilvanes. Venezuela no es la vieja Yugoslavia, ni Libia, Zimbabue, Ucrania o el Medio Oriente. En un sentido geopolítico, religioso y étnico, representamos otro interés colectivo, otro clima, interno y externo. Nuestra historia es otra. Nuestro mestizaje y referente eurocentrista/judeocristiano apela a una identidad más homogénea, más integrada.

Delegar es perder

Venezuela es energía, petróleo, oro, agua, ubicación. Pero nada es rentable como Estado forajido. Al decir de Samuel Huntington la “tercera ola de desestabilización”, pasará por la mediación de otras potencias como Brasil, Rusia, China o India. Venezuela no es un interés reservado a un país. Rusia tanto no puede apropiarse de Ucrania como Cuba o US no pueden hacerlo de Venezuela. Toca negociar.

Venezuela fue ejemplo republicano por décadas que contuvo en su momento la avanzada de Castro. Mientras la Escuela de las Américas fundada en Panamá sirvió de academia a militares como Videla, Banzer, Noriega o Roberto D´Aubuisson, en Venezuela tuvimos a Villalba, Betancourt, Gallegos, Leoni, Caldera, Ruiz Pineda o CAP, padres de la democracia. El rescate de la normalidad no será atípicamente gendarme. El tema es creer que somos capaces de participar en una dinámica civilista más allá de la cortina de las redes sociales. Lo contrario es delegar. Y delegar es perder. La negociación vendrá de afuera hacia adentro. Pero si adentro no nos creemos capaces de mover la aguja, pues el viento tampoco soplará…

* Embajador de Venezuela en Canadá.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

La digitalización de una economía sin efectivo, por Luis Oliveros

@luisoliveros13

En su mensaje a la nueva Asamblea Nacional, Nicolas Maduro le confesó al país la intención del Ejecutivo Nacional de “digitalizar la economía venezolana” en este año 2021. Anunció que están trabajando en facilitar el uso de medios de pago, en moneda nacional, para el transporte público y todos los comercios, a través de sistemas de pago que no necesitan conexión en línea.

A la primera semana del año 2021, la relación efectivo/liquidez monetaria se ubicaba en 2,18 %, nivel que no lo teníamos en Venezuela desde la segunda semana de septiembre de 2018, un mes después de la reconversión monetaria de ese año. En aquel momento, el indicador siguió creciendo hasta finales del año 2018 llegando a 10 %, luego se mantuvo entre 6 % y 8 % hasta mediados del 2020, cuando inició un declive sostenido. Si analizamos el comportamiento del indicador pre reconversión monetaria, nos encontraremos un nivel similar al actual 4 meses antes de la reconversión. Lo histórico en esta economía es que esa relación promedie el 10 %.

Si seguimos revisando los indicadores monetarios del cierre del año 2020, nos encontramos que el efectivo total de la economía venezolana representaba cerca de $11,8 millones, unos $0,45 por persona (ni medio dólar por cada venezolano). Mientras que la liquidez monetaria total era casi $585 millones (hace apenas tres años, era el triple) y $21 per cápita.

¿Cuándo fue la última vez que usted fue al banco a buscar bolívares en efectivo? ¿Qué adquirió usted con efectivo en los últimos meses?

Pareciera que, si el gobierno logra resolver el problema del pago del transporte público sin efectivo, buena parte del objetivo de digitalizar la economía venezolana (al menos la parte de la moneda nacional), sería alcanzado. Esta economía se acostumbró a funcionar sin efectivo (en moneda nacional).

¿Por qué esta economía no extraña el efectivo? Por la sencilla razón de que la hiperinflación borró el valor del efectivo. Venezuela recuperó 4 de los 5 ceros que se le quitaron a la moneda cuando la última reconversión; y antes del primer semestre de este año llegaríamos a ese quinto cero. No tiene sentido acumular efectivo, el billete de más alta denominación vale unos pocos centavos de dólar. 

La dolarización transaccional de la economía venezolana también ha contribuido a esa digitalización. Según palabras de Maduro, el 22 % de las operaciones comerciales en el país se realizan con divisas en efectivo; y según estudios de empresas privadas, 2/3 de los pagos que se hacen en el país se hacen con divisas.  

Esta onda “digitalizadora” podría estar inspirada en la inminente nueva reconversión, pero con la intención de no desperdiciar muchos recursos en adquirir mucho efectivo ante una inflación persistente (y alta).

Al final, el problema para Venezuela no es la digitalización o no de la economía; es acabar con la hiperinflación y generar crecimiento económico sostenido.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Condiciones rima con elecciones, por Julio Castillo Sagarzazu

@juliocasagar

Todos los demócratas queremos votar. Aun no aparece el mecanismo político que permita expresar la voluntad de una sociedad que no sea el que implica la consulta a los ciudadanos a través del voto. El principio de que la soberanía reside en el pueblo y que la ejerce a través del sufragio es de honda raigambre civilizatoria. No es (como ninguno) un mecanismo perfecto, como tampoco lo es la democracia; pero es el válido para tomar las grandes decisiones, como la de escoger a quienes van a gobernarnos.

Los venezolanos queremos votar (todas las encuestas lo indican) pero queremos que nuestro voto valga, sea respetado y que las condiciones para ejercerlo no lo hagan nugatorio e ineficaz (también lo dicen las encuestas). Aquí, como decían los abuelos, “es donde está mi Dios sentado”

Veamos por qué estas condiciones son indispensables y qué argumentos juegan para recuperar el valor del voto como arma de los hombres y mujeres libres para decidir:

 Primero

Todos nuestros aliados internacionales. Todas las organizaciones políticas que sostienen la alianza opositora, han planteado la necesidad de lograr condiciones para participar en los procesos electorales que se han convocado, incluso para los que se han convocado en inobservancia de la Constitución y las leyes: no ha sido, entonces, una posición ni exquisita ni caprichosa.

Solamente se han desmarcado de esta posición algunos dirigentes políticos que, reclamándose opositores, no han considerado necesario exigir estas condiciones para presentar sus candidaturas. Nos referimos a algunos muy importantes: excandidatos presidenciales y jefes de partidos históricos del país. En efecto, con todo su background a cuestas, ni Eduardo Fernández, Claudio Fermín, Henry Falcón, Felipe Mujica, un pastor con miles de seguidores y exchavistas que tuvieron importantes cargos, como el exalcalde Barreto, pudieron convencer a los venezolanos de que fueran a unas elecciones sin garantías. Los resultados del 6D están allí para demostrarlo. No creemos que esta tendencia se pueda cambiar en el corto plazo ni que haya otros liderazgos alternativos que puedan lograr lo que estos señores no pudieron.

 Segundo

Se suele decir que el último logro electoral, el del 2015 con la Asamblea Nacional, se consiguió con condiciones similares a las de hoy en día. Creemos que esta afirmación no es cierta. Mucha agua ha corrido bajo el puente. Nos limitaremos a señalar los siguientes hechos que hacen que no sea asimilable el ejemplo del 2015 porque las condiciones han variado sustancial y negativamente para las fuerzas democráticas. Síganos al siguiente párrafo donde trataremos de explicarlo.

No es cierto que el régimen se resignó y aceptó de buen grado su derrota, como debería haber ocurrido si Venezuela fuera una democracia. En efecto, a los pocos días el TSJ “anuló”, porque le dio la gana, la elección de los diputados de Amazonas para evitar los 2/3 que se habían logrado. A las pocas semanas declaró en desacato a la Asamblea Nacional, con lo cual, de un solo plumazo, acabó con la maravillosa victoria electoral.

Años después, con la ayuda de las bandas armadas paramilitares y la de Los Alacranes también despojó a la Asamblea de su sede. Meses atrás, había suspendido el presupuesto y los diputados y empleados dejaron de cobrar. Los servicios públicos del Capitolio fueron igualmente suspendidos. Como se nota, no aceptaron su derrota y se vengaron, como hacen los arbitrarios.

 Tercero

La cosa, no obstante, no se limitó a las agresiones a la AN. Poco a poco se fueron configurando reformas legales y se tomaron decisiones políticas para asegurarse de que nunca más la oposición pudiera vencerlos en unas elecciones. Se dijeron, como también nuestros abuelos decían: “perro macho lo castran una sola vez”. Así las cosas:

a) persiguieron e inhabilitaron a líderes políticos; confiscaron partidos políticos y les fueron entregadas estructuras, símbolos y tarjetas a Los Alacranes;

b) persiguieron y lograron el exilio al TSJ designado por la AN y boicotearon la designación de un CNE apegado a la ley;

c) reformaron inconstitucionalmente la ley para crear caprichosamente un mecanismo de elección y un número inflado de diputados que les garantizarían la mayoría aun teniendo menos votos.

 Cuarto

En lo directamente electoral se aseguraron de:

a) acabar con el equilibrio en la configuración de los centros y mesas de votación: mantienen el sorteo de los miembros de mesas, pero al no convocarlos a los cursos, los sustituyen (con ese argumento) 24 horas antes y designan a dirigentes oficialistas. Es decir, acabaron con la afirmación de que hay que tener gente en todas las mesas para evitar el fraude. Ahora TODOS son chavistas;

b) han logrado cambiar de centro de votación (24 horas antes) hasta el 15 % de los electores de los centros donde saben que han perdido siempre las elecciones;

c) crearon más de 600 centros de votación con una sola mesa que están en casas de partidos o locales donde solo pueden entrar ellos;

d) NUNCA han mostrado los cuadernos de votación para que se pueda confrontar la coincidencia, o no, con los votos emitidos.

e) no volvieron a permitir la presencia de público en los escrutinios y en las mesas donde se hace la verificación de votos depositados. Y las mesas donde se hace la auditoria de ley son escogidas ANTES de la votación y no de manera aleatoria, como dice la ley;

f) el Plan República ha desalojado masivamente a testigos opositores que insisten en señalar irregularidades,

g) el voto “asistido” es común en centros apartados;

h) como manejan información en tiempo real, a través, de las captahuellas, ordenan operaciones morrocoy en aquellos centros donde saben que están votando muchas personas de la lista Tascon.

A todo esto hay que agregarle el ventajismo institucionalizado, el uso de recursos del Estado, las amenazas, las presiones y la manipulación de la que hemos sido testigos y que existen desde que comenzó el experimento chavista en el país.

 Quinto

A pesar de todo esto, es  plausible y necesario que se desarrollen iniciativas que nos lleven a recuperar el valor del voto. Ahora bien, la posición que al final decida tomar la oposición democrática sobre este particular debe ser tomada en unidad y en un proceso en el que todos puedan opinar. No solo los partidos sino toda la sociedad civil organizada.

 Sexto

Ese debate deberá incluir cuáles son las CONDICIONES MÍNIMAS que se deben exigir para participar en los comicios y también, como es obvio, los mecanismos de escogencia de los candidatos que garanticen que se presente un candidato unitario.

Este es un debate en el que están interesadas las regiones obviamente, pero que debe resolverse nacionalmente. Sería una tragedia que cada estado tomara por su cuenta decisiones aisladas y desvinculadas del objetivo general de enmarcar esta lucha en la estrategia de salir de la pesadilla en la que vive todo el país.

Estos mecanismos se han puesto en movimiento en TODOS los compromisos electorales. En TODAS, ABSOLUTAMENTE EN TODAS, las elecciones regionales la oposición democrática ha conseguido caminos unitarios para escoger candidatos a gobernadores, alcaldes, legisladores y concejales. Un trabajo difícil, puesto que se trata de miles de cargos, pero –repetimos- siempre se ha resuelto unitariamente y con normas acordadas previamente. Esta no debería ser la excepción en caso de que se resuelva participar.

 Séptimo

Finalmente y no menos importante, hay que señalar que toda la comunidad internacional está conteste en ayudar a la sociedad venezolana a llegar a este objetivo. Lo sensato es que acompañemos este esfuerzo y pongamos de nuestra parte para que esta presión se alinee internacionalmente para lograr el objetivo de conseguir estas condiciones.

No podemos decirles a nuestros aliados, de la noche a la mañana, que hemos cambiado de opinión 15 días después de no participar en la farsa del 6 D por falta de condiciones; que ahora participaremos sin importarnos si esas condiciones cambian o no.

Condiciones rima con elecciones y la preceden. No por mucho madrugar va a amanecer más temprano. Sin tregua, pero sin pausa, debemos avanzar unidos y en orden para que este episodio de unas eventuales elecciones regionales nos ayude en el objetivo supremo de conquistar la libertad para Venezuela.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Elección de gobernadores: otra vez el dilema, por Eddie A. Ramírez S.

Este año habrá elección de gobernadores y nuevamente se desatará la polémica. ¿Debemos abstenernos o es preferible votar? Tema complejo. Hay argumentos válidos para apoyar cualquiera de las dos opciones. La posición válida de no votar en las presidenciales del 2018 y en las parlamentarias de pasado 6 de diciembre pareciera inclinar la balanza hacia la abstención. Hay que ser consistentes, dirán unos. Las circunstancias son diferentes, dirán otros.

Quienes prediquen que hay que votar serán tildados de colaboracionistas con el régimen. Quienes sostengan que no votar es la mejor opción serán señalados de no entender la situación política. Las redes echarán chispas. Cabe preguntar si es el momento oportuno.

 Presidenciales de 2013

En las presidenciales del 2013 acudimos a votar, a pesar de que era el mismo CNE que había cambiado anteriores resultados electorales. Ese organismo decidió que Maduro había ganado y, ante la protesta de Capriles, negó el derecho a revisar los cuadernos electorales. Lamentablemente, Capriles no pudo presentar todas las actas, punto importante que la oposición casi nunca ha cumplido por no contar con una buena organización. Ante esta situación, los partidarios del gobierno dirán que ganó Maduro y los opositores sostendremos que fue Capriles.

 Parlamentarias de 2015

En las parlamentarias del 2015, los opositores votamos y obtuvimos las dos terceras partes de los diputados, con el mismo CNE. Como era de esperar, el régimen desconoció a tres diputados e inventó una Asamblea Nacional Constituyente para anular la Asamblea legítima. A esa elección de la Constituyente la oposición se negó a participar con sobradas razones y la comunidad democrática internacional no la reconoció. La Asamblea Nacional tuvo el apoyo internacional y su presidente Guaidó fue reconocido como presidente (e) de la república.

 Elección de gobernadores, 2017

En octubre del 2017 hubo elección de gobernadores. La oposición participó, el régimen desconoció el triunfo de Andrés Velásquez, avalado con las actas, y solo ganamos cinco gobernaciones en medio de acusaciones de ventajismo. 

Violando la Constitución, el régimen los obligó a juramentarse ante la espuria Asamblea Constituyente. Juan Pablo Guanipa,  gobernador electo del Zulia, se negó y fue destituido arbitrariamente. A los otros cuatro gobernadores les impusieron un “Protector del Pueblo”.   

 2018 y 2020, el TSJ blinda la usurpación

El régimen adelantó la elección presidencial para mayo del 2018. Inhabilitó a los principales candidatos presidenciales y partidos políticos. Para la elección parlamentaria del pasado 6 de diciembre, el régimen usurpador compró a unos dirigentes de los principales partidos y el sumiso Tribunal Supremo de Justicia les otorgó manu militari las riendas de los mismos. La oposición no participó en ninguna de las dos farsas citadas. Y logró que la comunidad democrática internacional las desconociera.

La situación internacional ha enviado mensajes de que la solución a nuestra situación debe resolverse a través de negociaciones. Hay que agradecerle al presidente Trump el apoyo que dio a nuestra democracia; pero es evidente que en sus cuatro años en el poder nunca se planteó enviar una fuerza para sacar a Maduro. Biden, el nuevo presidente a partir de este miércoles, tampoco lo hará, y muy probablemente intentará que se materialice una buena negociación.

Ojalá se acepte esta realidad, lo cual sería un paso importante para que se concrete la unión de la oposición y se atenúen las descalificaciones por las redes sociales, que no suman para salir cuanto antes de la usurpación.

La próxima elección de gobernadores es una oportunidad para solicitar a la comunidad internacional que presione al régimen para que no impida la participación de nuestros candidatos, que permita abrir todas las cajas, contar las papeletas, proteger a nuestros testigos; y que vengan al país, con suficiente antelación, observadores internacionales idóneos. Esta es nuestra mejor carta para continuar teniendo apoyo internacional, debilitar al régimen y tener más probabilidades de ganar la mayoría de las gobernaciones. Después vendrá  la lucha para que a nuestros gobernadores no les cercenen atribuciones.

No será fácil y, desde luego, habrá que presentar un solo candidato para cada gobernación, que sea idóneo y cuente con el respaldo de todos los partidos y de la sociedad civil. En anteriores ocasiones hemos tenido logros con la abstención y también acudiendo a votar. Parafraseando a Neil Armstrong, podríamos decir que este es un pequeño paso para ganar espacios, pero un gran paso para recuperar la democracia. Si alguien tiene una opción mejor, ojalá la presente. Asumimos esta posición con derecho a retirarla.

Como (había) en botica

Merecido el reconocimiento de Copei al distinguido amigo Oswaldo Álvarez Paz, gran luchador por la democracia y quien es acosado por el régimen.

Valientemente la joven Marianna Romero denuncia que en el 2020 hubo 303 situaciones que comprometen el trabajo de las ONG y la integridad y seguridad de defensores de derechos humanos.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Bloqueo vs. blanqueo, por Brian Fincheltub
Los contrastes en Venezuela no tienen otra explicación que la enorme operación de blanqueo de capitales dirigida por los delincuentes que saquearon nuestros recursos y que, producto de las llamadas sanciones, se ven imposibilitados de mover sus fondos al exterior

 

@BrianFincheltub

Durante décadas el discurso del bloqueo estadounidense ha servido de excusa al régimen castrista para tratar de ocultar el fracaso estrepitoso del modelo económico cubano. El mismo modelo hambreador que ha fracasado una y otra vez en cada país donde el experimento socialista se lleva a la práctica.

Fue así como a pesar de sumir a Cuba en la más inmensa ruina y atraso de la región, el llamado “bloqueo” permitió que los hermanos Castro fuesen vistos con admiración en muchas partes del mundo, incluso por presidentes democráticos del continente, quienes lejos de ver a Fidel como el dictador que siempre fue, lo vieron como una leyenda viviente, como el hombre a la cabeza de la pequeña isla que retó el poder de la principal potencia mundial y sobrevivió en el intento; “sobrevivió” más de seiscientas veces para ser exacto pues, según el propio Castro, ese fue el número de veces que lo intentaron matar.

El chavismo, hijo atrofiado del castrismo, aprendió bien la lección en poco tiempo. Mucho antes de las llamadas sanciones durante la era madurista, desde su propia llegada al poder, el fallecido Hugo Chávez ya culpaba de todos los males del país al “imperio estadounidense”.

Siempre el enemigo externo estuvo presente en sus arengas para simplificar el discurso y explicarle a millones de venezolanos que seguían al chavismo por qué Venezuela con igual o mayor cantidad de ingresos que Arabia Saudita, se parecía cada vez menos a Dubai y cada vez más a La Habana.

Por un lado a las masas se les calmaba con mentiras y limosnas que instalaban una ilusión de redistribución de la riqueza; por otro lado, el saqueo del país avanzaba a la vista de todos. La cantidad de dinero que entraba por concepto de la renta petrolera era directamente proporcional a la que las élites chavista se robaban, al punto de que hoy nadie sabe a cuánto se eleva el monto de todo lo saqueado durante la época de mayor abundancia que ha vivido Venezuela.

Las cuentas siguen apareciendo, pero se trata apenas de la punta del iceberg. Una parte del botín lo lograron sacar hacia cuentas de la banca internacional, invertirlo en lujosas propiedades o en  fondos de inversión alrededor del mundo. Pero otra gran parte sigue en el país, de allí la imperiosa necesidad de blanquear lo robado.

No es extraño entonces ver cómo en una nación con la mayor crisis humanitaria que un país sin guerra y sin catástrofe natural haya vivido jamás, existan los enormes contrastes que hoy se ven en Venezuela.

Contrastes que no tienen otra explicación que la enorme operación de blanqueo de capitales dirigida por los delincuentes que saquearon nuestros recursos y que, producto de las llamadas sanciones, se ven imposibilitados de mover sus fondos al exterior.

Nada de esto tiene que ver con apertura económica, se trata simplemente del ciclo natural del dinero sucio, que en su proceso de blanqueamiento ha generado una ola de bodegones, nuevos “emprendimientos” y una explosión artificial del sector inmobiliario que nada tiene que ver con la situación país y mundial. Esta es la Venezuela de “igualdad” e “inclusión” que nos prometieron hace veinte años, un país donde el ladrón de cuello rojo monta un bodegón con plata robada para robarte otra vez vendiéndote productos con precios de New York en un país con índices económicos peores a los de Haití.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Informe Otálvora | Biden mantendría sanciones a régimen chavista, por Edgar C. Otálvora

La nueva nave de Guarda Costas de EE. UU. USCGC Stone realizando ejercicios con fuerzas militares de Guyana el 09ENE21. Foto @USCGLANTAREA

@ecotalvora

La política de EE. UU. hacia Venezuela no cambiaría drásticamente al iniciarse el gobierno presidido por Joe Biden. El esquema de sanciones contra el régimen chavista se mantendrá, así como el desconocimiento a la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro y de su “Asamblea Nacional” instalada el 05ENE21.

Si bien el equipo de política exterior y de seguridad nacional del nuevo gobierno ya ha sido nominado, la definición y puesta en operación de iniciativas propias hacia Venezuela deberán esperar, en tanto no parecieran ser una prioridad.

*****

Las designaciones anunciadas, incluyendo la de Antony Blinken como Secretario de Estado, del diplomático William J. Burns como Director de la CIA, de Jake Sullivan como Asesor de Seguridad Nacional y del colombo-estadounidense Juan S. González como director para el Hemisferio Occidental del Consejo d Seguridad Nacional, dejan ver que en los primeros escalones del gobierno Biden estarán funcionarios con conocimiento de política latinoamericana, con trabajo previo y opinión formada sobre los temas regionales incluyendo la crisis venezolana.

Por cierto, ninguno de ellos es un radical de izquierda y algunos se han mostrado favorables a la línea de presión mediante sanciones aplicada por el gobierno Trump al régimen chavista.

De hecho, William Burns en una entrevista con Moisés Naim aseguró que la estrategia del gobierno Trump hacia Venezuela “va en la dirección correcta”, refiriéndose a la presión política y económica y al trabajo con otros países del continente y de Europa. “Mientras no caiga en la tentación de intervenir por la vía militar la diplomacia hacia Venezuela Trump va por buen camino”, decía Burns en mayo de 2019.

Video “La estrategia de Trump con Venezuela es correcta”: William Burns conversa con Moisés Naím. En EfectoNaim

*****

El principal enviado diplomático de Juan Guaidó en EE. UU., Carlos Vecchio, fue incluido en el listado de representantes extranjeros que asistirán a la ceremonia de juramentación de Biden el 20ENE21. La administración saliente y el equipo de transición coincidieron en esa decisión. La invitación a Vecchio fue confirmada al Informe Otálvora por operadores de Guaidó localizados en EE. UU., quienes la evalúan como un primer espaldarazo. Las nominaciones de Antony Blinken y Juan S. González así como la de Samantha Power al frente del organismo para ayuda internacional USAID, son evaluadas positivamente por el entorno de Guaidó, quienes lo evalúan como potenciales interlocutores.

El 29DIC20, el representante de Guaidó ante la OEA, Gustavo Tarre Briceño, confió a este Informe que a esa fecha no se había producido un contacto directo y oficial con el equipo de transición de Biden, aunque mencionó contactos informales e indirectos. Oficialmente, el equipo de Biden para la transición no realiza reuniones con “gobiernos extranjeros” para el concepto de “un solo gobierno”, aunque son múltiples las vías para acceder a los oídos del nuevo gobierno. En mentideros latinoamericanos de Washington se comenta sobre las aproximaciones que han intentado diversas facciones de la oposición venezolana procurando exponer sus opuestas posiciones.

Pese a las tensiones entre el gobierno saliente y el equipo de transición, los temas de política exterior habrían sido tratados en diversas reuniones a nivel del Departamento de Estado. El 08ENE21 se produjo una primera reunión entre el saliente Mike Pompeo y el entrante Antony Blinken. El representante especial para Venezuela e Irán, Elliott Abrams, ha dejado saber sobre sus encuentros con representantes de Biden encabezados por la encargada del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado en tiempos de Barack Obama, Roberta Jacobson.

*****

EE. UU. intenta crear una alianza militar en Suramérica, que incluiría al gobierno izquierdista de Argentina, para limitar la presencia de China en aguas del Atlántico y el Pacífico en faenas de pesca industrial.

La nueva embarcación del Servicio de Guarda Costas de EE. UU., la “cortadora” USCGC Stone, inició su primera misión el 22DIC20 dirigiendo popa hacia el Atlántico Sur “para combatir la pesca ilegal, no reglamentada y no declarada al tiempo que fortalece las relaciones por la soberanía y seguridad marítimas en toda la región”. Aparte de cumplir tareas antinarcóticos como parte de las operaciones del Comando Sur, la nave fue encomendada para realizar maniobras con las Fuerzas de Defensa de Guyana y con la armada de Brasil con paradas en los puertos de Río de Janeiro y Salvador. El plan incluye visitas a Montevideo en Uruguay y Mar de la Plata en Argentina.

El USCGC Stone tiene 120 tripulantes y puede permanecer en el mar 60 días sin soporte. Su primera misión en el Atlántico Sur está directamente relacionada con la presencia de flotas chinas en prolongadas faenas frente a las costas de Suramérica realizando pesca INDNR (ilegal, no declarada y no reglamentada).

*****

El 09ENE21 navegaba en aguas de Guyana la nave USCGC Stone de los Guarda Costas de EE. UU. para realizar maniobras con pequeñas embarcaciones de las Fuerzas de Defensa de Guyana. El régimen chavista, por medio de la vicepresidenta Delsy Rodríguez y del ministro de Defensa Vladimir Padrino, calificó el 11ENE21 como “ejercicios militares” el despliegue de la nave estadounidense, lo cual sería una “provocación y amenaza”.

El régimen chavista, que durante dos décadas desacreditó los reclamos territoriales venezolanos sobre el territorio Esequibo, ahora intenta levantar banderas nacionalistas alrededor del tema.

“Estamos en presencia de una acción agónica de las últimas horas del gobierno de Donald Trump” dijo Rodríguez, pero en realidad la actividad de la USCGC Stone no es una acción circunstancial del gobierno saliente sino parte del plan de expansión de las fuerzas militares de EE. UU. en el Hemisferio Occidental en respuesta al reto de Rusia y China.

*****

El 11ENE21 arribó a Georgetown el almirante Craig Faller, quien iniciaba una corta gira en Guyana y Suriname, dos países que se han convertido en recientes aliados de EE. UU. En su primera noche en Georgetown, el comandante del Comando Sur de EE. UU. compartió manteles con el nuevo presidente guyanés, Irfaan Ali, en una cena ofrecida por la embajadora estadounidense Sarah-Ann Lynch. Al día siguiente, Faller sostuvo una reunión con Ali y el alto gobierno guyanés, a la vez que suscribió un acuerdo de cooperación logística con el jefe del estado mayor de Guyana, brigadier Godfrey Bess. El 13ENE21, Craig llegó a Surinam donde fue recibido por el presidente Chan Santokhi, con quien discutió planes de cooperación militar.

La presencia de Faller en Guyana coincidió con el apoyo brindado por el Departamento de Estado de EE. UU. (además de Canadá y los miembros de Caricom) al gobierno de Guyana en relación al proceso judicial entablado contra Venezuela en la Corte Internacional de Justicia sobre el diferendo territorial. Por cierto, el 15ENE21, el ministro de exteriores de Guyana, Hugh Todd, sostuvo una teleconferencia con su homólogo brasileño Ernesto Araújo quien aseguró que Brasil no reconoce cualquier medida que el gobierno ilegitimo de Maduro tome en relación a Guyana.

*****

En Ecuador se realizarán elecciones presidenciales y legislativas el 07FEB21 en lo que constituye una batalla entre el castrochavismo continental y los sectores democráticos ecuatorianos. El proyecto de retoma del poder por parte de la izquierda castrochavista, anunciado ampliamente por el Grupo de Puebla, tiene su próxima cita en Ecuador intentando llevar a la Presidencia a un pupilo de Rafael Correa de nombre Andrés Arauz.

El aparato político, financiero y propagandístico movido por el castrochavismo a nivel internacional, incluyendo una encuestadora propia, está volcado para fortalecer a Arauz como ya ocurrió en Bolivia para las elecciones del 18OCT20, cuando un candidato de Evo Morales recuperó el poder. Arauz, un economista de 35 años de edad, es un total desconocido para parte importante de la población y está recurriendo a spots publicitarios en los cuales la voz cantante la lleva Correa. El expresidente permanece prófugo en el extranjero tras haber sido condenado por corrupción en una sentencia a ocho años de cárcel ya confirmada por la Corte Nacional.

En la primera vuelta participarán dieciséis candidatos incluyendo al expresidente Lucio Gutiérrez. Entre ellos solo tres figuran con posibilidades de éxito: el candidato del correísmo Andrés Arauz, el empresario Guillermo Lasso del movimiento CREO quien busca la Presidencia por tercera vez y, el dirigente indígena Yaku Sacha Pérez postulado por el movimiento Pachakutik.

*****

Un ausente en la lista de candidatos ecuatorianos es el empresario Álvaro Noboa, cuya postulación fue rechazada por el Consejo Nacional Electoral el 31OCT19. Desde entonces Noboa, quizás el hombre más rico del país, ha recurrido a distintas instancias legales, nacionales e internacionales, para exigir la aceptación de su candidatura. Incluso, el Comité de Derechos Humanos de la ONU, en una inusual medida, se pronunció el 06ENE21 solicitando al estado ecuatoriano permitir que Noboa “sea inscrito” como candidato en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Contencioso Electoral de Ecuador, que ha sido obviada por el CNE. La opción de Noboa no aparece en las encuestas electorales públicas. Una encuesta privada realizada 26-27DIC20, a la cual tuvo acceso el Informe Otálvora, otorga a Noboa un 14 % de la intención de voto, colocándolo de tercero en la disputa apenas debajo de Lasso quien en esa medición aparece en segundo lugar.

Las proyecciones de las principales encuestas colocan a Arauz en primer lugar pero los datos hacen suponer que ningún candidato reunirá el 50 %. Algunas mediciones indican que hasta el 40 % de los electores aún no decide su voto lo que podría generar una sorpresa en día de las elecciones. En caso de mantenerse el cuadro mostrado por las encuestas, habrá una segunda vuelta pautada para el 11ABR21, en la cual competiría el candidato castrochavista contra Guillermo Lasso.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

“LA” prioridad, por Carolina Jaimes Branger

@cjaimesb

Escribo este artículo el Día del Maestro. Quiero honrar a esas personas que dedican sus vidas a hacer crecer las vidas de otros, a iluminar sus caminos y a ser fuente perenne de inspiración, admiración y respeto.

Mi primer y más importante maestro fue mi papá. No he conocido persona más culta que él. Me motivó, me infundió amor por el conocimiento, alimentó mi curiosidad, supo emocionarme, despertó mi inquietud, selló mis procederes. No hay día de mi vida cuando no piense en él, con nostalgia, agradecimiento y mucho amor.

Después de mi papá, ese genio que fue Luis Alberto Machado fue mi mentor por muchos años. Sí, fui una afortunada en toda la extensión de la palabra. Con él tuve los pleitos más duros y las tenidas más interesantes. Cuando algo que yo hacía le gustaba, recibía todas sus alabanzas. Pero cuando había algo que no le parecía, era duro como una roca. Más de una vez me mandó a botar en la basura escritos que a mí me parecían una maravilla.

Tanto en el colegio como en la universidad conté con la fortuna de haber tenido profesores maravillosos. No los nombro para no obviar a ninguno. Mis hijas también tuvieron profesores insignes. Y aquí quiero hacer una excepción para nombrar a algunos Maestros con M mayúscula: empezando por la profesora Luisa Teresa Lanz de León, quien a sus noventa y dos años aún sigue como asesora pedagógica de su Instituto de Educación Integral de Maracay. También debo una obligada mención a los profesores Luz Castro de Leonardi, María Amparo Álvarez de Guzmán, prematuramente fallecida, Suzanne Sellier y Carlos Rodríguez. Mucho de la confianza en sí misma de mi hija Tuti se los debo a ellos, quienes abrieron las puertas de sus colegios y, sobre todo, de sus corazones, a una niña con muchas dificultades y la llevaron de la mano hasta que se graduó de bachiller.

Hoy, cuando la educación en Venezuela da dolor, cuando los maestros ganan una miseria, cuando las aulas universitarias donde se enseña la carrera de Educación están vacías o rellenas con el “repele”, es bueno volver a estos referentes.

A quienes han asumido el apostolado de continuar educando a pesar de todo, mi gratitud y mi respeto.

A esta “revolución robinsoniana” (que si fuera tal los maestros serían los primeros ciudadanos del país y no los últimos), no le interesa tener gente educada. Mientras más ignorante es un pueblo, más fácil resulta engañarlo y dominarlo. A las pruebas me remito.

Quiero terminar este artículo con unas palabras de Luis Alberto Machado: “no es que la educación sea una prioridad: la educación es LA prioridad”. Mientras no lo asumamos así, continuaremos cayendo en caída libre hacia un fondo que no tiene fondo. Porque si algo deberíamos haber aprendido de estos últimos veintidós años es que siempre podremos estar peor.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es

Humano Derecho #179 con Ofelia Álvarez y Jany Joplin González, de Red Naranja

@_humanoderecho

¿De qué se trata esta iniciativa? ¿Cómo inició este proyecto? ¿Cuál es la ayuda que les brindan a las mujeres? Estaremos conversando de estos y otros temas con Ofelia Álvarez y Jany Joplin González, miembros de Red Naranja.

“Este es un espacio de trabajo conjunto y de colaboración donde estamos organizaciones y personas que trabajamos por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. Nos llamamos Red Naranja porque es el color que Naciones Unidas ha usado para su campaña del 25 de noviembre. La red pretende todos los 25 de cada mes hacer visible el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.”

Presentado por Génesis Zambrano (@medicenmouzo) y Luis Serrano (@akaLuisSerrano). Somos el radio web show semanal que mezcla la buena música con gente que ayuda a gente. Transmitido por diferentes plataformas del país, es producido por RedesAyuda y Provea.

Más contenido en humanoderecho.com

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es