Lo más visto archivos - Runrun

Lo más visto

Eva Golinger pone en duda veracidad de presunto documento que culpa a Rodríguez Torres

Miguel-Rodriguez-Torres-Televen

Una de las supuestas evidencias del oficialismo para afirmar que el militar Rodríguez Torres es un informante de la DEA podría ser falsa, señaló Eva Golinger el domingo.

El diario Últimas Noticias publicó imágenes de un presunto documento de la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) en que evidenciaría que el exministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Mayor General Miguel Rodríguez Torres, habría laborado como informante.

Sin embargo, la abogada americana de afiliación chavista consideró que el documento no parece auténtico, pues el formato no lleva el estilo usual de esa clase de documentos. A través de su cuenta en Twitter aclaró que las comunicaciones de la institución estadounidense no incluyen nombres completos, sino códigos. Además, presenta fallas en su redacción. “Lo digo como experta en documentos oficiales de EEUU”, dijo.

Las acusaciones contra Rodríguez Torres han sido un tema recurrente durante los últimos días. Nicolás Maduro clamó tener pruebas de que un militar estaría trabajando para la CIA. “Tengo las pruebas desde hace tiempo, por eso lo eché del gobierno. Él va a hablar en Washington y dice que los representa a todos ustedes” dijo Maduro ante un grupo de efectivos de la FANB.

En el documento, Rodríguez Torres presuntamente se declara “culpable de cargos menores para recibir beneficios federales a cambio de proveer más información para el arresto de figuras claves del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)”.

En el documento, la DEA recomienda admitir a Rodríguez Torres como “informante protegido” y que se permita retener el 40 por ciento de sus propiedades y dinero en cuentas bancarias en Estados Unidos, las cuales están a nombre de Zuleima Medina Rodríguez.

El documento salpica a el Mayor General (R), Cliver Alcalá Cordones, otro crítico del gobierno. “La fuente ha presentado evidencias y testimonios vinculando al General Cliver Alcalá Cordones con Walid Makled,” reza el documento.

Rodríguez Torres respondió a las acusaciones afirmando que “Pasé muchos años en labores de inteligencia al lado del Comandante Chávez. Realmente es risible el documento presentado como de la CIA” y calificó el documento como producto de un “laboratorio de guerra sucia para legitimar el show” y pidió a los venezolanos no distraerse de la lucha por la Constitución Nacional.

 

IDEA y la OEA, ante una amenaza de la historia, por Asdrúbal Aguiar

IDEA

 

23 ex jefes de Estado y de Gobierno, en el marco de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) se han pronunciado desde México sobre el golpe de Estado sistemático que ocurre en Venezuela. Que muestra carácter terminal, según lo indican dichos ex gobernantes, luego de la convocatoria de una asamblea constituyente inconstitucional por Nicolás Maduro para ponerle punto final al voto universal, directo y secreto, única fuente y puerta de entrada a la experiencia de la democracia.

El punto de no retorno es el 30 de julio. Es la fecha en la que, según el Poder Electoral controlado por el propio Maduro, tendría lugar la selección “a dedo” y bajo su control de “sus” constituyentes. Desde entonces y de ello ocurrir, se instalará con fuerza totalitaria otra narco-dictadura en la región, sobre el calco de la experiencia cubana matizada. Así se lo han hecho saber a Papa Francisco, también, los miembros de la Conferencia Episcopal Venezolana.

Los ex gobernantes, en su declaración que dirigen a los gobernantes de los Estados miembros de la OEA, reunidos desde el 19 de junio en Cancún,  les intiman con seriedad, sin cortapisas: “Todos los gobiernos de la región están llamados a asumir un comportamiento consistente con su adhesión a la Carta Democrática y con los más esenciales sentimientos de solidaridad y humanidad.  Nadie, en este aciago momento para Venezuela, puede ser indiferente al grito de protesta de la gente en la calle, al dolor infligido a quienes pacíficamente desafían las acciones represivas, al llanto de las madres por sus hijos asesinados, a las escenas de hambre que golpea a los niños, a la plegaria de quienes en las cárceles siguen resistiendo la injusticia de su detención aferrados a la esperanza de que la comunidad internacional finalmente les escuche”.

El texto de la declaración, que recuerda las 72 víctimas fatales provocadas por el narco- régimen venezolano en su ola represora de los dos últimos meses, precisa al término que “nadie puede ser indiferente al sufrimiento de Venezuela; mucho menos los máximos representantes de los pueblos de nuestro hemisferio quienes miran con indignación y estupor la inexplicable inacción de algunos de sus gobiernos”.   

Cabe, pues, refrescar la historia olvidada y señalar el carácter agonal que tendrán ambas reuniones de la OEA – la de Consulta de Cancilleres y la Asamblea General – ya que pueden marcar un antes y un después, para ella y para las Américas.

Puede o no cerrarse allí un capítulo ominoso, todavía atado – aun cuando parezca increíble – a los odios de la izquierda irredenta que no alcanzan despejarse con la caída del Muro de Berlín y el fin de la bipolaridad a finales del pasado siglo. En el caso de América Latina, alude a las frustraciones incubadas por dicha izquierda luego de fracasar su insurgencia armada de los años ’60, en un maridaje morganático de algunos venezolanos con la Cuba de los Castro.

El Socialismo del siglo XXI, que luego se cuece como experimento en la Caracas de Hugo Chávez y se expande hacia la región polarizando sociedades, haciendo renacer la perversidad del populismo: la banalización del sufrimiento, no es, a ciencia cierta y como hoy se demuestra, otra cosa que un parque jurásico con facturas por cobrar, pero adornado con la ingeniería del siglo XXI narciso y distraccionista.

En 1964, a raíz de varios hechos puntuales previos y sucesivos – la ruptura entre Rómulo Betancourt y Fidel Castro, pues éste le pide al primero, sin lograrlo, petróleo venezolano gratuito, en 1959; la protesta de Betancourt contra Castro por sus fusilamientos y la condena de la OEA a Cuba, en 1960; la expulsión de Cuba en Punta del Este, en 1962, a pedido de Colombia, por sus injerencias en la región; la emergencia del movimiento guerrillero en Venezuela, apoyado con armamento cubano, y la otra condena a Cuba, en 1964; y finalmente, la invasión armada frustrada de Cuba al territorio venezolano, en 1967 – le hacen decir al presidente Betancourt, con talante premonitorio de lo actual, lo siguiente:

“Fácil resulta explicar y comprender por qué Venezuela ha sido escogida como objetivo primordial por los gobernantes de La Habana para la experimentación de su política de crimen exportado. Venezuela es el principal proveedor del Occidente no comunista de la materia prima indispensable para los modernos países industrializados, en tiempos de paz y en tiempos de guerra: el petróleo… Resulta así explicable cómo dentro de sus esquemas de expansión latinoamericana, el régimen de La Habana conceptuara que su primero y más preciado botín era Venezuela, para establecer aquí otra cabecera de puente comunista en el primer país exportador de petróleo del mundo”.

A partir de 1999, de manos del soldado felón a quien sucede como causahabiente un colombiano trucado de venezolano y formado por los Castro, Cuba logra su objetivo. Hace del andamiaje público venezolano – explotando la coyuntura y usando de los votos que luego desprecia al perderlos – su holding para el negocio del narcotráfico; ese que luego expande a Bolivia, Argentina, Nicaragua, Ecuador, y tiene como socio principal a las FARC de Colombia. Esa es la cuestión que hoy tiene entre sus manos la OEA y mortifica a los expresidentes.

No es un asunto ideológico – como reza el texto que leyera el arzobispo Diego Padrón ante el Santo Padre – entre izquierdas y derechas. Es algo más penoso y diabólico, mutación de la Cuba comunista del siglo XX, apoyada en la realidad global, a saber, el dominio en la política del relativismo moral. El secuestro por el narco-terrorismo y sus cárteles de los poderes de un Estado para oprimir a las mayorías que les rechazan y lograr con ello se les acate. Se les respete bajo las leyes del miedo y el chantaje a los gobernantes.   

 

@asdrubalaguiar

[email protected]

 

Carta a María sobre mi regreso a Venezuela por Roberto Patiño

Captura de pantalla 2015-11-11 a las 15.46.14

 @RobertoPatino
Estas líneas se las escribí a María, una amiga que me preguntó por qué decidí regresar a Venezuela y quise compartirla con ustedes.

¿Por qué me regresé a Venezuela, en este momento, luego de terminar un postgrado en Harvard, teniendo visa y ofertas de trabajo para quedarme en Estados Unidos?

Como tú, muchos me han hecho esa pregunta. Eso fue lo que me impulsó a escribir estas líneas.

Cuando decidí estudiar el postgrado de políticas públicas, hace dos años, varias personas me lo cuestionaron. ¿Cómo me iba a ir a estudiar luego de más de seis años de activismo social y político? Algunos opinaron que era estúpido: si venía del movimiento estudiantil, de impulsar Voto Joven y de coordinar a todos los jóvenes de la campaña presidencial de Capriles, ¿por qué no aspirar de inmediato a cargos de elección popular?

De igual forma, muchos han cuestionado mi regreso: ¿No te das cuenta de lo difícil que es ser joven, o incluso ser persona, hoy en Venezuela? ¿Por qué no esperar a que todo mejore? Algunos asumen que volví porque soy candidato a algo, pero se equivocan.

Esta decisión resultó de una reflexión sobre quién soy, qué quiero hacer y por qué. Las siguientes tres experiencias me revelaron (y, espero, te revelen) mi respuesta.

***

I.

Octubre de 2006. Tenía 17 años y estaba en mis primeras semanas como universitario. Al salir ese día, atendí una llamada con la noticia que nadie nunca quiere recibir: mi hermana acababa de ser víctima de un secuestro exprés. Estaba en una farmacia, y al salir le pusieron una pistola en la cabeza. A mi hermana Patricia le pusieron una pistola en la cabeza. Imaginarme el frío del cañón contra su piel y los gritos de los secuestradores es algo que todavía hoy me estremece. La obligaron a entrar en su carro y empezaron el ruleteo. Era una situación surreal. El camino de la universidad a mi casa parecía eterno.

Poco después recibimos la noticia que habían liberado a Patricia. Cuando llegó de regreso a la casa fue un momento muy emotivo. Los secuestradores habían visto sus instrumentos como estudiante de medicina y habían decidido liberarla ya que, según le dijeron, “cuando nos caen a tiros, ustedes nos salvan la vida en los hospitales”. Se robaron el carro, pero eso era lo de menos. Mi hermana estaba bien—eso era lo único que importaba.

Después de la impotencia que generan estas experiencias, tuve un momento de reflexión. Patricia me dijo que quienes la habían secuestrado eran unos chamos, como de mi edad. Hablaban entre ellos de los secuestros y asesinatos que habían cometido. Eso me impactó. Me pregunté por qué había jóvenes de mi edad, de mi ciudad, que hacían ese tipo de daño. ¿Porqué ellos y no yo? ¿Qué nos diferenciaba?

Yo había tenido una estructura familiar que me había criado con ciertos valores. Es probable que ellos no. Nosotros, como sociedad, les habíamos fallado. No tuvieron la suerte de contar con una familia que los apoyara, y nadie estuvo ahí para salvarlos de esa vida. Y ahora, ellos nos estaban fallando a todos, haciendo lo que hacían. Algo en mí me hacía pensar que había una responsabilidad compartida.

Las circunstancias me obligaron a decidir: convencer a mi familia de que nos desligáramos del país, o comprometerme a trabajar para que eso que nos pasó, algún día no sucediera más.

Yo decidí comprometerme.

II.

Enero de 2013. Todavía me costaba digerir la derrota que habíamos sufrido en la elección presidencial de octubre. En lo personal, significaba mi mayor fracaso. Como coordinador de los jóvenes de la campaña ¿qué pude haber hecho diferente para contribuir más?

Me encontraba con Justo, quien fue el primer líder comunitario con el que había desarrollado una amistad en la Vega. Él sabía que nosotros adversábamos al gobierno; nosotros sabíamos que él lo apoyaba. Sin embargo, trabajábamos juntos por la comunidad, sin mezclar lo social con lo partidista. Esas diferencias tampoco afectaban nuestra amistad.

Hablábamos ese día de organizar un evento deportivo. Noté que estaba desanimado y le pregunte por qué. Me contó lo frustrado que se sentía con su labor comunitaria. ¡Yo me sentía igual con la mía! Me preocupaba que en las visitas a pueblos tan distantes como Isla Ratón, Pariaguán o El Amparo expresiones como “todo eso es mentira”, “ustedes no serán mentirosos ahorita porque son jóvenes, pero si siguen en política lo serán”, eran comunes.

Eso me hizo reflexionar sobre la diferencia entre la identidad de una persona y los roles que puede jugar en la sociedad. Justo es un servidor a los demás. Eso lo define. Esa identidad se puede expresar en distintos roles. Un rol puede ser la organización comunitaria, pero también en la educación o en la política, por ejemplo. Yo comparto esa misma identidad. Somos personas que nos preocupamos por los demás, queremos servir a los demás. Eso le da sentido a nuestras vidas.

Me hizo reflexionar también sobre la integridad. En Venezuela hemos sufrido del llamado “mimetismo batesiano”. Un ejemplo de esto lo encontramos en una culebra jardinera (la real escarlata) que se ve igualita que una culebra venenosa (la coral), pero no tiene veneno. Es decir, la culebra jardinera parece lo que no es. Se disfraza para confundir. Nos ha pasado mucho—hemos tenido gente que parecen ser políticos, empresarios, jueces, policías o militares pero en realidad no lo son. Son corruptos que dañan la imagen de esos roles.

Eso me reafirmó la importancia de ser íntegros. Ser uno al sentir, pensar y actuar.

III.

Abril de 2015. Estaba en mis últimos días en Harvard y acababa de recibir la feliz noticia que mi tesis sobre prevención del crimen para Caracas había sido escogida como una de las diez mejores de este año. Eso sólo fue posible gracias al apoyo que me dieron investigadores venezolanos de primera línea. Esa semana hubo dos eventos que me marcaron.

El primero fue con Sergio Fajardo, quien lideró un equipo para que Medellín pasara de ser la capital de los homicidios en el mundo en 1993, a la capital de la innovación en 2013. Fajardo nos recordó que Medellín estuvo mucho peor que Caracas. Si ellos pudieron combinando, compromiso e integridad, ¿no vamos a poder nosotros?

El segundo fue haber logrado invitar a Leandro Buzón a Harvard. Juntos fundamos “Caracas Mi Convive” para contribuir a una Caracas de inclusión sin violencia. Escucharlo presentarse diciendo “un chamo del 23 de Enero hablándole a Harvard” mientras explicaba lo que hacemos en Antímano, La Vega y San Agustín me aguó el guarapo. Para eso nos juntamos, eso es lo que queremos: que el sitio donde nazcas no determine tu futuro.

Ya llegaba el momento de tomar una decisión. Poco tiempo antes viví un momento muy triste: mi abuela nos dejó después de 93 años. Llegó sin nada y había hecho de este, su país. Pero la vida te quita y también te da. Poco después recibimos la mejor noticia. Patricia, mi hermana, está embarazada, y mi ahijado, Ricardo Federico, nace a principios de 2016.

En Venezuela están mis vivos, mis muertos, y yo—está mi historia. En Venezuela está la gente con la que me identifico. Mi cultura. Está mi futuro, simbolizado por mi ahijado y los que vendrán. Está el sentido de mi vida, mi posibilidad de trascender. Está mi felicidad. En el postgrado, los otros estudiantes se reían de cómo me presentaba. En el primer saludo, los demás se presentaban con su profesión, “Hola, soy Ana y soy economista”, “Soy José y soy abogado.” Yo siempre me presentaba “Soy Roberto Patiño, de Caracas, Venezuela”.

El amor por este lugar y esta comunidad de gente llamados caraqueños, venezolanos, es también una parte fundamental de mi identidad.

***

En realidad, nunca fue una decisión la que tuve que tomar. No se trataba de dejar Venezuela. No puedo hacerlo. Esto es lo que soy. Quiero contribuir en la construcción de un país inclusivo y justo. Rubén Blades, en una de sus canciones, dice a sus hijos “deseamos para ustedes, lo que nunca hemos tenido.” Yo nunca he tenido un país donde pueda caminar, disfrutar sin miedo, soñar con independizarme como joven. Es mi proyecto de vida que tengamos un país así para mi ahijado, para los hijos que tendré, para todos en esta y futuras generaciones. Pero sólo con deseos no se preña la vaca. Hay que hacerlo.

Entiendo que la salida de jóvenes del país es una preocupación para todos. La separación es durísima. En nuestra cultura, la felicidad se multiplica estando juntos en familia. Además, el recurso humano es lo central para el desarrollo sostenible e inclusivo. Cada salida tiene su historia, eso hay que respetarlo. Más importante que la ubicación geográfica circunstancial es el compromiso que se traduce en acciones. Contribuir es posible desde donde sea. Más aún, la circulación de cerebros comprometidos nos hace bien: se están preparando, viviendo como inmigrantes, donde nadie te regala nada. Sus nuevos aprendizajes y redes serán claves para Venezuela en un mundo cada vez más interconectado y competitivo.

Estar comprometidos con Venezuela es sentirse parte de esta comunidad: nuestro pueblo, nuestra historia, nuestra cultura. Es enorgullecernos y preservar nuestra calidez humana, solidaridad y capacidad para amar. Es avergonzarnos y actuar sobre lo que debemos transformar, como nuestro machismo, desigualdad y deseos de líderes mesiánicos.

Estar y trabajar por el cambio hoy en Venezuela es también un acto de resistencia política. Debemos asumir nuestra responsabilidad generacional. Un amigo me comentaba inquieto “no puede ser que mi papá, que ya está en edad de retiro, sea quien está trabajando ahora para cambiar al país”. No podemos ser la generación que esperó tener la papita pelada.

De aquí venimos, esto es lo que somos. Venezolanos. Este es nuestro proyecto.

Cuando reflexiono sobre la situación actual, veo la tensión que nos define desde hace años: entre lo más urgente, que son las elecciones, y lo más importante, que es la construcción de una alternativa viable e inclusiva. El cambio es indetenible si defendemos el voto y será un primer paso significativo para superar la crisis. Debemos esforzarnos por construir una nueva narrativa desde el reconocimiento mutuo y la convivencia. Hay que polarizarnos distinto: no se trata ya de chavistas contra antichavistas. Se trata de venezolanos íntegros contra corruptos. Conozco venezolanos íntegros que han adversado al gobierno, también venezolanos íntegros que lo apoyaron, juntos podemos salir de este hueco. Para lograrlo aceptemos que aún existe una exclusión injustificable. Aceptemos que una respuesta violenta, de lucha de clases, fracasó. Aceptemos que necesitamos algo distinto.

Empecemos por movilizarnos por un propósito común: una Caracas de convivencia, sin violencia. Una Caracas de inclusión, de iguales. Una Caracas que no niegue a su juventud asesinándola, secuestrándola o expulsándola. Una Caracas donde las víctimas de la violencia le demos vuelta a esto, convirtiéndonos en los promotores de la convivencia. Mientras haya venezolanos que vean su futuro limitado por la falta de oportunidades o por una bala, hay trabajo que hacer. Seamos una Caracas y una Venezuela de convives.

Gracias por tu pregunta, y espero, en el futuro, enviarte muchas respuestas más.

Roberto Patiño.

Nuevo video: Fiscal Nieves revela cómo planificaron encarcelar a Leopoldo López antes del 12F

El fiscal acusador del caso de Leopoldo López, revela cómo el Gobierno planificó el encarcelamiento del dirigente de Voluntad Popular, incluso antes de los hechos ocurridos el 12F, hechos por los cuales se le condenó a casi 14 años de cárcel

El ex fiscal Franklin Nieves, uno de los acusadores del dirigente político Leopoldo López, revela que recibió órdenes de Joel Espinoza, entonces director de actuación procesal del Ministerio Público, para detener a López el 10 de febrero de 2014, o sea, dos días antes del 12F cuando sucedieron los hechos por los que condenaron al dirigente de Voluntad Popular.

Según explica en un video exclusivo obtenido por Runrunes, que el plan era ir hasta San Cristóbal a detener a López. Pero indicó que el dirigente de VP no pudo viajar al Táchira, porque “su vuelo fue cancelado”. Ese día (10 de febrero 2014) López denunció que el Instituto Nacional de Aerónautica Civil y la Guardia Nacional paralizaron el vuelo para evitar que él viajara. El siguiente video muestra cómo sacaron a López del vuelo de Conviasa.

Una fuente reveló que la decisión de cancelar el vuelo molestó al entonces director del Sebin, general Manuel Gregorio Bernal Martínez, quien tenía todo listo para detener a López en el estado andino.

Nieves explica que posteriormente, el 12 de febrero de 2014, fue citado por Joel Espinoza, director de Actuación Procesal del Ministerio Público, a la sede del Sebin.  Allí, Martínez Bernal, director del cuerpo de seguridad, le ordenó al fiscal Nieves solicitar cuatro órdenes de captura contra las siguientes personas: Leopoldo López, Carlos Vecchio, Iván Carratú Molina y Fernando Gerbasi.

Bernal Martínez fue uno de los siete militares de alto rango contra los que el presidente de EE UU, Barack Obama, firmó sanciones que incluían la prohibición de entrada a ese país, y el congelamiento de bienes en su territorio.

Nieves reveló el viernes 23 de octubre, a través de un video publicado en La Patilla, que había sido presionado y obligado a manipular pruebas para que López fuera condenado por la jueza Susana Barreiros. En esa publicación, el fiscal, ahora destituido, prometió un nuevo video donde explicaría la información difundida.

“Decidí salir con mi familia de Venezuela en virtud de la presión que estaba ejerciendo el Ejecutivo nacional y mis superiores jerárquicos para que continuara defendiendo las pruebas falsas con que se había condenado al ciudadano Leopoldo López”, afirmó el fiscal en el  video.
NOTA: Las opiniones expresadas por el ex fiscal Franklin Nieves en este video son a título personal. Runrun.es sólo asume la difusión de esta información, considerando la importancia de las declaraciones y la relevancia del caso. No podemos dar fe de la veracidad de su testimonio.

Lee también: Fiscal Nieves se llevó 80% de expedientes de su despacho para demostrar presiones y pruebas falsas contra López

Al menos 14 muertos en un atentado suicida en Nigeria

atentado-nigeria

Por lo menos 14 personas murieron y otras 50 resultaron heridas hoy en Nigeria tras inmolarse una terrorista suicida en un mercado de la ciudad de Damaturu, capital del estado nororiental de Yobe.

La detonación se produjo en la entrada del mercado, explicó a Efe una testigo de los hechos, que pudo contar 14 cadáveres.

“La explosión fue tan fuerte que sacudió los edificios de la zona”, dijo a EFE Asabe Abukabar, que vive cerca del mercado y cuyo edificio se vio afectado por la detonación.

Los cadáveres y los heridos fueron transportados al principal hospital de la ciudad, al que familiares de las víctimas se han acercado para reconocer los cuerpos o conocer el alcance de sus heridas.

En los últimos meses, Boko Haram ha recurrido a los atentados en mercados, lugares de culto y estaciones de autobuses para proseguir su campaña de terror en el noreste de Nigeria, donde busca implantar un califato islámico.

El Ejército califica estos objetivos de “blancos fáciles”, que el grupo ataca para seguir matando tras perder terreno ante el avance del Ejército nigeriano y la fuerza multinacional de países vecinos.

Desde el pasado 29 de mayo, cuando el nuevo presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, tomó posesión de su cargo, la milicia fundamentalista ha matado a más de 500 personas.

El estado de Yobe es, junto a los vecinos Borno y Adamawa, uno de los centros de actividad de Boko Haram, que ha extendido sus atentados a las vecinas Chad y Camerún.

En otro atentado, ocurrido en Camerún, 19 personas murieron y mas de 50 resultaron heridas al inmolarse el sábado por la tarde una niña en una zona de bares de la ciudad de Maroua, informaron medios de ese país.

MUD necesita 98 mujeres y PSUV 85 por paridad

CNE8

La cuota de género para las elecciones parlamentarias solo se cumplirá en las circunscripciones en donde no se realizaron primarias y en las listas estadales de candidatos. El Manual Operativo para el proceso de postulaciones elaborado por los técnicos de la Junta Nacional Electoral -entregado a los partidos políticos el 21 de julio- establece que las postulaciones deberán tener una composición paritaria de 50% para cada sexo. En aquellos casos que no sea posible aplicar la paridad, la postulación deberá tener como mínimo 40% y como máximo 60% por cada sexo.

En las elecciones legislativas del 6 de diciembre los venezolanos deben elegir a 167 parlamentarios. De éstos 113 son nominales y se escogen votando en 87 circunscripciones por el nombre y apellido de los candidatos. Otros 51 candidatos son tipo lista y se escogen en los estados votando por la tarjeta de los partidos políticos. Los otros 3 serán representantes de las comunidades indígenas.

Para cumplir con la exigencia de paridad cada fuerza política (o alianza de partidos) de ámbito nacional debía postular, al menos, 45 mujeres como candidatos nominales y 45 mujeres como suplentes nominales. Adicionalmente deben postular 20 mujeres en las listas.

El Manual Operativo entregado el martes 21 de julio aclara que “estas fórmulas no serán de obligatorio cumplimiento para las postulaciones de las candidaturas principales y también para los suplentes que hayan sido pre-seleccionados a través de elecciones democráticas de base o primarias internas, en cada organización con fines políticos, sean postulaciones bajo la modalidad nominal o lista”.

El manual señala que las postulaciones principales realizadas por cada organización bajo la modalidad nominal en las circunscripciones en donde no se hayan realizado primarias deberá garantizar, al menos, 40% de participación política.

Al realizar primarias en las 87 circunscripciones del país el PSUV no debe cumplir con este requisito para los candidatos nominales principales, pero sí para los suplentes porque estos cargos no se eligieron en primarias. El PSUV presentará a las 28 mujeres electas en sus primarias como candidatos nominales y a 45 mujeres como suplentes.

En el caso de la oposición, que solo realizó primarias en 33 circunscripciones, la norma se aplica distinto porque deberá garantizar la paridad en 54 circunscripciones. En estas deben presentarse 73 candidaturas principales con sus suplentes. Para cumplir con la norma de paridad la MUD debe postular a 29 mujeres como candidatos principales y a 29 mujeres como candidatos suplentes.

Con relación a las listas, el Manual Operativo indica que “las postulaciones realizadas por cada organización con fines políticos bajo la modalidad lista deberán garantizar que, entre los dos primeros lugares de cada lista (una por estado) al menos 20% de estos lugares sean postulaciones de mujeres, pudiendo completar, entre los demás lugares de las listas respectivas el porcentaje mínimo de paridad de género.

Esto significa que el PSUV y la MUD solo deberán incluir a 10 mujeres entre los dos primeros lugares de cada lista (puestos salidores), debiendo incluir a 30 o más mujeres a partir del tercer lugar de cada lista (puestos de suplentes).

Colombia pide ayuda a Venezuela para aclarar si la GNB cruzó la frontera

MAHolguín2

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia envió una nota al Gobierno venezolano para que le ayuden a aclarar si supuestos agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) realizaron este jueves una incursión armada en territorio colombiano, informaron hoy fuentes oficiales.

La canciller colombiana, María Ángela Holguín, aseguró que con esta petición se busca que las autoridades venezolanas “colaboren en esta investigación para aclarar qué fue lo que pasó”

“Vamos a seguir hasta tener claro lo sucedido”, aseguró la ministra en declaraciones a periodistas en Barranquilla (norte), donde se desarrolló un Consejo de Ministros.

Los hechos a investigar se refieren a una supuesta incursión armada que presuntos agentes de la Guardia venezolana habrían realizado este jueves en una zona rural del departamento colombiano de Norte de Santander (noreste).

Campesinos del lugar aseguraron que “los presuntos militares vestidos con camuflados verdes, dos de ellos ocultando sus rostros con capuchas, requisaron la vivienda de una mujer y robaron un dinero de la Junta de Acción Comunal”, explicó en su momento la Defensoría del Pueblo de Colombia.

Según las denuncias de los lugareños, los presuntos agresores “retuvieron irregularmente a un joven de 18 años, a quien previamente lanzaron al suelo y le hicieron un disparo cerca de la cabeza, así como a un hombre de 28 años”.

Además, “los hombres armados habrían interrogado a los habitantes de la casa, a quienes acusaban de guerrilleros y les preguntaban sobre la presencia de grupos criminales”.

La Defensoría añadió que informaciones recogidas en ese lugar apuntan que los responsables de la incursión “intentaron sacar del país a los dos hombres, situación que fue impedida por la comunidad”.

Ante la denuncia, la Defensoría del Pueblo pidió a la Cancillería colombiana “realizar las averiguaciones necesarias a fin de determinar la veracidad de las denuncias y establecer mecanismos de cooperación para garantizar los derechos de quienes viven en la zona limítrofe”.

Afiuni solicitó derecho a réplica para desmentir acusaciones de Cabello

afiuni630x17

 

A través de sus abogados defensores, la jueza María Lourdes Afiuni solicitó este jueves ante el tribunal que lleva su causa el permiso para ejercer derecho a réplica para desmentir las declaraciones que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, dio en su programaCon el mazo dando sobre su caso.

En dicha transmisión, el también primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) aseguró que Afiuni buscó encargarse de la causa correspondiente al empresario Eligio Cedeño.

Además, Cabello argumentó que la jueza recibió millones de dólares a cambio de la liberación del banquero.

El diputado indicó que Afiuni negó en la audiencia pasada a que se le tomaran muestras manuscritas de su firma para verificarla con un acta que desmentiría los abusos que sufrió durante su estadía en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF).

“La jueza nos pidió solicitar ante el tribunal que lleva la causa que se le permita ejercer su derecho a réplica, contenido en el artículo 58 de la Constitución”, expresó José Amalio Graterol, abogado de Afiuni.

El jurista sostuvo que el funcionario oficialista cometió el delito de peculado de uso y abusó de su autoridad.

Graterol retó al presidente de la Asamblea Nacional a que presente pruebas sobre lo que dijo en su programa. Lo invitó a que se presente como público en la próxima audiencia de juicio de Afiuni, que se celebrará el 4 de agosto a las 10:00 am.

“Insto a Cabello a que deje su actitud cobarde de ordenar a jueces a que metan preso a los abogados cuando ejercen su profesión”, finalizó el abogado.