El Crecimiento de las Energías renovables

El ritmo de crecimiento de las energías renovables – generadas por las fuentes naturales que son el sol, el viento, pozos geotérmicos y oleaje o mareas – está aumentando tan rápidamente que la International Energy Agency (IEA) estima que para el año 2035 las energías renovables aportarán una tercera parte de la demanda total de energía mundial.

La más avanzada es la energía eólica cuyo crecimiento anual es del 20 por ciento y que para finales de este año alcanzará una producción mundial de 250.000 MW (megavatios) utilizada mayormente en los Estados Unidos, Asia y Europa donde en ciertas zonas proliferan centenares de molinos de viento.

Le sigue la energía solar con una producción mundial de solamente unos 75.000MW que sin embargo en los últimos cinco años ha desarrollado un ritmo de crecimiento superior al de la energía eólica gracias a las ampliaciones de importantes centros de acumulación y conversión de rayos solares a energía utilizando células fotovoltaicas. Estos centros se encuentran principalmente en el Desierto de Mojave en los Estados Unidos como también en Alemania, España e Italia.

El inmenso complejo fotovoltaico de Mojave, el más grande del mundo, cuenta con 9 plantas para un total de 936.000 paneles fotovoltaicos que cubren 647 hectáreas y provee toda la electricidad necesaria para unos 240.000 hogares.

Mientras tanto hay un número creciente de países que cuentan con zonas de origen volcánicas que se preparan a explotar para general energía geotérmica que al igual a la eólica y a la solar tienen cero costo de materia prima, cosa que compensa los altos costos de producción.

Finalmente está aumentando sensiblemente la explotación de combustibles biológicos derivados de matas y plantas de todos tipos. Lidera este sector el etanol producto de la caña de azúcar especialmente en Brasil donde este combustible representa el 18 por ciento del total que consumen los vehículos brasileños.

Quizás lo mas importante es la utilización de matas para la conversión de biomasas a biogás usado como combustible en cocinas y hornos domésticos. Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas afirma que en el mundo existen ya más de 166 millones de hogares, gran parte de los cuales están en África, que cuentan con hornillas y hornos siempre más eficientes que permiten bajar el costo de los gastos caseros.

Lo que sustenta la estimación de crecimiento de las energías renovables de la IEA son dos importantes razones:

1) La constante mejora tecnológica de los equipos y/o mecanismos que elaboran productos tales como células fotovoltaicas, turbinas de viento, baterías para vehículos eléctricos, hornos y convertidores de combustibles biológicos que rinden siempre más atractivos los costos de producción.

2) El aumento de las ayudas gubernamentales bajo forma de subsidios, descuentos impositivos y otras ventajas a empresas productoras de energías renovables o compañías que de una forma u otra contribuyan al mejor aprovechamiento o a su perfeccionamiento o a ciudadanos que adquieran equipos como los paneles fotovoltaicos para eliminar el consumo de electricidad en sus hogares.

La IEA estima que el los próximos dos años estas ayudas sobrepasarán los 110 millardos (billones) de dólares indicando que entre otros beneficios la tendencia de los gobiernos es de aumentar los subsidios en proporción al aumento de la eficiencia y/o mayor ahorro de electricidad.

Países como Alemania, España, Portugal y los mismo Estados Unidos tienen intención de limitar estos subsidios para rebajar gastos y mejor superar la crisis económica. Pero la IEA estima que muy poco podrán renunciar a las energías renovables si estas siguen proporcionando importantes contribuciones a la demanda energética de sus países.

 Por Tony Bianchi

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas