Transeúntes y residentes celebraron la apertura de la frontera

frontera

 

Carlos Gómez, de 48 años, no cabía de la dicha cuando cruzó con su carro Renault 9 hacia Cúcuta por el puente internacional Francisco de Paula Santander.

Lo trajo a empujones, ya que tras seis meses de mantenerlo guardado en un parqueadero de Ureña la batería se descompuso y no hubo tiempo ayer para  llevarla al mecánico a repararla, pues solo tenía cinco horas para traerlo del lado colombiano, aprovechando que la frontera estaría abierta entre la una y las seis de la tarde por el acuerdo al que llegaron las autoridades de Colombia y Venezuela.

Pasadas las dos de la tarde, Gómez cruzó la raya que divide la frontera y de inmediato las personas que se encontraban del lado colombiano lo recibieron con vivas, como si se tratara de la llegada de un héroe de guerra. “Tranquilo, esta es su tierra, aquí lo recibimos con los brazos abiertos, bienvenido con su carro, paisano”, le gritaban.

Con él también pasaron de Ureña hacia Cúcuta otros 83 conductores con sus carros, al igual que cinco motocicletas.

Del lado de Cúcuta hacia Venezuela retornaron 233 vehículos, de los cuales 158 eran automóviles, 39 tractomulas, 28 camiones, 3 buses, 2 microbuses, 1 volqueta y 2 motos.

Pese a que el número de vehículos superó los 300 que se tenían previstos, algo llamó poderosamente la atención tanto de las autoridades como de los periodistas que cubrían la reapertura de la frontera: los camiones.

El sábado se informó que solo se iba a permitir el paso de 300 tractomulas vacías hacia ambos países, pero ayer eso no se cumplió.

Uno de los más extrañados fue el vocero del gremio de transportadores de carga por carretera (Colfecar), Leonardo Méndez, quien precisó que quedó frío con la cantidad de camiones que cruzaron de Ureña hacia Cúcuta: solo siete.

“Uno lo que supone es que faltó información para que los conductores de las tractomulas estuvieran enterados de que la frontera se iba a reabrir para ellos cinco horas hoy (ayer)”, dijo el dirigente gremial.

De Cúcuta hacia Ureña el número de tractocamiones venezolanos que retornó a su país de origen superó los cuarenta y se presume que otra cifra similar haya quedado aún del lado colombiano, dijo Méndez.

El vocero de la cancillería colombiana en la frontera, Víctor Bautista, aclaró que los censos que se levantaron tanto del lado colombiano como venezolano contemplaban carros particulares y de carga, y que siempre y cuando los propietarios sustentaran con documentos la tenencia de los vehículos, se iba a permitir el retorno de los mismos a sus países de origen.

El funcionario dijo que el paso de vehículos se cumplió también sin contratiempos en los otros puntos fronterizos con Venezuela en Paraguachón, Maicao (La Guajira) y Arauca.

Aclaró que por ahora el único acuerdo al que llegaron Venezuela y Colombia es el de permitir el retorno de los vehículos que quedaron en país ajeno cuando se produjo el cierre de la frontera el pasado 19 de agosto.

“Las exportaciones e importaciones no se han reactivado entre los dos países, eso es materia de análisis y de diálogo entre los gobiernos centrales de ambas naciones”, agregó Bautista.

Dijo que no se descarta que se vuelva a reabrir la frontera en otra oportunidad para permitir el paso de los automotores que ayer no alcanzaron a pasar hacia los respectivos territorios de origen.

Alirio Bustamante, uno de los trescientos propietarios de vehículos que se movilizaron por la frontera, calificó la acción de reapertura del paso como un gesto de buena voluntad de las autoridades de Venezuela. “Esto lo que demuestra es que sí se puede dar la integración”, dijo.

Puede leer la nota completa aquí: http://www.laopinion.com.co/frontera/asi-fue-la-reapertura-de-la-frontera-durante-cinco-horas-107619#ATHS

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas