Apple vs el Gobierno de EEUU: ¿Duelo entre la Seguridad y la Libertad? por Fernando Nunez-Noda

Apple_

 

El duelo entre Apple y el gobierno estadounidense plantea un dilema muy crucial en estos tiempos: ¿Qué tiene prioridad, la seguridad nacional o la privacidad de los individuos? Muchos dicen fácilmente: lo primero, pero la petición del FBI para que Apple “hackee” el iPhone de Syed Riswan Farook, uno de los terroristas de la matanza de San Bernardino (California), no solo generaría mucha desconfianza en los usuarios, sino que sentaría un precedente que permitirá a los federales exigir este tipo de intervenciones con más facilidad en el futuro.

Tanto Microsoft como Google han pedido mesura y cuidado en la actuación del poder judicial estadounidense en este caso. Se han unido Yahoo y otros gigantes tecnológicos que se visualizan en la misma situación. Por ejemplo, en el primer semestre del año pasado solamente, Microsoft reportó 256 solicitudes del gobierno federal para proporcionar datos privados de unos 422 usuarios para investigaciones policiales. Microsoft aportó datos de solamente 1,64% de los casos.

 

 

No obstante, en tiempos cuando la amenaza terrorista es real y palpable (Boston, París, Jerusalén) una encuesta de USA Today revela que 51% de los consultados apoya al gobierno vs Apple. 37% toma partido por la empresa de la manzana y 12% no está seguro. No hay, pues, un apoyo determinante. Por los momentos, una mayoría de los ciudadanos parece inclinarse porque se cumpla el pedido gubernamental. Ninguna de las dos opciones será satisfactoria del todo porque dejará un aspecto desatendido (seguridad) o no cubierto (privacidad).

Por eso este caso es importante para vislumbrar un futuro que se parezca a la novela 1984 de George Orwell o al “1984” que pregonaba el comercial de Apple en el lanzamiento de la Macintosh. Para quienes no conocen ese célebre comercial, Apple prometía un mundo de libertad para el individuo con sus productos, que se oponía a empresas “tiranas” como IBM o por extensión a gobiernos que querían controlar a sus ciudadanos.

 

 

Un dilema enorme entre seguridad y libertad. ¿Habrá un punto intermedio?
 

[email protected]

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas