Escasez de alimentos provoca osteoporosis y baja defensa

alimentacionvzla

 

El venezolano está adelgazando pero, a pesar de los que muchos creen, esto no es del todo bueno. La pérdida de peso se debe a la desnutrición, ocasionada por la falta de alimentos esenciales como carne, pollo, pescado, huevo, leche, y queso, que la mayoría de la población no puede pagar o no encuentra disponible.

De esta situación no escapa nadie pues según la nutricionista de Fundación Bengoa, Daniela Aguilar, todos los estratos sociales se han visto afectados. Quienes más tienen siguen comiendo los mismos alimentos proteicos pero están reduciendo cantidades. La situación más crítica se observa en la población menos favorecida, pues han visto reducir sus niveles de calorías, energía que los alimentos aportan al cuerpo y que es necesaria para cumplir actividades tan básicas como caminar, pensar y crecer.

Proteínas y lácteos no es lo único que se está dejando de consumir pues las calorías que están presentes en los carbohidratos también fueron eliminadas de la dieta criolla, al mismo tiempo que ocurre una pérdida de peso.

La Encuesta Sobre Condiciones de Vida  2015 (Encovi), realizada por el Observatorio Venezolano de Salud, la Fundación Bengoa y el Centro de Estudios de Desarrollo de la UCV (Cendes), reveló que gran parte de los venezolanos han dejado de comer una o dos comidas al día. En concreto, casi tres millones y medio de personas no hacen los tres platos diarios, según el estudio.

Esto ha llevado a que en la mesa criolla falte  una serie de alimentos, que de no proporcionarse al organismo  pueden ocasionar la aparición de  diversas enfermedades, entre ella la osteoporosis, pues la desnutrición merma la masa ósea.

La nutricionista  de Fundación Bengoa asevera que, debido a los bajos ingresos y a la inflación, el venezolano está “dejando de comer bien”.

Un adulto malnutrido está expuesto a enfermedades como osteoporosis, debido a la disminución de calcio en los huesos. “Nuestro cuerpo necesita calcio para todo, de hecho hasta nuestro corazón necesita calcio para latir”,  sentencia Aguilar, quien añade que esto puede ocasionar la aparición a temprana edad de esa enfermedad.

Una  dieta restrictiva puede ocasionar deficiencias inmunológicas, desnutrición, aumento de la mortalidad en general  y una reducción de las capacidades de la persona para efectuar determinadas actividades básicas. También aparecen, con más frecuencia, afecciones como gastritis, intoxicación, parásitos, diabetes y obesidad.

Aguilar  detalla que en los últimos estudios de campo de Fundación Bengoa se observó una reducción de los porcentajes de obesidad pero con repunte de la desnutrición. Esto se debe a que el venezolano está dejando de consumir proteínas y por ende su masa muscular disminuye, lo que ocasiona que su metabolismo sea más lento y este propenso a desarrollar obesidad y otras enfermedades.

 

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas