Fuente Diario Abc.Es

Los investigadores manejan varias explicaciones posibles que incluyen la severidad de la infertilidad o el tratamiento, entre otras

El asma es más común entre los niños nacidos mediante untratamiento contra la infertilidad que entre los que han sido planificados y concebidos de forma natural, según los resultados del «Estudio de Cohorte del Milenio del Reino Unido», publicados este jueves en la revista «Human Reproduction».

El estudio reveló que a la edad de cinco años, los niños nacidos de padres subfértiles, aquellos que o bien habían tenido que esperar más de un año antes de lograr concebir o que concibieron a través de alguna forma de tecnología de reproducción asistida, tuvieron significativamente más probabilidades de sufrir asma, sibilancias y tener que tomar medicación antiasmática.

La asociación fue impulsada principalmente por los niños nacidos después de la fertilización in vitro (FIV) o inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), ya que estos niños tenían entre dos y cuatro veces más de probabilidades de sufrir de asma, sibilancias o estar tomando antiasmáticos. Sin embargo, los investigadores, de las universidades de Oxford y Essex (Reino Unido), dicen que sus hallazgos no deben preocupar a los padres de los niños nacidos por reproducción asistida.

La doctora Claire Carson, de la Unidad Nacional de Epidemiología Perinatal de la Universidad de Oxford, explica: «A pesar de que los niños nacidos después de un tratamiento de fertilidad son más propensos a ser diagnosticados y tratados por asma que otros niños, es importante recordar que en términos absolutos, la diferencia es muy pequeña». Un 15 por ciento de los niños del estudio tenían asma a la edad de cinco años. Aunque esta cifra sube al 24 por ciento en el caso de los niños de FIV, «no es mucho más alto», señala la investigadora.

«Se necesita más investigación para establecer lo que podría ser la causa de la asociación y los mecanismos subyacentes involucrados. También es importante recordar que en la mayoría de los niños, el asma es una condición manejable y no evita que los niños a vivir una vida plena y activa», afirma.

Varias explicaciones posibles

El análisis estudió prospectivamente a 18.818 niños de todo Reino Unido que nacieron entre 2000-2002. Se les dividió en seis grupos según su forma de concepción y cuando tuveron entre 5 y 7 años, los investigadores preguntaron si los niños habían tenido asma, sibilancias o estaban tomando medicamentos para el tratamiento del asma. También se tuvo en cuenta el historial de asma de las madres, tabaquismo, índice de masa corporal, nivel socioeconómico, mascotas peludas en el hogar, la edad gestacional al momento del parto, tipo de parto y la lactancia materna, entre otras cuestiones.

Los nacidos de padres subfértiles tuvieron un 39 por ciento más de probabilidades de sufrir asma, fueron un 27 por ciento más propensos a jadear y registraron casi el doble de probabilidades (90 por ciento) de tomar medicamentos antiasmáticos a los 5 cinco años. Esta asociación se debió principalmente a un aumento del riesgo de asma en 2,5 veces entre los niños nacidos después de tratamientos de reproducción asistida, casi dos veces más de riesgo de sibilancias y más de cuatro veces más de riesgo de tomar medicamentos antiasmáticos. Unas asociaciones similares pero en menor medida también se detectaron a la edad de 7 años.

Los investigadores dicen que podría haber varias explicaciones posibles para la relación entre la infertilidad y el asma e incluyen la severidad de la infertilidad, el tratamiento de la infertilidad u otros factores que no se hayan tenido en cuenta.