ALTO

FARC:

Como se los adelanté la semana pasada, las conversaciones entre el gobierno de Colombia con los gobiernos de Cuba y Venezuela en relación con el tema de la narcoguerrilla que lidera Timochenko avanza sin contratiempos. Juan Manuel Santos lo conversó con los ex presidentes de Brasil, Chile y España el pasado viernes en Bogotá. Con sumo entusiasmo el colombiano les contó de sus pláticas por más de cuatro horas en La Habana con el presidente de Cuba, Raúl Castro y de Venezuela, Hugo Chávez. Si bien el tema no dará sorpresas inmediatas si fue sorprendente para Santos la buena disposición de Chávez como cooperador en el asunto. Este fin de semana debe realizarse otra ronda de conversaciones. Hasta el momento las expectativas son muy positivas.

Hasta la dama del turbante ha estado muy comedida por estos días…

 

¿SEGUROS ROJOS?:

En la Asamblea Nacional hay una historia de cambios y recambios con los seguros de hospitalización, cirugía, maternidad y de vehículos para empleados y obreros en la docena de años que los rojos tienen el control del ente legislativo. Presidente de la Asamblea que llega trae una nueva empresa bajo el brazo. Antes tuvieron Seguros Mercantil, que les funcionó muy bien bajo la presidencia de Cilia Flores. Llegó el comunista y ex guerrillero Soto Rojas y ante la limpieza que hizo de todo los que estuviera “floreado” contrató a Seguros Horizonte, la de los militares que deja mucho que desear si vamos a las denuncias que desde Aporrea y otros medios rojitos se leen. Ahora con la llegada del teniente e ingeniero Diosdado Cabello la póliza pasó a Seguros Altamira, empresa que se puso de moda entre los entes del régimen. Por cierto que tras el acuerdo entre algunos organismos públicos con un número de clínicas privadas a nivel nacional, a las que les adeudaban cientos de millones de bolívares por sus servicios, negociando un baremo para las distintas eventualidades que está por debajo de lo acostumbrado, nos enteramos que la Alcaldía del Municipio Libertador de Caracas negoció la seguridad social de sus 85 mil empleados eliminando los seguros de HCM para funcionar bajo la figura del auto-seguro. Es así que se crea un pote de acuerdo al número de empleados y al costo de las eventualidades en el año anterior. La propuesta a sólo 10 clínicas es someter un baremo incrementado en un 30%. La gran pregunta que surgió entre los citados a firmar el acuerdo fue: ¿a que cuenta bancaria se asignará el 20% de lo acordado? ¿Campaña? Claridad por favor. Informen…

 

MEDIO

AJUSTE DE CUENTAS:

“El Gato” José Gregorio Briceño era un dirigente adeco que desde Caicara aspiraba ser gobernador de Monagas. La pretensión de Guillermo Call de mantenerse al frente lo llevó a fundar un partido local (MIGATO) con el que negoció con los chavistas para ganar las elecciones. Chávez siempre supo que no era de los suyos y encargó que prepararan un emergente. La Liga Socialista, grupo de Nicolás Maduro y Cilia Flores, envió a Numa Rojas, quien desde la Alcaldía de Maturín trató de enfrentarlo, pero los delitos de corrupción del burgomaestre fueron denunciados por el mismo Briceño y lo llevaron a la inhabilitación política. Colocó como alcalde de Maturín a un pupilo confiable, José Vicente Maicavares, y se mantuvo por el momento sin rivales. Ahora, con su expulsión del PSUV se abre el compás de las denuncias que el mismo chavismo le tiene guardadas, entre ellas, asuntos con la construcción del estadio de fútbol y un extraño caso con unos policías en una feria carnavalesca. Ayer mismo el ministro el-Aissami pasó un tweet refrescando éste último caso: “Director anterior de POLIMONAGAS Com. Lisandro Jaramillo nombrado por Gob.BRICEÑO está detenido por HOMICIDIO Y DESAPARICIONES FORZOSAS”. Por allí van los tiros. Ambos casos se los tuvieron encima como una espada de Damocles para “que no se resbalara del Psuv”. El Gato se defenderá y atacará a Diosdado con todo lo que tenga en sus cabellos, de manera que los deudos de Numa habrán cobrado su defenestración y golpearán a través de un tercero a su archienemigo. Sin embargo ¡cuidado! .Dicen que los gatos tienen siete vidas y el tema, al victimizarlo desde el todopoderoso partido de gobierno, es que lo están expulsando por defender al pueblo de Monagas en lo que les es más delicado, el agua que beben. Estudios de organismos internacionales muy reputados -hechos a la calladita con mucho sigilo- publicarán en los próximos días con los resultados de los análisis hechos “in situ” que revelarán que ese líquido no es potable. Mientras esto pasa, la procesión roja rojita va por dentro esperando, los enemigos internos del presidente de la Asamblea, que la pelea entre Briceño y Diosdado, debilite a éste último para beneplácito de ¿Jaua, Maduro y Adán?. Pendientes.

 

BAJO

¿ANAQUELES VACÍOS?:

La Superintendencia Nacional de Costos y Precios Justos (Sundecop) está moviéndose como peso pluma para tratar de evitar el enorme desabastecimiento de productos de primera necesidad que se le viene encima. Hace unos días comentamos en www.runrun.es que la industria farmacéutica, por lo sensible de su actividad, venía siendo mantenida al margen de la Ley de Costos y Precios Justos implementada, más con demagogia que racionalidad, por el gobierno del comandante revolucionario. Menciono el aspecto demagógico pues el propio Chávez en varias de sus cientos de cadenas obligatorias nos dijo que los empresarios e industriales capitalistas tenían ganancias hasta por encima del 200% de los precios de los artículos de primera necesidad desde alimentos hasta utensilios eléctricos pasando por las medicinas y los enseres domésticos.

Dados esos aspectos el sector farmacéutico no había sido tocado ni regulado. Sin embargo, representantes del gobierno se reunieron hace dos semanas con las principales cámaras, laboratorios y droguerías para sugerirles, aún sin la aplicación de la ley, que no deben ni pueden subir los precios en los meses pre-electorales. Una importante droguería de presencia nacional ya no aceptará aumento de precios por parte de laboratorios a partir de febrero 2012. Con esto, el gobierno hace que los policías del control de costos y precios sean los mismos integrantes de la industria, salvando su propio pescuezo en un sector estratégico y de mucho impacto político más en un año de elecciones y con la inflación más alta del mundo debido a sus erradas políticas económicas que tratan de implantar un socialismo-comunismo antiguo y trasnochado sin la actualización de los verdaderos socialismos de progreso, empleo y baja inflación como el de Brasil, Chile y hasta Perú.

Con esta amenaza, nada velada, nadie se atreverá a aumentar el precio de un medicamento. El control de precios, fuera de un marco legal, se impondrá. Con las medicinas el control no lo ejercerá la Ley de CYPJ pero si la ley del miedo. La semana pasada desde la Sundecop llamaron a los supermercados y abastos ante la angustia oficial de la pronta escasez de toallas sanitarias y champús, los renglones más delicados, así como otros menos impactantes pero que ya no vendrán más del exterior. Bajo “secreto de confesión” un alto funcionario les pidió aguantar hasta el comienzo de la Semana Santa, el primero de abril, esa penuria pues para esa fecha esperan reajustar precios que reconocen fueron calculados muy mal y hasta de forma errada. Un empleado de uno de los supermercados del gobierno que participó en el encuentro le dijo a la Superintendente, Karlin Granadillo, que a él no le habían hecho caso cuando alertó de esos errores en los cálculos. Ahora resurgen esos temores por el año electoral donde la inflación y la escasez son mencionadas como reclamos por los ciudadanos.

 

Enviar Comentarios