Permiten a los rusos violar leyes en viviendas de Fuerte Tiuna

Screen Shot 2013-08-02 at 10.39.26 AM

 

El tema de las viviendas en Fuerte Tiuna sigue siendo noticia. Desde hace dos años hemos venido denunciando los guisos y desbarajustes que dentro de las instalaciones militares se han venido cometiendo con el apoyo de las mas altas instancias político-militares del llamado “proceso socialista bolivariano”.

Rusos, chinos y bielorrusos bendecidos por el fallecido Hugo Chávez se han aprovechado de los mas descarados negocios con los boliburgueses de uniforme y de camisas rojas. Independencia y autonomía de todas las leyes venezolanas, tres estados dentro de Venezuela han implantados Rusia, China y Bielorrussia. Los chinos hasta su propio personal de han traído desde el continente asiático. Los rusos han destacado en los negocios con sus pares venezolanos pues la relación de Chávez y Rafael Ramírez con los líderes de la llamada burguesía rusa encabezada por el jefe de Gazprom Igor Sechin, según muchos medios globales el principal testaferro de Vladimir Putin y la llamada “milmillonaria mafia rusa de los mas grandes negocios mercantiles”.

El montaje en Venezuela de la Fundación Rusa para la Construcción de Viviendas ha sido muy cuestionado por obreros, empresas, contratistas y suministradores de materiales. La arrogancia rusa ha sido enorme. No aceptan críticas y todo lo achacan a que la “oposición venezolana enfrentada a Chávez nos ve como aliados del gobierno venezolano”.

Es cierta esa premisa. Son aliados y socios del gobierno y algunos de sus dirigentes. La mejor demostración es que siguen el guion rojo rojito de no presentar cuentas, facturas, recibos o plan de entrega de sus obras.

Revisando nuestras columnas se pueden observar denuncias de los trabajadores y las empresas sub contratadas así como la respuesta de la embajada rusa en caracas.

Ayer cuando El Universal en nota del colega Jorge Hernández señalaba que la paralización de las obras alcanza un 75% y un vocero de la Unión Bolivariana de Trabajadores (UBT) alertaba de la necesidad de demoler algunos edificios pues las placas de concreto no se dejaron secar el tiempo necesario, llamé a un amigo ingeniero que conoce a fondo el drama ruso en Fuerte Tiuna. Su respuesta es acertada y oportuna y despeja dudas sobre los temas planteados.

Los puntos claves de la denuncia serían estos:

1.- No es cierto que hayan edificios que deban ser demolidos. La información exacta es que el concreto en algunos elementos estructurales (losas, vigas y columnas) de ciertos edificios, no dio la resistencia mínima exigida por el proyecto y deberán ser demolidos. Esto ocurrió el año pasado. El concreto provino de una planta concretera propiedad de un militar de alta graduación que tenía contratado parte del suministro del material que debía colocarse en la obra.

Ciertamente algunas estructuras deberán ser reforzadas pero no implica su demolición total.

2.- Este gobierno, que se jacta de defender los derechos de los trabajadores, ha permitido que la FRCV contrate mano de obra a destajo para reducir costos, por eso los trabajadores no reciben los beneficios de ley.

Imagínate que la empresa china que ejecuta las labores en Fuerte Tiuna no ha contratado ni a un solo obrero venezolano ya que trajeron todo su personal de China. 

Un socialismo bien raro el nuestro, verdad?

3.- Los conflictos a los que se refiere, mayo del año pasado, fueron generados por los propios trabajadores que exigían el cumplimiento inmediato de la ley del trabajo que entró en vigencia ese año pero que permitía hasta mayo de este año para su total entrada en vigencia. Las paralizaciones se hicieron cotidianas y el caos fue aprovechado por la FRCV para  quedarse con el negocio.

Al Ing. Sergei Semin, de la FRCV, le pareció que, en un país donde no existe la legalidad y con todo el poder político de su lado, sería muy fácil hacer negocios, es por eso que resuelve rescindir los contratos de Maquivial C.A y Tresinca.

Lo que pasó es que son tan ineficientes que no pudieron hacer nada. De hecho el avance de la obra desde que se generaron estos conflictos hasta esta fecha es casi nulo.

4.- A la fecha de hoy y amparada en el decreto de emergencia donde se prioriza la construcción de viviendas para refugiados y damnificados, la FRCV  ha prácticamente confiscado los equipos y maquinarias de las empresas Maquivial C.A. y Tresinca ya que se han servido de estos sin pagar nada.

Como te dije antes, el negocio es redondo, utilizan equipos ajenos que no pagan y también reducen los costos de mano de obra desmejorando a los trabajadores.

5.-El artículo de El Universal de ayer jueves 1 de agosto dice: las empresas “no poseían liquidez”, y cómo la iban a tener si la FRCV jamás cumplió con las cláusulas contractuales que reconocían los mayores costos de la obra?. En toda Caracas existen proveedores que suministraron materiales o arrendaron equipos y a quienes la FRCV  no les ha pagado.

6.- Este gobierno es tan cómplice que a nadie del Ministerio de la Vivienda se le ha ocurrido hacer una auditoría  que permita establecer cual ha sido el uso de los fondos que la Nación ha erogado en este proyecto.

¿Será que no hay dolientes?

La información que ayer jueves 1 de agosto apareció en El Universal es la siguiente:

Ciudad Tiuna sin personal ni obras calificadas

Líderes del personal obrero señalan que las obras están paradas en 75%

Screen Shot 2013-08-02 at 10.38.59 AM

Edificios abandonados e inundados hay en Ciudad Tiuna desde hace ocho meses

 

JORGE HERNÁNDEZ |  EL UNIVERSAL

jueves 1 de agosto de 2013  12:00 AM

En noviembre de 2012, el Ejecutivo debió entregar los 6.342 apartamentos que construye dentro de la instalaciones militares de Fuerte Tiuna tras establecer un convenio bilateral con la Fundación Rusa para la Construcción de Viviendas, pero esa promesa, que hoy afecta a igual número de damnificados de finales de 2010 que permanecen en refugios, fue incumplida porque los trabajos no cumplen con las normas Covenin y la obra tiene un déficit de al menos 2.200 trabajadores, denuncia José Zegarra, vocero de la Unión Bolivariana de Trabajadores del sector construcción (UBT).

“Para cubrir los tiempos de entrega de las viviendas de Ciudad Tiuna se requiere la contratación de 3 mil trabajadores. Hoy solo quedan 800 que laboran para la empresa América Proyectos porque la Fundación Rusa desistió de los contratos con las compañías venezolanas Maquivial y Tresinca. Eso dejó en la calle a 2.200 trabajadores y por eso el proyecto tiene un retraso de 85% en ejecución de obras desde mediados de 2012. Hoy con el poco personal que tienen y con la falta de liquidez las obras están paralizadas en 75%. Solo trabajan 25% de obreros en pésimas condiciones de higiene y seguridad industrial, y sin beneficios laborales”, destaca Zegarra.

Germán Pacheco, vocero de UBT, asegura por su parte que al menos cinco edificios de Ciudad Tiuna (9 y 10 de manzana uno; 3 de la manzana siete y 38 de la manzana seis) deberían demolerse por presentar hundimientos, columnas agrietadas, pisos de mala calidad y placas con poca cantidad de cemento. “Modifican los procedimientos Covenin, colocan menos cabillas en columnas y no respetan el tiempo de secado del concreto vaciado. Según las normas Covenin debe esperarse 22 días para que el cemento se solidifique y no se agriete”.

Ruperto Calatrava, ingeniero experto en obras civiles, afirma que las normas Covenin aseguran que la construcción de una edificación sea eficiente. “Si hay deficiencias en un proyecto habitacional deben corregirse a tiempo. Por eso el personal de Ciudad Tiuna observa que se están reforzando columnas con vigas de hierro para aguantar el peso de la estructura. Esas obras deben inspeccionarse para evitar males mayores. Es un recalce de columnas que ceden porque el terreno es inestable o porque el estudio de suelo fue incompleto”.

Explica que no es normal que construcciones nuevas tengan un reforzamiento en sus columnas. “Eso pasa cuando haces pocas perforaciones de suelos y no determinas su verdadero perfil. Con esas reparaciones se invierte más tiempo de obra y más recursos de los que habías previsto”, agrega Calatrava.

Pacheco señala, por su parte, que los obreros que aún laboran en Ciudad Tiuna no cuentan con póliza de HCM, contrato, seguro social ni con el pago a tiempo del salario (entre Bs 1.400 y 3.000 semanal).

“Cuando escasean los materiales de construcción no cobramos. Ahora ofrecen a los damnificados que están en los batallones Caracas, Bolívar y Polígono de Tiro de Fuerte Tiuna, tribunas A y C de La Rinconada y en El Valle, que entregarán las viviendas en diciembre”, precisa Pacheco.

Agrega que trabajan con maquinarias viejas donde murieron dos obreros en 2012. Ayer parte de los afectados entregaron un documento con sus exigencias en la Embajada de Rusia en Las Mercedes. Allí los voceros de UBT rechazaron la detención y golpes que funcionarios de la Policía Militar le dieron a los obreros Roody Michelle y Juan Serrano, quienes rondaban Fuerte Tiuna.

El Universal intentó contactar a la directiva de la Fundación Rusa sin éxito.

Aquí otro de nuestros artículos que hacía referencia al caso y que publicamos el año pasado en los Runrunes del 27.11.2012.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas