Ninguna aerolínea local llega a categoría A: Hay 7 B, 5 C y 27 D

Llega a mis manos un informe confidencial para uso interno de las Naciones Unidas titulado “Lista de evaluación de riesgos de las aerolíneas y categorización de sus operaciones en los países miembros de la ONU”. Uso solamente el de Venezuela. Hay cuatro categorías: A, B, C y D.

La categoría A significa que se cumple con toda la certificación de la “Auditoria de Seguridad Operacional de IATA”, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.

La Categoría B se define así: “Se adhiere a la normativa básica, pero no es totalmente compatible con la seguridad exigida”. Aquí están Aeropostal Alas de Venezuela, Aserca, Avior Airline/Avior Express, Laser, Rutaca y SBA Santa Bárbara Airlines.

La Categoría C: Ofrece solo seguridad limitada y cuestionable. Necesitan revisión constante de  las organizaciones afiliadas a la ONU y la industria aérea. Aquí incluyen a Avensa,  Conviasa, El Sol de América, LTA Aereotuy y Venezolana.

La Categoría D tiene este alerta: No debería utilizarse sin haber completado antes una certificación de su seguridad. En circunstancias excepcionales podrían hacerse  previa consulta con UNORG´S ATFP y tras la revisión del Punto Focal de Seguridad se podría conceder la aprobación de vuelo. Integran este grupo: AeroCaribe, AeroFly Monagas, Aerotécnica, Aerovías Caribe Express, Air Iglesias, Albatros Airlines, Amazonair, ASAP Charters CA, CS Turísticos CA, CIACA Airlines, Comeravia, Estelar Latinoamérica, Kavok Airlines, Perla Airlines, PHI Venezuela, Proflight, Rainbow Air, Raul Helicopters, SASCA, Sundance Air, TAAN, TAA Tourism Aéreo Amazonas, Tasair, Tranaca, Transaven, Transcarga International Airways. Transmandu Transportes y Aéreos Manduca.

En nuestro país ninguna aerolínea local llega a esta clasificación. De ellas Santa Bárbara tendría casi  “full certificación” y falla porque su mantenimiento  no está a la altura, criticándose principalmente que el personal mecánico utilizado en Miami es insuficiente para solucionar las constantes fallas de varios aviones  usados comprados en Phoenix, Arizona.  Entre este problema y un personal poco eficiente se derivarían las cancelaciones de vuelos y constantes atrasos. Laser es definitivamente la más puntual  de las locales pero sus aviones, casi todos  DC-9, aunque bastante bien mantenidos, no ofrecen los “avionics” sofisticados que se necesitan para la navegación instrumental de hoy  día. Pero esto podría mejorar muy pronto cuando Laser empiece a volar al exterior y tenga que comprar aviones más modernos. Aeropostal, no logrará mejorar hasta que no convierta sus rutas en itinerarios más  productivos; enfrenta una competencia desleal por parte de Conviasa,  necesita nuevos aviones y mejorar sus “safety procedures.”  Lo mismo vale para  Avior y Aserca.  Mal se ven  Aerotuy y  Venezolana, la primera porque no quiere gastar lo necesario y la segunda por  mal mantenimiento.

Vale la pena, ya fuera del informe, referirnos a Conviasa. Sus principales capitanes dicen que  la aerolínea no tendría donde colocar los 23 nuevos aviones brasileños de mediana autonomía, Embraer, comprados por el presidente Hugo Chávez en su reciente encuentro en Brasilia con la presidenta de Brasil Dilma Rousseff,  a menos que los aviones los entreguen de dos en dos durante los próximos  12 años. Solo en la base militar de Palo Negro en Aragua cabrían hoy día. Luego vienen los problemas relacionados a la logística, el entrenamiento y la contratación del personal desde los operadores de la carga y maletas hasta los capitanes y finalmente la expansión de toda la estructura.

NOTA: La Auditoría de Seguridad Operacional de IATA (IOSA)) es un sistema de evaluación reconocido y aceptado internacionalmente diseñado para evaluar los sistemas operativos de gestión y control de una compañía aérea.

 

GraficosPDF1

Más detalles aquí GraficosPDF

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas