[VIDEO] Tarek William Saab, el que no defiende, no oye, no habla y no ve, pero sí viaja al Líbano

TarekWilliamSaab

Para los pasajeros del vuelo 385 de la aerolínea Air France con destino a París el viernes 29 fue una sorpresa que no esperaban. De inmediato reconocieron a un personaje de la “revolución socialista” que ha estado el último mes en la palestra pública pues su cargo -en el llamado Poder Ciudadano- ha sido puesto en entredicho como su “defensa de los derechos humanos” tal y como lo hizo con énfasis durante los gobiernos democráticos hasta 1998. El llamado “poeta revolucionario” que, como digo, tiene un mes siendo noticia pues las marchas de los demócratas hacia la sede que ocupa, en tan rimbombante cargo, ha sido la razón de las movilizaciones que llevan ya varios muertos por la represión oficial del régimen de Nicolás Maduro.

El “defensor” ha defendido en todo este tiempo no los derechos de los valientes jóvenes y adultos que protestan de forma pacífica, cumpliendo con lo que establecen varios artículos de la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, sino el edificio sede de la Defensoría del Pueblo rodeándola de cientos de Policías Nacionales Bolivarianos y de Guardias Nacionales Bolivarianos, negando el acceso a diputados y dirigentes estudiantiles que han querido llevarle cartas y acuerdos cuestionando el ejercicio democrático de Maduro y pidiéndole que accione el Consejo Moral Republicano -que preside por segundo período- para tomar acciones contra la ruptura del hilo constitucional como bien lo denunció la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, uno de sus dos compañeros en dicho Consejo. Saab fue electo por mayoría simple en la Asamblea Nacional en diciembre de 2014 cuando era controlada por el PSUV.

Volviendo al inicio de esta nota, Tarek William llegó a Paris y de allí se embarcó hacia Beirut, capital del Líbano, donde desde el 4 y hasta el 7 de mayo se reunirá lo que se llama “Lebanese Diaspora Energy 2017”, una convocatoria anual donde los empresarios libaneses regados por todo el mundo se reúnen con el presidente del Líbano, sus ministros y sus empresarios locales para impulsar el crecimiento económico del país.

El “defensor” se alojará como “invitado” en el Hotel Le Gray, de cinco estrellas, propiedad del banquero libanés-venezolano Edmond Kaabche quien junto a Arístides Maza Tirado son los accionistas principales del Banco del Caroní.

Por unos días Saab podrá apartarse del mundanal ruido caraqueño, de los furibundos represores y de los asesinos militares y paramilitares a los que ni con el pétalo de una rosa ha tocado por estos días.

Su obsesión en defender solo a ese 20% de venezolanos que están cuadrados con la robolución socialista le ha ganado el desprecio del resto de los ciudadanos que quieren vivir en democracia, con seguridad, trabajo y alimentación. Saab parece no querer ver esa realidad y está tan comprometido con la injusticia, las violaciones a los derechos humanos, los abusos del poder y la rampante corrupción que hasta un hijo suyo, Yibram Saab Fornino, grabó un video –que se viralizó en las redes- donde lo conmina a actuar en defensa de la ley, el orden y la Constitución Nacional en la que participó en su redacción.

El funcionario viajó en Primera Clase, mimetizándose con una boina y anteojos oscuros, como se observa en el video que de inmediato que el avión aterrizó en el aeropuerto Charles de Gaulle fue enviado a las redes sociales por un pasajero.

La cobardía que reina en el régimen la han enfrentado ordenando la peor de las represiones en estos años chavistas, con más número de muertos y detenciones sin juicio, sin pruebas y violando los derechos humanos de todos ellos y el resto de los ciudadanos.

Bien la valdría a Tarek renunciar al cargo pues ha tomado parte -públicamente y en declaraciones a todos los medios- con el gobierno, igual que su compañero del Consejo Moral Republicano el Contralor Manuel Galindo. Éste no solo no controla al gobierno, sino que para justificar la designación en varios cargos de sus familiares estableció una “doctrina del nepotismo” que avalaría ese escandaloso guiso público.

La repetición en el cargo de presidir el Consejo Moral no le correspondía a él sino a la Fiscal General Ortega Díaz, pero sabiendo que no estaba cuadrada 100% con el régimen fue el propio Maduro quien agenció la escaramuza para que repitiera el “esclarecido poeta rojo rojito”.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas