Tozudez de Maduro imprime más billetes y aumenta la inflación

Bsf2

 

Lo comentamos en la radio varias veces y lo escribimos en nuestra columna y éste portal. Desde hace mucho tiempo los Jumbo Jets aterrizan en la base militar de Palo Negro en Maracay. En su interior vienen toneladas de billetes en denominación de cien bolívares (Bs.100) importados por el gobierno de Nicolás Maduro porque la venezolana tiene una enorme deuda con sus proveedores de tintas y por ello hay que contratar e imprimir los billetes en los países europeos con los que se tiene convenio para su impresión.

Hoy el periodista Kejal Vyas de The Wall Street Journal revela detalles de las negociaciones entre el Banco Central de Venezuela y casas de moneda europeas y canadienses.

Cito: “El enorme pedido de 10.000 millones de billetes no puede ser satisfecho por una sola imprenta, según las personas al tanto de los acuerdos, lo cual ha generado interés entre varias de las firmas de impresión más grandes del mundo. Entre ellas, según las fuentes, se encuentran la británica De La Rue, Canadian Bank Note Co., la francesa Oberthur Fiduciaire y una filial de Giesecke & Devrient, con sede en Múnich, que imprimió el marco alemán de la República de Weimar durante la hiperinflación de la década de 1920, cuando la gente transportaba carretillas de efectivo para comprar pan. Más recientemente, Giesecke & Devrient fue la proveedora del papel de seguridad para Zimbabue cuando el país sufrió una hiperinflación en 2008 en la que los precios se duplicaban a diario. La imprenta canadiense no respondió a pedidos de comentarios, en tanto que las otras no quisieron hacer declaraciones. Los expertos en divisas dicen que los retos logísticos de importar y guardar grandes cantidades de billetes ponen de relieve una verdad innegable: Venezuela está gastando mucho más de lo que necesita, porque el gobierno no ha impreso un billete más grande. Esto, dicen los analistas, es un reconocimiento implícito de hiperinflación por parte de un gobierno que públicamente niega el problema.

Los últimos encargos del Banco Central de Venezuela han sido exclusivamente de billetes de 100 y 50 bolívares, porque los de 2, 5, 10 y 20 valen menos que el papel en que están impresos, según las siete fuentes”.

 

Maduro en su terquedad, su inducido desconocimiento de la realidad venezolana y su negación de la derrota sufrida por su gobierno en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre sigue insistiendo en que solamente se impriman billetes de Bs.100 porque, aunque desde hace mas de dos años hacen falta billetes de 500 y de 1000 bolívares, “eso sería  reconocer la  hiperinflación que vive Venezuela y aceptar que el país lidera a todo el globo en esa materia”. Maduro es contumaz. Cree que al tener solamente billetes de 100  en circulación por miles de millones de bolívares la gente no se va dar cuenta de la hiperinflación que le atribuye hacer o imprimir billetes de 500 o de Bs.1000 hoy día para comprar cualquier tontería requiere una especie de maletín lleno de billetes con la inflación avanzando y creciendo será muy difícil para el venezolano salir a comprar cualquier cosa si una enorme bolsa o un maletín o una cartera donde vayan centenares de billetes de Bs.100

Para  que la población no se da cuenta de la llegada de los aviones estos son desviados al estado Aragua y de allí en aviones de la FANB son llevados a Maracaibo y Maiquetía en menores cargamentos. Recordemos lo que dicho el nuevo ministro de “economía productiva” Luis Salas y que aparece publicado en nuestro portal:

“La inflación no existe en la vida real, esto es, cuando una persona va a un local y se encuentra con que los precios han aumentado, no está en presencia de una “inflación”. En realidad, lo que tiene al frente es justamente eso: un aumento de los precios, problema del cual la inflación en cuanto teoría y sentido común dominante se presenta como la única explicación posible, cuando en verdad es tan solo una y no la mejor. Se presenta como la única posible porque es la explicación del sector dominante de la economía, en razón de la cual se la impone al resto”.

“La inflación es el correlato económico del fascismo político (…) No tiene mucho sentido seguir hablando de “inflación y escasez” cuando de lo que estamos hablando es de especulación, usura y acaparamiento”.

¿Y quién causa la inflación?

“La inflación no es una distorsión de los mercados. Es una operación de transferencia de los ingresos y de la riqueza social desde un(os) sector(res) de la población hacia otro(s) por la vía del aumento de los precios. En lo fundamental, esta transferencia se produce desde los asalariados hacia los empresarios, pero también desde una fracción del empresariado hacia otra fracción de los mismos. O dicho de manera más clara: en la inflación se expresa la lucha de fracciones o sectores empresariales (en especial los más concentrados) por incrementar sus ganancias a costa del salario de los trabajadores (es decir, de la mayoría de la población), pero también con cargo a las ganancias de otros sectores empresariales, en especial los pequeños, medianos y menos concentrados”.

El Gobierno no es responsable de la inflación

“En nuestro caso, el mal diagnóstico comienza cuando se habla de “inflación” para referirse al problema de los altos precios de los bienes y servicios. Y sigue cuando se afirma que este problema es causado por la intervención del Estado –bien, controlando los precios; bien, aumentando unilateralmente los salarios; bien, subsidiando los productos; o bien, emitiendo dinero para aumentar ficticiamente la demanda (el clásico tema del Estado populista que “regala” el dinero a los pobres a través de becas, etc.) en medio de una realidad que sería armónica de no mediar tal intervención–.”

 

Salas es parte del entorno de más confianza del desastroso mandatario venezolano. El nuevo asesor español, miembro del partido Podemos, y director desde 2014 del Centro de Estudios Estratégicos Latinoamericano de Geopolítica (Celag), con sede en Quito, Ecuador., Adolfo Serrano Mancilla, también es de esa corriente negada a reconocer la realidad venezolana. Mientras Maduro los escuche  ninguna otra medida va ser tomada para aliviar el drama venezolano. Maduro no se atreve. Maduro está encerrado en sí mismo. Maduro está muy endeble y se resiste a renunciar así que los venezolanos pasaremos muchos más días de angustias de escasez y de muertes por falta de medicinas y alimentos.

 

ADICIONAL PARA COMPLEMENTAR LA INFORMACION:

El Nacional

El circulante monetario de Bs. 100 representa 32,2% de los billetes en circulación

DE SEPTIEMBRE 2015 – 05:18 PM

En agosto de este año se registró la cantidad de 2.176 millones de billetes de Bs.100 circulando en el territorio nacional, según cifras oficiales del Banco Central de Venezuela (BCV). Este año se han impreso alrededor de 1.202 millones de billetes de esta denominación, lo que significa un aumento de 123,4% con respecto a agosto de 2014 cuando circulaban 974,1 millones de unidades.

La impresión de este billete empezó su aumento vertiginoso a partir del año 2013, debido a la alta liquidez, el incremento sostenido de la inflación y por el aumento de su demanda, principalmente en la frontera con Colombia, reseñó el portal webNotiminuto.

Éste representa el 32,2% de los billetes en manos del público y de las entidades bancarias, seguido de la pieza de Bs. 50 con el 21%.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas