Con el paso de las horas, en su reposo chavez afina los cambios civiles y militares

El paciente sigue su tratamiento. Entre el cansancio y el insomnio de esas terapias debe estar cubierto su día. Duerme hasta ocho horas y soporta con abundante yogurt las medicinas. Sigue cavilando los cambios de su equipo. Quiénes son más eficientes que otros, quiénes de los “viejos” lo hicieron mejor y quiénes no se han desviado de los propósitos iniciales. Lo que aquí escribimos sobre las luchas internas –demonios desatados- se agudizan con los días. Una revolución que no tiene sino un solo líder pasa un trance difícil en medio de estas angustias que demuestran la vulnerabilidad de la vida de todos los seres humanos. Momentos que hacen aflorar, así como la compasión y el respeto, las amarguras, celos, apetencias y envidias de quienes aspiran ascender en la escala política roja rojita. Adán Chávez ha sido uno de los más sorprendidos con el retorno inesperado del hermano quien según él le habría confiado -en el primer momento que se vieron en La Habana tras conocerse la existencia del cáncer- que “debes irte preparando para ser el candidato de la revolución si esta enfermedad me vence pues en manos de otros se perdería”. ¿Verdad o invento? Eso dicen los allegados de Adán quien sigue demasiado activo a la luz pública. Sin embargo me recuerdan que sus desafortunadas declaraciones lo pusieron muy mal con las Fuerzas Armadas, la oposición y los miembros del gobierno y lo mandaron al foso de las preferencias. Fidel, quien ha sido un sabio consejero para mantener activa no solo la maltrecha y desvencijada revolución cubana sino también la venezolana que mantiene a la suya, se aprovechó de la intimidad con el paciente recluido en La Habana para hacerle unas sugerencias importantes en torno a lo que le acontece al régimen venezolano. De entrada  le aconsejó revisar su lista de colaboradores desde que comenzó a gobernar en 1999. Por ello no deberá sorprendernos que en un barajo ministerial veamos caras que otrora conocimos en los más de 170 ministros que han pasado por los cargos improvisando de la noche a la mañana o haciendo negocios con sus amigotes. Hablando de la familia no debe descartarse el ingreso de alguno de sus miembros al gabinete El primo Asdrúbal Chávez, quien tiene más de veinte años en Pdvsa, siempre ha sido señalado como reemplazo posible de Ramírez, pero nunca ha apetecido ese puesto. Mientras que Argenis, su hermano, está listo para reemplazar a Ali Rodríguez en el despacho de la electricidad.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas