Runrunes El Universal 15.06.2011

ALTO

¿CUAL ES LA VERDAD?:

La transparencia no ha sido característica en ningún orden de la acción de este gobierno rojo, que ya va para trece años. Por eso ante la enfermedad presidencial, y continuando con lo que han sido prácticas cotidianas del régimen chavista, no podía ser de otra manera.

El secreto, la manipulación, la conversión del caudillo en víctima para dar lastima y generar apoyos, las declaraciones de sus incapaces ministros con su retrato detrás de ellos- mostrando una radical diferencia con el Chávez que coloca a Bolívar a sus espaldas- creando la ilusión de que su presencia inmanente es obligatoria para quienes han sido capados para emitir una opinión o discrepancia propia, en fin, la acostumbrada maniobra siempre por delante.

Ante la sorpresa de un “absceso pélvico”, como escuetamente dijo el canciller Nicolás Maduro desde La Habana, que “fue operado exitosamente” nada mas se ha dicho de lo que allí pasó, pasa actualmente y puede pasar en los próximos días. Como apuntó el periodista Mario Beroes Rios en www.runrun.es: “…el mal manejo de la información por parte del vicepresidente y los ministros, generó una matriz de opinión que “en nada beneficia” al mandatario nacional, al extremo que los funcionarios han utilizado frases, fotos y gigantografías para recordarle al país que “el líder máximo está resolviendo y despachando detrás de los encargados momentáneos del poder”. Esto no se lo creen ni los chavistas más compenetrados con el régimen. Esto demuestra la carencia de liderazgo dentro del gabinete Ejecutivo, pues en ausencia de Chávez no hay quien resuelva las situaciones de crisis, además que gran parte de la ciudadanía se dio cuenta que con o sin Chávez, los problemas siguen y se multiplican. Una vez más queda demostrado que la política informativa oficial simplemente no sirve”…

MEDIO

ESCENARIOS:

Precisamente, ante ello, voy a resumir aquí algunas hipótesis que se han ido montando en la Internet para ver si algún funcionario aclara e informa la verdad a un país que merece saber cuál es el verdadero estado de salud de quien preside la República:

(1) el pasado domingo en La Razón el periodista Manuel Isidro Molina escribía “…al Presidente le ha sido diagnosticado un cáncer en pólipos para nasales…”. De inmediato Infoabe, en Argentina reprodujo la nota y así arrancaron todo tipo de especulaciones en la web. El mencionado caso ya fue advertido con anterioridad en una previa campaña electoral y el propio comandante lo negó (?).

(2) Al día siguiente Rafael Poleo hizo esta nota: “El “Tribilín” de la Academia Militar se convirtió en una nevera. Al sobrepeso podría atribuirse la supuesta dolencia de rótula. El informe médico leído por Maduro ilustra poco. Es una declamación barata y mal escrita que en algún sitio dice “absceso inguinal”. Ese tumor, ¿es la enfermedad o es un síntoma? La hospitalización en Cuba hace pensar en lo segundo…”.

(3) En Analítica.com su editorial puso el tema en su dimensión justa: “…En otros países las enfermedades de los jefes de Estado se toman con tranquilidad. El Presidente Mitterrand tenía cáncer durante su último mandato y eso lo sabía la opinión pública francesa, lo cual no le impidió ejercer sin problemas su mandato.  Lo mismo sucedió en el pasado en EEUU con el presidente Roosevelt. El Primer Ministro británico Churchill tuvo una crisis de salud en una visita oficial a Norte América y eso no fue causa de alarma en el Reino Unido. Sólo en regímenes cerrados, dictatoriales o totalitarios,  la salud del presidente, es un secreto de  Estado. Sin más en Venezuela la gente no sabía mucho de la enfermedad de la vejiga del general Gómez  y, en Cuba,  todavía el pueblo cubano no sabe a ciencia cierta cuál es la enfermedad que tiene Fidel”.

(4) El llamado a La Habana del Dr. José Luis García Sabrido, jefe del servicio de Cirugía del hospital público Gregorio Marañón de Madrid y experto en tumores digestivos que operó a Fidel Castro en 2006 encendió la alarma entre los galenos que desde afuera quieren saber, o tratan de adivinar, lo que de verdad pasa en el cuerpo del caudillo venezolano.

(5) La consulta telefónica a un urólogo del Hospital de Clínicas Caracas así como el presunto viaje de un médico venezolano desde un hospital estadounidense mas el envió de las muestras del tejido intestinal a España o Boston aceleró las conjeturas.

(6) Como siempre en estos casos se conoció de divergencias en cuanto al enfoque a darle al mismo por parte de los galenos, locales y foráneos, que han tenido acceso en Cuba.

(7) La versión de que una previa oclusión intestinal tratada en Caracas había desembocado en el absceso cobró fuerza en Cuba. El espectro de otros términos médicos como “ abceso isquio rectal, perforación de intestino, malignidad incipiente, rectocolitis ulcerativa, Crohn’s, diverticulitis aguda y la  ausencia de síntomas conspicuos en los días precedentes a la intervención” siguen dando vueltas entre las sociedades médicas que no saben a ciencia cierta por donde comenzar la pesquisa, ante el secretismo oficial venecubano.

(8) La reunión para hablar de la verdad del caso en la residencia vicepresidencial La Viñeta, el martes, presidida por Jaua y Maduro con asistencia de algunos miembros del comité político del PSUV, al que invitaron al ex vicepresidente J.V.Rangel, sirvió para que el grupo más íntimo del caudillo conociera, de primera mano, lo que se estaba estudiando en La Habana. Allí les informaron que Chávez había conversado con los presidentes Lugo, Zelaya, Kirchner, Morales, Ortega, Mujica y Lula…

RETORNO TRIUNFAL:

Por lo que se puede leer en el diario oficial Granma de Cuba y en los medios rojos venezolanos hay toda una leyenda en desarrollo para convertir al caudillo en víctima y demostrarle el “amor de su pueblo” a su vuelta. Tema tratado en la reunión mencionada arriba. Como siempre ha sabido convertir las derrotas en victorias hay que estar pendientes de la estrategia a desarrollar desde Miraflores. Cuando al país se le fue de las manos, las crisis diversas lo asfixian y ante cada ineficiencia demostrada crean un ministerio, como el de las cárceles o el eléctrico, una comedia negra -o rojita- al estilo de aquella película de Hollywood “Wag the Dog” -en la que a un presidente gringo buscando su reelección le montan una guerra falsa- no puede descartarse a priori. Veremos

WASHINGTON:

Están por soltar unas 15 visas de las casi 70 retenidas en la embajada venezolana para funcionarios diplomáticos estadounidenses. En la Cancillería se sorprendieron al leer en esta columna que la ministra consejera Kelly Keiderling había estado al frente de la Sección de Intereses Norteamericanos en Cuba. El lunes escribiré sobre un informe reciente sobre lo que acontece  en la embajada en la capital del Imperio. La que provee del capitalista “Ginger Ale” al canciller Maduro.

En el último viaje en el avión de Pdvsa se trajo seis cajas de su refresco favorito….

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas