Los Runrunes de Bocaranda de hoy 03.07.2018: ALTO: Roja confesión

 

ALTO

¿ZAMORA VIVE?: 

Aquella imagen no puede olvidarse. Fue uno de los once ministros que han pasado por el despacho de Agricultura y Tierras. Con revólver al cinto, imitando a Zamora en igual destrucción del siglo pasado, Juan Carlos Loyo se vanagloriaba en cadena nacional, para halagar a Hugo Chávez, invadiendo, expropiando y arrasando productivas fincas, haciendas, fundos de ganado y agricultura que hoy no existen y llevan años abandonados. Elías Jaua -su predecesor y mentor en el ministerio y representante del cubano Frente Francisco de Miranda- emocionado con esas acciones aplaudía junto a Chávez. “Esos polvos trajeron estos lodos” dice el refrán. Tierra arrasada roja rojita. Fracaso repetitivo en todos los sectores de la producción. Destrucción de todo lo que se les ocurrió y les dio la gana cogerse. Vanaglorias ante Chávez y Maduro con efecto negativo sobre Venezuela. Hoy buscan quitarle el 70% de la producción a los productores de alimentos que han sobrevivido esta lamentable debacle nacional. Las reuniones entre funcionarios del régimen y los productores agrícolas y ganaderos han dejado ver una realidad por parte de los rojo-rojitos que en público se niegan a reconocerla. En el lanzamiento del Hambrómetro de Runrun.es pude conversar con varios dirigentes de los sectores afectados. La roja confesión en privado lo dice todo. “No queremos expropiar mas tierras, fincas y productoras. Reconocemos que fue un gran error hacerlo y por eso no deseamos sus propiedades sino su producción. Nos dan el 70% para nosotros repartirlo a través del “carné de la patria”, Mercal y los CLAP”. Los gremios han rechazado esa pretensión de Maduro pues con el 30% no se puede alimentar al mayoritario resto del país que no tiene el carnet ni las CLAP. Lo describió en su informe la europarlamentaria Beatriz Becerra en la misión oficial de la UE en Cúcuta y sus reuniones con venezolanos de los dos lados de la frontera. Señaló: “la crisis humanitaria es una operación política planificada. Gracias a esta crisis el régimen puede usar las CLAP para comprar adhesiones y votos en las elecciones”. Otro informe de la OEA considera la crisis como “un chantaje y como el mas grave e inhumano de los siete delitos de lesa humanidad por los que se puede juzgar a sus autores”.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas