Los Runrunes de Bocaranda de hoy 17.04.2018: MEDIO: Moral de la izquierda

 

MEDIO

“ESTO ES OTRA COSA”: 

La entrevista que en el diario La Tercera hicieron a quien fuera embajador de Chile en Venezuela, Pedro Felipe Ramírez, no tiene desperdicio. Fue ministro de Salvador Allende y sufrió prisión bajo Pinochet. Recuerda como sus cuatro años en Caracas le cambiaron radicalmente la visión sobre el socialismo chavista-madurista. Señala que cuando recibió a Freddy Guevara, de VP, como asilado en su legación “vino a reclamarme gente del canciller Jorge Arreaza. Me dijeron ‘mire, nosotros lo respetamos porque usted es ex ministro de Allende, pero no entendemos cómo usted está recibiendo gente que está en contra de un gobierno de izquierda’. Le dije dos cosas: la primera es que, por favor, no se compararan con el gobierno del presidente Allende, porque nosotros en tres años no tuvimos un solo preso político y aquí hay cientos y, lo segundo, es que cuando vino el golpe de Estado, a los que fuimos ministros, senadores y diputados de la UP nos investigaron de arriba abajo para ver si nos habíamos robado un solo peso. Y nunca hubo un solo juicio. Para qué vamos a hablar de los niveles de corrupción”. Viniendo de un respetado izquierdista les dolió mucho. Creen que la moral de la izquierda global tiene que ser como la de esta robolución. Sin principios … ni final.
 

HAMBRE UNIFORMADA

Desde el año pasado vienen aparecido reportes en los mas variados medios sobre el drama de los militares, desde los coroneles hasta la tropa, en torno a la alimentación que reciben. Solo vemos gordos a los generales que con panzas enormes osan jugar softbol en el Fuerte. Las fotos se multiplican de soldados hurgando en la basura a lo largo y ancho del país. Igualmente los casos de las alcabalas o chequeos esporádicos donde los soldados, los  GNB y los efectivos de cualquier policia estadal o municipal le quitan la comida a quienes requisan. O le piden “algun alimento” para dejarlos ir. El deterioro de los servicios para los uniformados, otrora bandera para convocarlos a los cuarteles, crece a diario. Si le añadimos los bajos salarios que cada semana sobrepasa la hiperinflación entendemos que haya un 70% de las plazas abiertas. Mas de 100 generales amonestados por protestar. El menu militar ha sido por estos dias espaguettis sin salsa y un vaso de agua o sardinas con arroz. El éxodo uniformado ha sido silenciado. Tan solo ayer supimos que “el 2do.Cmdte. del 431 GAC Bartolomé Salom no se presentó a sus labores diarias tras presuntamente abandonar el país hacia Perú”. Dias antes había pedido permiso para resolver un problema familiar y como no hubo respuesta le escribió por WhatApp a su jefe diciéndole que estaba ya fuera del país. El jefe le escibió llamándolo traidor a la confianza que como oficial superior le había dado y la respuesta fue: “Tiene toda la razón mi cmdte pero nadie esta metido en mis zapatos para saber por lo que estoy pasando. Usted mejor que yo sabe que  las bajas están paradas desde diciembre”…
 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas