Proponen que diputados de la MUD elijan al líder de la oposición

diputadosAN

Ante la inviabilidad de las primarias –por razones de tiempo y recursos- y del consenso, analizan la posibilidad de llevar adelante una especie de elección de segundo grado en la que los parlamentarios escojan al abanderado que se enfrentará a Maduro.

@pppenaloza

 

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, dijo este miércoles que el proceso de negociación entró en un “receso indefinido”. Pero lo que sí continúa en marcha en el seno de la Unidad es la búsqueda de una fórmula que permita definir el rostro de su liderazgo.

En la oposición evalúan la idea de que los diputados principales y suplentes de la Unidad sean los responsables de escoger al candidato presidencial que enfrentará a Nicolás Maduro. Sin tiempo para celebrar primarias y ante la imposibilidad de alcanzar el consenso, surge como respuesta esta elección de segundo grado donde los representantes del pueblo ungirían al líder de la alternativa democrática.

Tras los comicios legislativos del 6 de diciembre de 2015, Primero Justicia (PJ) cosechó el mayor número de asambleístas principales (33), seguido de Acción Democrática (25), Un Nuevo Tiempo (18) y Voluntad Popular (14). Sin embargo, eso no evitó que en la medición interna realizada en enero de 2016 para seleccionar al presidente de la Cámara, Henry Ramos Allup (AD) derrotara a Julio Borges (PJ) gracias al apoyo de UNT y VP.

Al margen de que los números originales han sufrido ciertas alteraciones, en el fondo una consulta de este tipo pondría a prueba la disciplina partidista. Algunos diputados rechazan esta iniciativa,  advierten que un mecanismo de este tipo se convertiría en un plomo en el ala del futuro abanderado y señalan que el debate clave debe centrarse en la pertinencia de competir o no en los comicios que ha convocado la Constituyente.

También se ha planteado conformar un “colegio electoral más grande”, que trascienda a la fracción de la MUD para incorporar a gobernadores, alcaldes, legisladores regionales, concejales y otros dirigentes de la coalición. La posibilidad de sumar a voceros de la sociedad civil está sobre el tapete, aunque las fuentes advierten que ese sector está tan “fracturado” como el estamento político.

“El candidato (a) de la Unidad para asumir la Presidencia de la República en el próximo gobierno, será escogido a través del método de elecciones primarias nacionales”, anunció la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en julio de 2017. A ese compromiso se aferra Ramos Allup para insistir con el tema de las internas; no obstante, la tesis del consenso –defendida por el exgobernador Henri Falcón- gana adeptos y ahora también se incluye en el debate la opción de que los diputados resuelvan el entuerto.

Fecha y ojo

Mientras se espera que el Consejo Nacional Electoral desvele el misterio de la fecha de las presidenciales, el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, indicó este miércoles que el oficialismo propuso en el marco de la negociación que la votación se realice el domingo 22 de abril. Aunque el presidente Maduro pidió el sábado “que sin demora este lunes (5 de febrero) se fije la fecha de las elecciones presidenciales 2018”, el CNE no ha abierto la boca.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, indicó el lunes que habían propuesto “una misión de observación electoral internacional lo más amplia posible, para que observen y aprendan un poquito de cómo se hacen elecciones en Venezuela”. Miembros de la oposición apuntan que esa misión podría ser encabezada por el antiguo secretario de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan.

Hasta el cierre de esta nota, las partes no habían superado sus diferencias. “Informo al país que no hemos firmado, ni firmaremos, ningún acuerdo que no sea digno ni esté a la altura del pueblo venezolano”, sentenció a la media noche de este martes el diputado Julio Borges, jefe de la delegación de la MUD, que de esta manera desmentía el anuncio de Rodríguez de un pacto inminente.

El avance de la negociación terminará marcando la ruta de la oposición. Las visiones son distintas. VP, por ejemplo, no firmaría un pacto que solo se limite al aspecto electoral, dejando a un lado el resto de la agenda que incluye el canal humanitario, el respeto al Parlamento y la liberación de los presos políticos. UNT, en cambio, sostiene que la atención debe concentrarse en las condiciones electorales para rescatar el voto y organizar al país con la mira puesta en las presidenciales de abril. Todos los caminos –y las decisiones- pasan por República Dominicana.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas