Sin oro, incienso ni mirra llegó UNT a la Asamblea Nacional

UNTAN

 

*En la víspera de los Reyes Magos, el partido conducido por Manuel Rosales asumió las riendas del parlamento 

*En la foto final no figuraron Delsa Solórzano, Stalin González ni Enrique Márquez

*Cinco diputados se abstuvieron de apoyar la elección de Omar Barboza como presidente del hemiciclo 

Francisco Zambrano

@franzambranor

No vinieron del Oriente en esta oportunidad, sino de Occidente. Tampoco arribaron en camello ni trajeron oro, incienso y mirra. Más que ofrendas hicieron promesas. Los nuevos reyes de la Asamblea Nacional no son magos, pero podrían apelar a la hechicería para hacer valer la autonomía del parlamento en un año en teoría electoral y de galopante inflación.

Puntual, justo a las once de la mañana, el marabino Omar Barboza, presidente designado de la Asamblea Nacional para el período 2018-2019, pisó la alfombra roja que le tendieron a la puertas del hemiciclo. Como si se tratase de un miembro de la realeza, el ex gobernador del estado Zulia pasó flanqueado por el primer vicepresidente, Julio César Reyes y el segundo, Alfonso Marquina. Julio Borges, el presidente saliente, se unió a la comparsa. No lanzaron caramelos ni papelillos, saludaron e ingresaron a la Cámara, raudos y sonrientes.

Barboza, subordinado de Manuel Rosales en el partido Un Nuevo Tiempo, estropeó las declaraciones que daba su líder a la prensa. Su llegada hizo que los medios corrieran para abordarle y dejaran con la palabra en la boca al otrora preso político.

“La designación de Omar se hizo por consenso, todos estuvieron de acuerdo, es un hombre ideal para esa responsabilidad”, alcanzó a decir Rosales.

Minutos antes que empezara la primera sesión de 2018, una de las favoritas a la presidencia del Legislativo, Delsa Solórzano, llegó, repartió besos a un par de asistentes y se escabulló entre la multitud. No habló con periodistas, tampoco tuiteó durante la ceremonia. Su compañero en UNT, Stalin González se preparaba para ejercer como secretario accidental del cónclave parlamentario, otros integrantes del partido como Enrique Márquez -uno de los candidatos al liderazgo del parlamento- y Timoteo Zambrano ni siquiera portaron por el recinto.

Cerca del mediodía y con los dos balcones de la sala de sesiones atestados de diplomáticos, periodistas e invitados especiales, entre ellos un Rosales que aplaudía con entusiasmo, Julio Borges inauguró la reunión y Stalin González informó que había el quórum requerido.

Juan Guaidó, el sustituto de González como jefe de la fracción parlamentaria de la MUD por parte de Voluntad Popular, fue el primero en pedir la palabra. Se encargó de proponer a Barboza como presidente de la AN y a Reyes y a Marquina como primer y segundo vicepresidente, respectivamente. Antes hizo un balance rápido del año pasado. “2017 fue un año duro, muchos murieron en las calles y hay centenas de familias fracturadas. Este año tenemos la tarea pendiente del cambio político en Venezuela”.

Así como La Fuerza en Star Wars, la unidad sufrió un estremecimiento cuando el diputado José Aparicio del emergente Movimiento ProCiudadanos tomó el micrófono.

“No apoyamos la designación de Omar Barboza como presidente de la AN, porque en primer lugar no se nos consultó y en segundo consideramos que no es apropiado en este momento”, dijo el ex miembro de Gente Emergente.

Seguidamente, Omar González, del Movimiento 16 de julio -formado por diputados que dejaron la MUD para seguir lo aprobado en la Consulta Popular- secundó a Aparicio y salvó su voto entre pitas y murmullos. “Hay un sector de la oposición que tiene como norte la cohabitación con el régimen, aquí hay dos agendas. Se está llevando a cabo una parodia de negociación que no traerá nada positivo para el pueblo. No nos sentimos representados por esa gente que va a negociar a República Dominicana”.

Como el bateador emergente que sale en procura del hit que decida el partido de beisbol, Henry Ramos Allup se levantó de su curul en defensa de Barboza y también del legado de Borges en 2017.

“Nosotros no vamos a colaborar en la implosión de la Asamblea Nacional, precisamente eso es lo que quiere el gobierno de Maduro”, alertó. “Hicimos un pacto político en 2015 cuando ganamos la AN y lo vamos a respetar, esta AN es tan democrática que le da derecho a disentir a algunos, así no tengan la razón”.

Para Ramos Allup doblarse en política no significa quebrarse, a su juicio este será un año de negociación y “cabeza fría” sin llamados extremistas a enfrentamientos y en ese sentido considera que el nuevo presidente de la AN es la figura ideal para conducir la maniobra. “Este pueblo no quiere guerras ni conflictos, lo que quiere es comida y recuperar su calidad de vida”.

Complaciendo la petición del diputado Omar González y luego que la mayoría alzase la mano para elegir a Omar Barboza como nuevo mandamás de la AN, Borges ordenó que se hiciese una votación uninominal, donde Stalin González debió mencionar a cada uno de los parlamentarios presentes y ausentes. Los nombres de Diosdado Cabello y Roque Valero fueron los que ocasionaron más risas entre los presentes.

El escrutinio concluyó con 102 votos a favor y cinco abstenciones. Así, Omar Barboza quedó oficialmente ungido.

Una vez en lo más alto del estrado, Barboza saludó al cuerpo diplomático, colegas, periodistas, trabajadores de la AN y, por supuesto, a Rosales.

Comenzó a leer un discurso en el que hizo reiterados llamados a la unidad “salvando y respetando nuestras diferencias”.

“En la Oposición tenemos que rectificar y mirar hacia delante, hay que rescatar la Unidad. Esta designación es una gran responsabilidad histórica, no es un favor personal”.

Alertó que seguirán haciendo leyes, pese a que no salen en Gaceta Oficial y el Tribunal Supremo de Justicia las considera inconstitucionales.

“Hay que dejar sin efecto el fulano desacato de la Asamblea Nacional, tenemos que seguir produciendo normativas, porque cuando este país cambie, y yo estoy seguro que va a cambiar, debemos tener leyes para recuperar la República”.

Advirtió que en la próxima sesión de este martes 9 de enero propondrá una alianza nacional para la ayuda humanitaria. “Venezuela se encuentra en estado terminal, es una fábrica de pobres”.

Al final, como cuando anuncian la mejor película en el premio Oscar, el elenco entero de UNT subió al estrado presidencial para hacerse la foto de rigor, salvo que en esta oportunidad tres de sus actores principales: Delsa Solórzano, Stalin González y Enrique Márquez brillaron por su ausencia y no aparecieron en los créditos.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas