En Caracas la difteria se vacuna en silencio

Difteria

 

La situación de la Difteria es ya conocida por muchos venezolanos, sin embargo la desinformación en cuanto a las campañas de prevención y vacunación por parte del gobierno es más que evidente. Durante un recorrido de dos días por distintos centros de salud, la información acerca de jornadas de inmunización contra la difteria en Caracas, siempre fue errada.

 

Primer día, lunes 8:30 am, Distrito Sanitario Número 7, en La Urbina: Aunque había una larga cola de personas, era para vacunarse contra la fiebre amarilla y la infección por tétanos. No estaban vacunando contra la difteria. La información ofrecida por el encargado de seguridad del lugar fue que la inyección solo la estaban aplicando en el CDI de la Urbina, en el Hospital Pérez de León II y en el Materno Infantil de Petare, esto en el este de la ciudad.

 

CDI de la Urbina, 9:10 am: Al ingresar al centro de salud la enfermera informó que en ese centro ni en ningún otro CDI estaban vacunando contra la difteria. A las 9:40 am, en el Materno infantil de Petare, la situación no fue distinta: “No se está vacunando contra la difteria”. Tanto en el CDI como en el Materno no había un cartel informativo que alertara a las personas de una posible jornada de vacunación.

 

Aunque en el primer día de recorrido en el Pérez de León II de Petare no estaban vacunando, la información ofrecida por el vigilante fue clara: “Aquí se vacuna de martes a jueves, de 8 de la mañana a una de la tarde, venga mañana”.

 

Este recorrido se realizó durante el lapso del plan de vacunación contra la difteria que anunció el gobierno nacional, el cual inició el pasado 8 de noviembre en nueve estados del país: Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Sucre, Anzoátegui, Guárico, Amazonas, Apure y Aragua y que finalizará el 20 de noviembre. Luis López, Ministro de salud anunció a través de VTV que cuentan con 9 millones de vacunas que, en principio se enfocarán en las personas más vulnerables.

 

Segundo día de recorrido, martes 7:30 am. Hospital Pérez de León II de Petare: Al llegar al centro de salud la cantidad de personas que iban a vacunarse no pasaban de 40. Pocos de los que estaban en la sala sabían que en el país hay un brote de difteria. La mayoría eran madres que llevaban a sus hijos para que los vacunaran contra otras enfermedades como la fiebre amarilla, otro grupo estaba de acompañante y aprovechó la oportunidad para protegerse. No había una información clara de qué vacunas se estaban poniendo, solo preguntándole a la enfermera se obtenía la información.

 

La enfermera encargada de la inmunización al ser consultada por la procedencia de la vacuna aseguró que desde hace muchos años provienen de la República de Cuba. Con respecto a la cantidad de dosis afirmó que no son muchas y las que tienen no alcanzan para vacunar a toda la población de Petare. Para constatar que contenía la vacuna se le pidió el envase o la caja pero se negó alegando que eso debían devolverlo.

 

Martes 8:40 am, Registro Sanitario Número 3, en San Martín: La realidad no fue distinta. Había mucha gente, pero la mayoría solo iba a sacar el certificado de salud. Cuatro personas indicaron que no sabían que había un brote de difteria. El vigilante del Distrito informó que solo estaban vacunando contra la fiebre amarilla y que el toxoide diftérico posiblemente lo estaban colocando en el ambulatorio “Anibal Marín Vegas”.

 

9:30 am: Cinco cuadras más adelante estaba el ambulatorio, sin personas y casi a oscuras. Cuando se le preguntó a la enfermera si estaban vacunando contra la difteria dijo que sí, pero que solo en horas de la tarde. Comentó que solo tenía 10 dosis y que le darían prioridad a los niños. Sobre el origen del medicamento confirmó que venía de Cuba. Aseveró que en ese ambulatorio llega el toxoide diftérico “de vez en cuando”. Mariana Paz, habitante de la Parroquia San Martín dijo que se enteró que iban a vacunar por casualidad, iban a vacunar a mi nieto y escuché cuando la enfermera dijo que tenían vacuna contra la difteria.

 

Silencio diftérico

 

Aunque organismos como la Organización Panamericana de la Salud ya han advertido la situación de la difteria, el silencio es el gran protagonista en el tratamiento de esta enfermedad que se consideraba erradicada desde hace 24 años en Venezuela.

Solo en la cuenta de Twitter del hospital Pérez de León, había un tuit del 2 de noviembre donde informaban que estaban vacunando contra la difteria.

 

 

Ante el silencio del gobierno, Google responde 

 

Ante el silencio del gobierno con el tema de la difteria, los venezolanos recurren a herramientas tecnológicas para informarse principalmente de qué trata la enfermedad, cómo prevenirla y cómo tratarla.

Del 22 al 25 de octubre de 2017 la palabra difteria se convirtió en una de las palabras más buscadas en Google Venezuela, récord que solo se había alcanzado en la semana del 25 de Septiembre al 1ero de octubre de 2016. Aquí una imagen que demuestra el crecimiento en las búsquedas:

 

ComparacionGoogleDifteria

 

 

 

Vea aquí cuales son las búquedas más populares: La Difteria contagia a Google Venezuela

 

Julio Castro, médico infectólogo explicó que todo el mundo debe vacunarse para evitar que la difteria se convierta en una pandemia. Aseguró que el gobierno nacional no ha tomado las medidas necesarias para evitar que esta enfermedad se siga propagando. “Si ellos (gobierno) logran vacunar a todas las personas controlan la epidemia, aún están a tiempo”, confesó Castro. 

Con respecto a la poca información que ha ofrecido el gobierno, considera que la situación es alarmante, debido a que en14 estados del país ha habido casos positivos para la enfermedad. 

A juicio de Jorge Díaz Polanco, miembro del Observatorio Venezolano de la Salud, la crisis en materia sanitaria se debe a las malas políticas gubernamentales que no satisfacen las necesidades de la población. 

El experto comentó que también hay un repunte significativo en enfermedades como tuberculosis y malaria. 

 

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas