20 escenas de Ramos Allup: ¿De ídolo de los radicales a “colaboracionista”?

HramosA

 

Por @FranzvonBergen

 

La dilatada carrera política del secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, ha dado vueltas rocambolescas durante los últimos dos años. Tras maquinar su ascenso a la cumbre del liderazgo opositor como presidente de la Asamblea Nacional y de convertirse en referencia del sector más radical durante 2015 y 2016, ahora muchos lo señalan como “colaboracionista” del gobierno de Nicolás Maduro y lo acusan de querer crear un espacio de “convivencia” con una dictadura. Uno de los datos indiscutibles de su proceder reciente es que “Vladimir a la 1” es su palestra favorita para anunciar noticias bomba

 

Distintas declaraciones y hechos de los últimos dos años dejan en claro que quienes hoy lo señalan, ayer fueron sus aliados circunstanciales en distintos momentos.

 

¿Cuál es la verdad? ¿Ha sido coherente Ramos Allup en sus actuaciones recientes? Esta línea de tiempo repasa momentos clave del líder adeco, el único que logró 4 gobernadores en las recientes elecciones.

 

24 de junio de 2015: El pacto del huevo frito

Hasta 2015 Acción Democrática y su secretario general, Henry Ramos Allup, eran figuras secundarias en la oposición. A pesar de que concentraban poder interno, su impacto mediático no era tan notorio como el de Primero Justicia y Voluntad Popular. Eso empezó a cambiar a mediados de ese año, cuando se anunciaron las candidaturas para la Asamblea Nacional. Los blancos hicieron una alianza con PJ y estos dos partidos, a través de primarias y consensos, consiguieron la mayor cantidad de postulaciones. A la postre, las dos toldas acumularon 58 de los 112 diputados de oposición (32 PJ y 26 AD).

 

3 de enero de 2016: Cambio de aliados

Ramos Allup y AD estaban de vuelta, pero seguían siendo secundarios por detrás de PJ. El dirigente se dio cuenta, entonces, de que necesitaba una alianza diferente para poder seguir en ascenso. Se acercó a VP (14 diputados) y Un Nuevo Tiempo (21). Forzaron que el presidente de la Asamblea Nacional fuera elegido por los diputados mediante voto secreto. Resultó ganador con 62 respaldos.

 

5 de enero de 2016: El plazo de los 6 meses

Habiendo llegado a la presidencia de la AN gracias al apoyo del ala “radical” opositora, Ramos Allup inició su gestión en esa misma dirección. En su discurso de juramentación aseguró que activarían mecanismos para conseguir un “cambio político” en 6 meses. Desde el primer día murió la posibilidad de una convivencia con el Ejecutivo. Nicolás Maduro ni siquiera lo llegó a recibir en Miraflores, una reunión que tradicionalmente se realiza entre las cabezas de los poderes.

 

6 de enero de 2016: La retirada de los retratos

Con los ánimos aún caldeados por la entrada de la oposición a la Asamblea Nacional, el equipo de Ramos Allup difundió un video en el que se le veía ordenar la retirada de todos los retratos de Hugo Chávez y del “nuevo” Simón Bolívar del Palacio Legislativo. “Una vaina loca. Sáquenme toda esa vaina de aquí (…). No quiero ver un cuadro aquí que no sea el retrato clásico del Libertador”, decía apuntando con el dedo. La forma en la que lo hizo enervó al oficialismo y se convirtió en un punto de honor. Lo aplaudieron los radicales ¿pero la jugada benefició a la oposición en el mediano y largo plazo?

 

 

12 de enero: Los diputados de Amazonas

Con los gobernadores adecos no es primera vez que la MUD se encontró en aprietos por una juramentación. Tras proclamar el 6 de enero de 2016 a los tres diputados de Amazonas que el PSUV había impugnado semanas antes, Ramos Allup informó el 12 de enero que los mismos parlamentarios pidieron ser “desincorporados”, esto para evitar que el Tribunal Supremo de Justicia declarara a la AN en desacato, cosa que después ocurrió. Así comenzó oficialmente el choque de poderes en Venezuela, el cual primero marginó a la oposición de su mayoría de dos tercios y luego terminó neutralizando al Poder Legislativo en la práctica.

 

15 de enero de 2016: La contestación a Maduro

Luego de que el presidente Nicolás Maduro pronunciara en cadena su discurso de Memoria y Cuenta, en el que pidió decretar “emergencia económica” por primera vez, Ramos Allup tomó el micrófono y aprovechó para responderle por más de 10 minutos. “El modelo es erróneo (…). Cuando Gobierno lo hace mal eso tiene consecuencias electorales. Si alguien quiere ganar y sabe que el voto castigo lo perjudicó, debe corregir”, afirmó. Con esto el presidente del Parlamento se terminó de transformar en referencia de algunos opositores. Su liderazgo subió a niveles parecidos a los de Leopoldo López o Henrique Capriles.

Aquí pronunció la frase que despertó más críticas que elogios, y que ahora puede perseguirle: “A veces hay que doblarse para no partirse”.

 

 

8 de marzo de 2016: Las vías contra maduro

Envueltos en el dilema de los 6 meses para el cambio político, la MUD anunció que buscaría ese objetivo mediante tres vías: la quimera de pedir a Maduro su renuncia, una enmienda constitucional para recortar el periodo presidencial de 6 a 4 años y el referendo revocatorio. Ramos Allup defendía la enmienda, aunque esta opción tenía dos elementos difíciles de superar: necesitaba la mayoría de dos tercios en la Asamblea y el TSJ podía decir que el cambio no tendría carácter “retroactivo”, por lo que no afectaría el mandato de Maduro.

 

2 de septiembre de 2016: La opción es la calle

La vía del referendo acumuló mayor respaldo de la oposición y de la ciudadanía y Ramos Allup se unió con fuerza a ese objetivo. Dio la primera de varias entrevistas interesantes en el programa Vladimir a la 1. Allí señaló que la gente tenía que mantenerse en la calle para exigir la realización del referendo. Sin embargo, la opción murió al poco tiempo cuando tribunales regionales declararon nula la recaudación de firmas. Por estos mismo días, Maduro insultó a Ramos en cadena nacional: “Unos dicen ‘pobrecito, es un viejito’, ¡Pero bien coño ‘e madre que es ese viejito! ¡Bien perverso y bien malvado que es ese viejito!”. Agregó que lo demandaría por su discurso “fascista”, algo que no se materializó.

 

24 de octubre de 2016: “No” pero “Sí” al diálogo

Ramos Allup anunció por Twitter que AD no se sumaría al diálogo entre gobierno y oposición porque se habían enterado de las negociaciones por televisión. Sin embargo, días después reculó y aseguró que la MUD tenían que decidir en conjunto si iban todos o no iba nadie. Los acercamientos avanzaron gracias a la intervención del Vaticano y el para entonces presidente de la AN llegó a decir que era una “obligación” asistir para dejar constancia de que se intentaba hallar una solución consensuada. El 8 de noviembre dio una entrevista en “Vladimir a la 1″ para indicar que el proceso estaba “muerto” porque no había dado ningún resultado ya que el gobierno no quiso cumplir ninguna de las peticiones opositoras.

 

9 de Enero 2017: El abandono del cargo

Cuando muchos analistas recomendaban a la oposición concentrarse en exigir las elecciones regionales, la Asamblea Nacional inició una estrategia estrafalaria de declarar el abandono del cargo por parte de Maduro para llamar a elecciones. Ramos Allup, ahora como diputado raso terminado su periodo como presidente, apoyó la idea. “Vamos a adoptar esta decisión política y sabemos que no va  a haber elecciones. Antes o después del 10 (de enero) Maduro se va a quedar ahí”, afirmó durante el debate.

3 de abril de 2017: El intento de detención

Aunque no era de los diputados más activos en la calle, Ramos Allup apoyó las protestas que iniciaron en abril de este año. Por Twitter denunció que funcionarios de la Guardia Nacional intentaron apresarlo mientras viajaba por Carabobo. Colgó un video en el que se le veía peleando con los oficiales: “Desármate, no joda (…). Ladrones, narcos, corruptos”, le decía a uno en un momento.

 

1 de mayo de 2017: La Constituyente es una “Prostituyente”

Ante la propuesta del presidente Maduro de llamar a una Asamblea Nacional Constituyente, Ramos Allup aseguró que esta realmente era una “Prostituyente”. Agregó que con esta medida continuaba “el golpe de Estado”.

 

25 de junio: Las dictaduras salen por los votos

Cuando todavía seguían las protestas en pleno apogeo, Ramos Allup escribió un artículo en El Nuevo País en el que aseguraba que “las dictaduras sólo salen por votos(…). Si a veces el camino de los votos resulta mas agreste y empinado, es el único seguro y fiable”. Calificó al gobierno como una “dictadura militar” y desestimó que un golpe de Estado fuera a resolver la situación. Días antes, el dirigente había llamado públicamente a adherirse al recurso de la fiscal Luisa Ortega Díaz que buscaba anular la Constituyente.

Durante los meses de protesta Ramos Allup hizo giras en varios estados que le rindieron frutos a AD en las elecciones regionales.

 

 

14 de julio de 2017: La reunión con Leopoldo López

Días después de que sorpresivamente se le dictara a Leopoldo López medida de casa por cárcel, Ramos Allup sostuvo un encuentro con él. La información la reveló por Twitter Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional, quien calificó la cita como una “gran reunión” en la que participaría también Manuel Rosales. El dirigente adeco luego informó que sólo hablaron López y él, pues Julio Borges, Carlos Ocariz, Enrique Márquez y Vicente Díaz llegaron posteriormente y no les dieron acceso.

 

31 de Julio: El enfrentamiento con Freddy Guevara

Luego de la elección de la Constituyente, miembros de VP, antiguos aliados de Ramos Allup, propuso nombrar desde la Asamblea Nacional un nuevo CNE y un gobierno paralelo. El adeco fue uno de los que se manifestó en contra y tuvo un acalorado intercambio con Freddy Guevara, según informaciones extraoficiales. Ramos Allup pidió concentrarse en las elecciones regionales. Al día siguiente, en sesión de la AN, declaró nuevamente que las dictaduras salen con votos.

 

2 de agosto: La vía de las regionales

Nuevamente una participación de Ramos Allup en “Vladimir a la 1” generó revuelo. Esta vez, sin que la MUD hubiese anunciado una decisión formal, el secretario general de AD anunció que su partido participaría en las elecciones regionales. “En unas presidenciales entonces Maduro ganaría por forfait”, dijo sobre la abstención.

 

Ramos Allup anunció esto horas después de que la empresa Smartmatic asegurara que en la elección de la ANC el Consejo Nacional Electoral había forjado al menos un millón de votos.

 

10 de septiembre: La victoria blanca

AD dominó las primarias de la oposición haciendo alianzas con distintos factores de la MUD y consiguió más de la mitad de las candidaturas, 12 de 23. La información fue acogida entonces como el resurgir de la tolda blanca, que parecía empezar a posicionarse como la principal fuerza de la Unidad. Ramos Allup se había dedicado a recorrer diversos estados y siguió haciéndolo a partir de ahora. Ante las inhabilitaciones de distintos líderes, principalmente Capriles y López, sus opciones de ser “presidenciable” subieron como la espuma.

 

16 de octubre de 2016: La derrota fue por la abstención

Nuevamente Ramos Allup dio la sorpresa en “Vladimir a la 1”. Esta vez señaló a la abstención como responsable de la derrota opositora en las regionales del 15 de octubre, esto a pesar de que varios candidatos de la MUD habían hecho denuncias de fraude. “A medida que no subía la afluencia de electores a centros específicos y en la cantidad que esperábamos, comenzamos a tener información de que se iban a producir resultados negativos”, indicó. Mostró datos de estados específicos como Miranda para respaldar su teoría.

 

18 de octubre: No hay que juramentarse ante “prostituyente”

Ramos Allup publicó un tuit señalando: “Repito lo que he dicho antes y después de las elecciones regionales: Gobernadores NO tienen que juramentarse ante ninguna prostituyente”. Lo complementó con un video que recogía varias declaraciones suyas sobre el tema.

 

 

24 de octubre: La autoexlusión

Luego de que los cuatro gobernadores electos de Acción Democrática se juramentaran ante la Constituyente, Ramos Allup aseguró que están “autoexcluidos” del partido por no seguir línea de la tolda. Henrique Capriles puso en duda que los mandatarios regionales no estuviesen recibiendo órdenes de su secretario general y anunció que se separa de la MUD mientras el dirigente adeco sea parte de ella. VP llamó a crear una nueva alianza que no busque convivir con el régimen chavista.

 

Los dos aliados circunstanciales de Ramos Allup durante estos últimos años parecen ahora unidos en su contra, mientras que circuló un comunicado en el que miembros de UNT, el MAS y Avanzada Progresista apoyan la postura de AD a favor del voto y la flexibilidad para no partirse.

 
LDT_HRamos_V6-01

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas