Junio 2016: récord en saqueos, represión y muerte

En junio hubo 127 saqueos e intentos de saqueo, un promedio de 4 por día, y Runrun.es lo muestra a través de dos mapas interactivos. En el primer semestre de 2016 se registraron más de 330 actos vandálicos, cifra que supera los ocurridos durante todo 2015. Este mes, por primera vez en el año, seis personas murieron producto de la acción de los cuerpos de seguridad en la represión de las protestas por comida. Además se reportaron 11 “mini Caracazos” en ocho estados del país, dos de ellos en Sucre

@loremelendez

 

Junio no tuvo rival. Durante el mes que acaba de terminar las cifras rojas de saqueos y hambre llegaron a su máximo nivel en el primer semestre de 2016. Para contrarrestarlas, repuntó la brutalidad con la que las fuerzas de seguridad respondieron a estos hechos: seis venezolanos murieron en cuatro estados del país, a manos de uniformados, durante asaltos masivos a comercios y protestas motivadas por la falta de comida. Los caídos fueron víctimas de perdigonazos en la cara y disparos de armas de fuego que dejaron al descubierto cómo los efectivos de la Guardia Nacional y los policías regionales utilizaron pistolas 9 milímetros y fusiles de guerra para reprimir a los manifestantes.

Jenny Elizabeth Ortiz Gómez, en Táchira; José Antonio Tovar, en Miranda; Luis Osmel Fuentes, Carlos Colón Castañeda y Cruz Eduardo Rodríguez, en Sucre; y Eduar Jean Guillén, en Mérida, son los nombres de las seis víctimas fatales que dejó este mes.

En los 30 días de junio se registraron 80 saqueos y 47 intentos de saqueo. En total, ocurrieron 127 hechos vandálicos, es decir, un promedio de cuatro por día. Esto es 40 más que en mayo, y tres veces más que en abril pasado, cuando hubo 41.

Con estas cifras, el total del primer semestre de 2016 –de acuerdo con el conteo que lleva Runrun.es– suma más de 330 saqueos, un número que en sólo seis meses sobrepasa los 287 que hubo en todo el año pasado.

Miranda fue la entidad en donde sucedió la mayor cantidad de eventos por zona: 20 en total. Le sigue Sucre, con 19; Lara, con 14; Anzoátegui, con 10; Bolívar, con 9; Guárico, con  7; Carabobo y Distrito Capital con 6; Mérida, Táchira, Trujillo y Zulia, con 5; y Falcón con 4. En Monagas, Barinas, Nueva Esparta hubo 2 en cada estado, mientras que en Cojedes, Delta Amacuro, Vargas, Aragua, Yaracuy y Amazonas, se produjo al menos 1. Portuguesa y Apure son los únicos estados en donde no se reportaron saqueos.

“Mini Caracazos” duplicados

Los récords de junio no se quedan allí. El aumento de los actos vandálicos también significó el crecimiento de la cifra de “mini Caracazos” o pequeños estallidos sociales, donde los saqueos y protestas se mezclan con la agresión y militarización por parte de las fuerzas del Estado. En el mes hubo 11 eventos de este tipo en 8 estados distintos, es decir, casi se duplicó la cifra de mayo, cuando hubo 6, y triplicó la de abril, cuando se produjeron 4.

El primer “mini Caracazo” de junio ocurrió en la avenida Urdaneta del centro de Caracas el jueves 2, cuando la Guardia Nacional reprimió a quienes reclamaban que los Comités Locales de Alimentación (Clap) habían prohibido la venta de productos básicos en los abastos de la zona. Periodistas que cubrían los hechos fueron blanco de ataques de colectivos armados. El 7 de junio, la ciudad trujillana de Valera fue militarizada luego de ser escenario de manifestaciones por comida y saqueos. El día 9, una serie de saqueos sacudió diversas zonas de la parroquia Petare, en el estado Miranda. Los actos dejaron una víctima fatal. Al día siguiente, el 10, los disturbios se trasladaron a La Vega, en el suroeste de Caracas, y terminaron en enfrentamientos entre grupos delictivos y fuerzas de seguridad y el saldo de al menos dos heridos.

El mismo 10 de junio hubo protestas por alimentos e intentos de saqueo en Cariaco, estado Sucre. En el sector de Cerezal, la represión llegó a su máximo nivel cuando las fuerzas de seguridad usó armas de fuego contra quienes mantenían cerrada la vía principal. Un joven de 21 años murió durante la represión.

Cuatro días después, el 14, se registraron al menos sesenta comercios saqueados en 12 zonas distintas de Cumaná, capital del mismo estado. Dos personas murieron en medio de la respuesta de los uniformados. Durante la misma jornada, la Guardia Nacional y Polimérida atacó con gases y perdigones a los habitantes de Lagunillas, estado Mérida. Los manifestantes, que saquearon un Pdval, exigían que les vendieran leche, luego de haber estado durante varios días en cola para comprarla. Un hombre cayó en el suceso.

El 15 de junio fueron militarizadas las ciudades de Barcelona y Puerto La Cruz, en Anzoátegui, así como los pueblos de El Palito y El Cambur, en Carabobo. En ambas se registraron saqueos e intentos de saqueo.

Aunque durante la semana de la recolección de firmas para el referendo revocatorio los actos vandálicos disminuyeron su frecuencia, el 29 hubo un nuevo “mini Caracazo”. Ese día, la represión llegó hasta Ejido, en Mérida, donde las manifestaciones y saqueos recibieron gases y perdigonazos como respuesta. El 30, la tensión llegó hasta Tucupita, en Delta Amacuro, que fue militarizada tras los disturbios.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas