José Guerra: Escríbelo… si no entregan las cifras, en enero serán interpelados en la Asamblea

joseguerra1

La victoria de José Guerra en el circuito 4 del Distrito Capital tiene un carácter simbólico. Guerra es economista y venció al también economista y candidato del Psuv, Jesús Faría. Dos candidatos sintetizaban dos modelos económicos contrapuestos. Y triunfó la oferta del cambio en las parroquias El Valle, Coche y Santa Rosalía.

Fueron 94.419 votos, 53,37% del total y casi 10 puntos más que Faría, en una zona que durante años favoreció al chavismo. “En primer lugar, un esfuerzo muy grande, muy fuerte. Luego, a la orientación de la campaña, una campaña casa por casa, visitando mucho a la gente y, en tercer lugar, obviamente me favoreció el descontento del país a raíz de la crisis económica, eso es evidente”, resume Guerra a modo de claves de la victoria.

El celular no para de sonarle. Conocidos que lo llaman para felicitarlo o periodistas para entrevistarlo se suceden. Profesor universitario, ex gerente de investigaciones económicas del Banco Central de Venezuela (BCV), autor de varios libros, se perfila como el próximo presidente de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional. “Eso lo decide la unidad, no lo decido yo (…) Claro, no me van a poner en la comisión de puericultura y medicina”, responde entre risas. Pero de lo que sí está seguro es cómo el parlamento y la mayoría opositora pueden contribuir para que el país salga de la crisis económica.

—¿Cómo interpreta la victoria de la oposición, esperaba una victoria tan amplia?

—La lectura que hago es muy sencilla: el país optó por un cambio, el país está cansado de este modelo que fracasó y lo que nos queda ahora a nosotros es orientar la política hacia la resolución de los problemas que sufre el pueblo venezolano. Esperaba una victoria pero no tan amplia, pensé que los números iban a ser buenos, pero no tan buenos como los que obtuvimos.

—Pero desde el Gobierno se repite que ganó la “guerra económica”…

—Es una estupidez decir que ganó la guerra económica porque nadie sabe qué es la guerra económica, es como atribuirle la victoria a un fantasma. En el año 98, cuando ganó Chávez, entonces Chávez no ganó con los votos, sino que perdió AD y Copei, esa es una interpretación mezquina, ganó Chávez y ahora ganamos nosotros. El Gobierno está haciendo todo por autodestruirse. El no reconocimiento de los problemas que tienen, de los errores que han cometido, los va a llevar a la situación que estamos viendo ahorita: quieren radicalizar una revolución sin tener con qué, no tienen ni fuerza humana, ni fuerza financiera, ni fuerza en la calle. Lo mejor que pueden hacer es aceptar los resultados y aceptar que en la política se gana y se pierde, tan sencillo como eso.

—¿Cómo van a hacer para que la expectativa de cambio que generaron no sea defraudada ya que el modelo económico lo fija el Ejecutivo nacional? 

—Es verdad que hay una expectativa muy grande, pero nosotros siempre tuvimos el cuidado de decir que no estábamos eligiendo a un Presidente, sino a un parlamento para legislar y no para tomar acciones ejecutivas. Pero nuestro compromiso es explicarle esto al ciudadano que votó por nosotros y contribuir desde la Asamblea Nacional a la resolución de la crisis y no agravar más la situación del país.

—¿Qué acciones tomarán para que eso no ocurra?

—Nuestra orientación en la Asamblea es hacia los asuntos sociales en las primeras de cambio. Con leyes claramente orientadas a lo social: la Ley de viviendas para los que ocupan hoy la misión vivienda Venezuela, la Ley de ampliación de cesta ticket a los pensionados y jubilados, la Ley de producción nacional y la Ley para la restauración de las competencias del Banco Central en materia monetaria porque si no se hace eso jamás la inflación va a bajar. El tema fundamental en este país es lo social, eso está fuera de discusión.

—¿Será posible con un Ejecutivo nacional que no los escuche?

—La cohabitación tiene que existir porque son dos poderes tan importantes el uno como el otro. Nosotros haremos todo el esfuerzo que haga falta para que el país retorne a la institucionalidad, pero va a depender del Gobierno porque si dice que va a radicalizar la revolución,  que vas para la calle y acabas de perder las elecciones, entonces estamos hablando de un Gobierno que lo quiere es fomentar, agravar más la situación en lugar de solucionar los problemas que tiene el país. El Gobierno tiene que estar planteando un plan económico para salir de la crisis y lo que está planteando es radicalizar un modelo que fracasó.

—La inflación y el desabastecimiento son los temas que más preocupan, ¿Qué pueden aportar ustedes?

—La Ley de producción nacional se orienta a incentivar la producción en el país través, por ejemplo, del programa de compras nacionales, que las empresas públicas hagan compras nacionales en lugar de importaciones, facilitar los trámites para la instalación de empresas, dar facilidades —tributarias a aquellas empresas que entren en el ramo de los alimentos, exenciones fiscales de dos o tres años para que puedan reinvertir y ampliar su producción.

—¿Es eso posible con control de cambio, de precios, ataques al sector privado?

—No es fácil, pero nuestra labor es presentarla. El Gobierno tiene un esquema económico que no funciona, pero nosotros estamos obligados a presentar una Ley que le dé al país la posibilidad de producir más bienes, sobre todo alimentos, que es el gran problema.

—Y para el tema de la inflación…

—La Ley del Banco Central. La Ley del Banco Central es capital, sin estabilidad monetaria aquí no hay salario que valga, tenemos que ir a un re-enfoque de las competencias del Banco Central en materia económica para que el Banco Central pueda concentrarse en la inflación. Si no bajamos la inflación, aquí no hay salario que valga, ni pensión que valga.

—¿Presentarán una reforma de la Ley del Banco Central?

—Sí, eso hay que trabajarlo, estudiarlo con la gente que sabe de eso.

—Desde el punto de vista de la contraloría ¿Hacia qué áreas se enfocarán?

—Las estadísticas, oye lo que te voy a decir: señor Merentes (BCV), señor Marco Torres (ministro de Finanzas), señor Eulogio del Pino (presidente Pdvsa), señor Pacheco (presidente del (INE), ustedes tienen que entregar las cifras al país, esas cifras no son de ustedes y si no las entregan, en enero están en la Asamblea Nacional haciéndole frente a la primera interpelación.

—¿Si no las divulgan, van a interpelar a esos funcionarios?

—Estamos exhortándolos, es que tienen que entregarlas, eso está en la Ley.

—¿De no hacerlo vendría la interpelación?

—Escríbalo que eso va a ser así.

—¿Investigarán lo relacionado con la asignación de divisas?

—Sí, Cadivi y el Sitme, eso se adjudicaba a dedo.

—En materia presupuestaria, ¿Qué pueden hacer?

—Ordenar el presupuesto nacional, eso es competencia de la Asamblea Nacional. Ahí lo primero que hay que hacer es ordenar el gasto extra presupuestario, se gasta más fuera del presupuesto que en el presupuesto, eso no puede ser.

—¿Acabarán con el tema de los fondos “extrapresupuestarios” que maneja el Gobierno?

—Se puede hacer con la reforma de la Ley del Banco Central porque quitarías el concepto de reservas excedentes. El Fonden es una aberración, eso no tiene sentido que exista, si vas a hacer gasto hazlo en el marco del presupuesto, consolida todo en el presupuesto para que haya rendición de cuentas, el Fonden es una caja negra.

—¿Analizarán los convenios internacionales suscritos por el Gobierno?

—China, ahí está el gran problema, pedir información porque no sabemos cuál es el alcance del acuerdo con China, no sabemos ni cuánto petróleo está involucrado, ni cuánto financiamiento está involucrado, ni cuánto es el interés del financiamiento, ni el plazo de cuándo se va a pagar el préstamo. Las relaciones con China hay que mantenerlas, pero sobre la base de la transparencia.

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas