Los 10 secretos para una larga vida proporcionados por personas que han vivido 100 años

georgeburns

 

Esto es una historia real. El día en que mi bisabuela murió (a los 97), se despertó para podar el césped y completar el resto de las tareas que se había asignado para ese día. Cuando terminó, entró a la casa, horneó dos pies, destapó una cerveza (se tomaba media lata de cerveza todos los días sin falta, afirmando que era su elixir mágico), prendió un cigarro y acaba de llamar a mi abuela justo cuando su corazón finalmente cedió. Era un toro, un maldito hermoso toro.

 

Todo el mundo tiene a ese pariente… Ese fósil que, a pesar de tener una dieta rica en grasa, cigarros y whiskey, de alguna manera se las arregló para vivir mucho, pero mucho más que con aquellos logros de la medicina moderna. Nunca entenderemos por qué, o cómo, pero es casi como si se las hubiesen arreglado para vivir lo suficiente para mortificar a la vida en sí.

 

¿Entonces cuál es el secreto? Desde bacalao hervido hasta miel cruda y whiskey, a continuación 10 secretos para una larga y feliz vida, según las personas que viven siguiendo estos consejos:

 

 

Hacer cosas malas, diviértete más.

Ralph Burgess Tarrant, un inglés de 110 años de edad y ex vendedor de seguros, hasta su retiro en 1968, dijo que el secreto para una larga vida era, “disfrutar los vicios tanto como las virtudes”, y “permanecer activo e interesado”. Para nosotros, esto es simplemente una buena forma de decir, “Haz cosas malas, diviértete más”.

 

 

Si un extraño en la India te ofrece un “elixir”, tómalo.

 Reg Dean, otro inglés de 110 años y ministro de toda la vida, vivó a lo largo de dos Guerras Mundiales. Justo antes de la Primera Guerra Mundial, mientras se encontraba en la India, le hizo un favor a un local. El desconocido le dio a Dean un extraño, lodoso elixir y dijo que si lo tomaba, viviría al menos 100 años. Lo tomó y tal como pueden ver, vivió lo suficiente como para celebrar su cumpleaños número 110.

 

 

Comer porciones de comida más pequeñas.

 Jiroemon Kimura era un japonés especializado en comunicaciones y ex trabajador de una oficina postal. Cuando se retiró a los 65 años de edad, se convirtió en un granjero y se dedicó a eso hasta los 90 años. Kimura logró llegar hasta los 116 justo antes de fallecer y cuando se le preguntó que sentía él que podía ser la clave para una larga y saludable vida, su única respuesta fue comer porciones de comida más pequeñas. Ni drogas, alcohol o rock and roll aquí, solamente comer porciones pequeñas.

Esto ruega a la pregunta: ¿Vivir rápido y morir joven, o tomarlo con calma y desvanecerse lentamente en la oscuridad de la noche?

 

 

No preocuparse por pequeñeces. También, masajes con aceite de oliva extra virgen.

 Jeanne Louise Calment nació en Francia, hasta el día de hoy, es la persona más longeva, falleciendo en 1997 con 122 años de edad. ¿Su secreto? Calment, una adinerada francesa, se preocupaba lo menos posible, acerca de cualquier cosa. A diferencia de Kimura, ella fumó dos cigarros al día durante 100 años, tomaba vino de Oporto como nadie y aseguró a los reporteros que se comía dos libras de chocolate, semanal.

Sin embargo, no parecía importarle. No hacía el más mínimo intento por permanecer saludable, ejercitarse, o hacer cualquier tipo de actividad preventiva que pudiera ayudarla a vivir un poco más. De hecho, era conocida por decir: “Si no puedes hacer nada al respecto, no te preocupes por ello”. Uniendo su actitud libre de preocupaciones junto con sus exfoliaciones de aceite de oliva extra virgen, literalmente logró alcanzar el record de la persona más vieja del mundo. Ah, si, y dejo de fumar a los 119, tres años antes de morir. No por razones de salud, sino porque estaba tan ciega en ese punto, que no podía ver la punta del cigarro entre sus labios y no quería quemarse.

 

 

Un fino cigarro danés.

 Christian Mortensen es nuestro tipo de hombre. Nació en diciembre de 1882, fue uno de los seres humanos más antiguos en ser registrados. Antes de morir en abril de 1998 (¡A los 115 años!), se le preguntó cual era su secreto para una larga vida. Su respuesta fue vivir una “buena, limpia vida”, llena de amigos, agua pura, un fino cigarro danés, cero alcohol y cantar mucho. Junta todas esas cosas y, según Mortensen, vivirás por un largo tiempo.

 

 

No meterse en los problemas de los demás.

Antes de su muerte a los 116 años, Besse Cooper, profesora escolar nacida en Tennessee, le dijo al Guinness World Records que el secreto para una larga vida, aparte de abstenerse de comer comida chatarra, naturalmente, es no meterse en los problemas de los demás. Estamos dispuestos a asegurar que hay más de unos cuantos hombres muertos que les hubiese gustado escuchar esto antes.

 

 

Comer tocino.

¡Ja! ¡Al fin! ¡Validación! De todas las personas mencionadas en esta lista, Susannah Mushatt Jones, actualmente con 116 años, es la única que todavía permanece con vida. ¿Su secreto? Jones no tiene vicios. No toma, nunca ha sido amante de festejar o de hacer cualquier locura. Demonios, ni siquiera le gusta usar maquillaje. Sin embargo, vive fielmente bajo un buen desayuno de huevos, granos y no menos de cuatro tiras de tocino todos los días de su vida.

 

 

Mantenerse positivo, comer huevos y tomar tu propio brandy casero.

Amamos este consejo que nos dio Emma Morano, una italiana de 116 años que actualmente es la mujer mas vieja de Europa (y la segunda más vieja del mundo después de la Sra. Jones), quien asegura que las claves para su salud son tres huevos al día, una visión positiva del futuro y una pequeña prueba de brandy casero al día – esto en conjunto con el ocasional trozo de chocolate, porque la vida sin chocolate probablemente se parezca mucho a la muerte. Así que vayan a hacerse una Denver omelet, un Metropolitan y sonrían! Nosotros vamos vía a nuestra cocina justo ahora.

 

 

Comer miel cruda.

Hay múltiples beneficios por tomar una cucharada de miel cruda al día, incluyendo la disminución de alergias, antioxidantes, alivio para problemas digestivos, etc. No nos sorprende que, cuando a Sr. Fred H. Hale – quien surfeó por primera vez a los 95 años, fue a Europa a los 100 para visitar los lugares en los cuales su hijo luchó durante la Segunda Guerra Mundial y dejó de manejar a los 108 años (no por cuestiones de salud, sino porque le resultaban muy fastidiosos aquellos que manejan despacio) – se le preguntó cuál era su secreto para una larga vida, su respuesta fue la miel cruda y el polen de abejas (y el ocasional sorbo de whiskey).

 

 

Funche.

 Emiliano Mercado del Toro era un puertorriqueño tan viejo que se recordaba de la Guerra Hispano Americana. Es decir, estaba vivo cuando sucedió, en 1898. Antes de su muerte en el 2007 a los 115 años, dijo que todo esto se lo debía al funche. Entonces, ¿Qué es funche? Es una mezcla de bacalao hervido, harina de maíz y leche de coco. Si nos dieran la opción entre la muerte y el funche , probablemente erigiríamos la muerte, solo por como suena. ¡Pero bueno! ¡A cada uno lo suyo!

 

*Traducción por Redacción Runrunes

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas