Correo del Caroní: una historia de periodismo libre, de coraje, no arrodillado al poder (He allí el “por qué”) por Damián Prat

CorreodelCaroní

 

 

Correo del Caroní está muy cerca de cumplir 39 años. Luce muy joven para tantos periódicos centenarios y mas, en el país y el mundo pero si se toma en cuenta que Ciudad Guayana tiene 55 años de fundada y que este diario es el “primero de la ciudad”, se verá que ya su historia es larga y consolidada.   Tiene una trayectoria que mostrar. Un historial donde destacan los principios periodísticos y una vocación reiterada, año tras año, sea quien sea el gobierno y el poder político y/o económico, de defender a Guayana y a Venezuela, de reclamar por el progreso social y económico de la región y sus industrias, el respaldo a los derechos de los trabajadores, por la democracia, e implacable con la corrupción.   He estado en ésta “Casa de las Ideas” en diferentes roles por 32 años pero incluso antes, en los años iniciales, puedo dar fe de ello porque era un “visitante” y “opinador” externo desde la acera de enfrente del poder político. Y siempre encontré acogida y espacio sin cortapisas aun en aquellos temas en los que no necesariamente la dirección del diario opinaba igual. Nunca me coartaron nada ni me “sugirieron” nada. Escribía o declaraba  lo que pensaba sin cortapisas. Y soy testigo de que a todas las corrientes de pensamiento se les daba y se les da cabida y respeto. Los principios de un periodismo libre y comprometido  -que no bobalicón ni falsamente “neutro e imparcial”- no han variado.  Fue así desde el primer día.

Episodios estelares hay muchos en la vida del “Correo”.  Los lectores con la edad suficiente lo saben y pueden hacer listas.   En defensa de las industrias básicas -siempre, pero mucho mas ahora que hay un gobierno destructor de ellas como jamás- ha habido una lucha perseverante, enfrentando a quien fuera para defender esas empresas que son el corazón de la vida social y económica, el presente y el futuro de toda la región.  No cabe la indiferencia.   Correo del Caroní defiende a Guayana y su progreso aunque brinda espacio plural y de respeto incluso a los “arruinadores” para que expliquen lo suyo.  Aquí se ha levantado la voz para que el criminal destrozo cometido contra la base industrial de Venezuela (que no otra cosa es Guayana) no pase impune.

Correo del Caroní no transige con la corrupción aún a costa de enfrentar amenazas y presiones.  Hay muchos episodios. Muchos.  Grandes, medianos y pequeños. En otras épocas y gobiernos pero, claro… con éste gobierno de la mega- corrupción impune se hizo inevitable tener choques mas duros.  Correo del Caroni no se ha doblegado ni ha callado, lo que le ha costado el mas brutal cerco contra su economía, cercenándole el acceso libre al papel y otros insumos.  Soportando ataques. Y ahora con el intento de cerrarlo –proceso judicial mediante- por el “delito” de informar –serio e impecable periodismo de investigación- de un caso de irregularidades y corrupción en Ferrominera, de la ilegal comercialización de mineral, que llevaban adelante dos órganos del estado:  la DIM y la Fiscalía. Como si fuese delito informar de lo que habían investigado ambos organismos que llegaron incluso a imputar a funcionarios y empresarios relacionados ante tribunales, llegando al hecho que aún hay varios presos y otros lo estuvieron por dos años y medio.   O sea que tal imputación demuestra que nada fue inventado ni injurioso. Las investigaciones propias y las de esos organismos a cuyos documentos tuvo acceso Correo del Caroní y no los censuró  -como debe ser en el periodismo libre e independiente- sino que informó de ellos sin juicios de valor sino todo con impecable profesionalismo.  Este caso quedará en los anales del periodismo y lo judicial en Venezuela. Será materia de estudio.  Tiempos de vergüenza enfrentados con dignidad.

Correo del Caroní, con sus periodistas, molesta a los poderosos.  Quisieran que asuntos como el de Ferrominera –como antes lo de la mafia de las cabillas y otros- quedaran sepultados en un manto de silencio y censura, y por eso el poder político busca la forma de silenciarlo ya que no pueden comprarlo ni arrodillarlo.   Ya que resiste y no se doblega aun sin papel para imprimir sus ediciones normales.

Hay muchos episodios, en varias épocas, de la vocación de Correo del Caroní en defensa de los derechos del trabajador frente al poder político e incluso ante factores económicos de mucho poder.   Tanto el permanente espacio para todas las corrientes laborales y sindicales para difundir sus reclamos, sus razones, sus luchas, como en aquellos asuntos que han marcado hitos históricos y de principios.   ¿Recuerdan el episodio de la intervención del sindicato Sutiss en 1981?.   Correo del Caroní nunca dudó en mostrar las verdades aunque tuvo que soportar molestias y presiones del poder.   Era cuestión de principios democráticos y del derecho del trabajador a su progreso. Incluso cuando abrió espacios especiales para equilibrar el acceso del sindicato a hacer conocer sus razones en la disputa contractual con la transnacional en 2007.  Y los mil episodios de reclamo y denuncia de los trabajadores del aluminio, los del oro, de la madera, los eléctricos, de los servicios y un largo etcétera.   ¿Cuántos de ellos, aún siendo del partido oficial, han acudido a Correo del  Caroní para romper el cerco de censura que muchas veces han tenido que sufrir?.  Es una cuestión de principios del periodismo democrático en una región industrial.

Ahora mismo, con lo de Tumeremo y la masacre a los mineros.  Quizás incluso sea eso lo que le “puso presión” -eso piensa mucha gente-  a un juicio absurdo que estaba engavetado y para la técnica jurídica y sus normas de lapsos legales, había prescrito hasta por “forfeit” y abandono. Dos años y medio en eso cuando la Ley pone un máximo de año y medio. Cinco meses abandonado el caso por el demandante, sin acción alguna, cuando la Ley da un máximo de mes y medio. Y…de pronto, un juicio “como sea” en dos maratónicas sesiones en días consecutivos de 12 y 16 horas respectivamente. Una sentencia de madrugada. Algún día se sabrán los pormenores.  En todo caso, todos en Guayana sabemos que en los últimos años las zonas mineras se han convertido en lo que un mismo diputado oficialista calificó de “infierno, mafias, muerte”.  Han ocurrido numerosos episodios terribles. Una estadística habla de 115 homicidios en múltiples casos “mineros”  en 2015.  Pero ésta vez fue mas terrible.  Testigos sobrevivientes hablan de 28 asesinados.  Familiares registran 17.  Los cuerpos desaparecidos. Como sea, fue espantoso.

Los familiares, apoyados por muchos vecinos, se plantaron en protesta tomando las calles. El diputado de la Unidad, Américo DeGrazia, acudió, como es su deber, a escucharlos y ayudarlos. Y les sirvió de “caja de resonancia” para que el drama se supiera en Venezuela. Pero el gobernador Rangel, responsable político de la región optó por lo de siempre:  “Todo es falso…no hubo ninguna masacre…hemos rastreado y no hay nada…eso es un invento de ‘la derecha’ … voy a llevar a esos diputados a la Fiscalía”.  Horror.  En lugar de escuchar a la gente y abrir investigación.  Pero esos familiares no se amilanaron ante la amenaza del poder.  Los diputados tampoco. Y los medios independientes que sobreviven o se han creado para resistir a la “hegemonía” de la censura del gobierno, junto a periodistas libres que no se dejan arrodillar, impidieron que el caso fuese sepultado. En lugar especial, porque es el de la región, Correo del Caroní.  Cosa que irritó mucho al poder.  El escándalo ya es mundial. Ahora todos en el gobierno, Fiscalía, Defensoría y hasta la FAN admiten que “si hay desparecidos” y si “ocurrió una tragedia”.  Ayotzinapa en Tumeremo. ¿El gobernador no va a renunciar?   Pues no, por el contrario, se afinca contra Correo del Caroní. Misión desaparecerlo.

La “hegemonía comunicacional” (que yo defino como “reaccionaria y retrógrada”  aunque la “neo lengua disfraz” la etiquete como “revolucionaria”) es una piedra angular de los gobiernos con afán totalitario porque con ella intenta y pretende uniformar y controlar la información, así como reducir al mínimo (a cero de ser posible), lo que se salga de control, de modo que aquella no sea libre, variada y plural. Para así tratar de impedir los cambios y cualquier cosa que implique pérdida de poder para la camarilla gobernante Nada que sea hegemónico puede ser “revolucionario”, es decir, agente de cambio, avance y progreso. Por el contrario, es terriblemente conservador e inmovilista, por eso la defino como retrógrada. Hegemónico es tener todo uniformado, donde toda opinión o versión diferente es “traición” y ser “agente del enemigo” y por tanto sujeto de represión, persecución, cárcel. Ahora le aplican eso incluso a Aporrea. Es mucho peor que en las dictaduras militares clásicas en las que hay una férrea censura y persecución, porque en los modelos totalitarios no solo se exige censura sino que todo medio sea parte del aparato de propaganda del caudillo-partido-gobierno-estado que pasa a ser lo mismo.

Se equivocaron.  La agresión contra Correo del Caroní ha impactado en toda Venezuela e incluso es registrada y causa alertas en Latinoamérica, Europa, EEUU, en los organismos de DDHH del Sistema Interamericano y de la ONU.   Provea, Cofavic, Espacio Público, el Ipys y otras ONG de DDHH han reaccionado con fuerza.  Los portales digitales de todo el país. Todos los diarios y los espacios radiales que sobreviven a la “razzia” de la “hegemonía roja”  se han solidarizado. Medios internacionales como CNN, El País, El Tiempo, Wall Street Journal y mas. Todos repudian la pretensión de censurar por informar. No les será fácil y, por el contrario, tendrá altos costos este atropello infame.  Correo del Caroní, su director David Natera Febres (amenazado con 4 años de cárcel y multas gigantes) y sus periodistas han reiterado que seguirán haciendo periodismo libre, responsable e independiente.   Quien desee consultar los reportajes de investigación sobre el caso Ferrominera, publicados entre abril y septiembre de 2013, los tiene disponibles en la web del “Correo”.  Para comprobar que no hay nada que contenga infundios, ni inventos, ni injurias.  Todo impecablemente profesional y de periodismo con “P” mayúscula. Eso si, con mucho coraje para no andar “afeitando” los hechos ni censurando la información.

 

TIP  1:   Del texto de Tulio Hernández, sociólogo e investigador, el domingo en El Nacional.  “Alambre de púas en el corazón”:   “…la primera reacción que establece el “manual rojo de contra información y guerra sucia” es negar rotundamente el hecho informativo, degradar a la fuente emisora y, si ninguna de las dos operaciones funciona, hacer responsable del hecho al Imperio, los paramilitares de Uribe o la oposición”.

 

TIP  2:   Del mismo texto:   “Mientras en Tumeremo todo era llanto, conmoción y dolor, al general rojo solo se le ocurre salir a proteger su prestigio y el del gobierno que disfruta, deshaciéndose de todas sus responsabilidades como primera autoridad local y de la solidaridad elemental que cualquier hijo de vecino debería experimentar ante tanto horror junto”.

 

TIP  3:   Las ONG de DDHH en twitter.   1.-  ‏@_Provea  “Buenos días a [email protected] Hoy la prensa libre amaneció golpeada por el autoritarismo. Solidarios con @CorreodelCaroni”.   2.-   [email protected]  [email protected] solidaria con ustedes hoy, mañana y siempre!!!.  La casa de las ideas: la casa de los trabajadores!”.  3.-   [email protected]   “Lanza: cuando se restringe derecho a la Libertad de Expresión, está en juego el derecho de la sociedad a estar informado #PeriodismoCrisisVzla”.  4.-  [email protected]  “Nuestra solidaridad con el @CorreodelCaroni ejemplo de periodismo comprometido con los DDHH en Venezuela”.  5.-  [email protected] [email protected] @ClavelRangel @damianprat @CorreodelCaroni ejemplos de periodismo comprometido con la lucha de los DDHH en Venezuela”.   6.-  @espaciopublico  “#11Mar | Rechazamos sentencia contra el @CorreoDelCaroni por informar sobre corrupción: http://goo.gl/jdE6gH  #InformarNoEsDelito.”.   7.-  @ccorreab  “La condena contra David Natera y el @correodelcaroni es un golpe contra el periodismo de investigación en el país. #InformarNoEsDelito”.  8.- @ipysvenezuela  “La justicia no debe ser utilizada para castigar la labor de medios y de periodistas #InformarNoEsDelito @CorreodelCaroni”.

 

 

@damianprat

“Días terribles en #Guayana

Asesinan a Larry Salinas

Masacre en Tumeremo

#Sidor 62 dias parálisis total

Condena contra @CorreodelCaroni

 

TIP  4:   Periodistas, gremios y diputados repudian.   1.-   [email protected]  “En Ferrominera faltan unos dólares que llenarían 1.400 maletas como la de Antonini. Al @CorreoDelCaroni lo condenan por haberlo informado”.  2.-   @amoleiro  “Si @CorreodelCaroni no existiese, el gobierno había podido maniobrar mejor para silenciar la masacre de los mineros de Tumeremo”.  [email protected]  “La condena contra director de @CorreodelCaroni es criminal. Pretende poner de rodillas al periodismo independiente #InformarNoEsDelito”.  4.-  [email protected]  “Si quieren leer los textos de 2013 que dan pie a la causa, vayan al TL del @CorreodelCaroni #Ferrominera #InformarNoEsDelito”.   5.-  [email protected]  “Hay información que no es oficial hasta que salen a desmentirla.  Allí sabes que sí ocurrió”.  6.- [email protected]  “Juicio express a Correo del Caroni es obra de Rangel Gomez, de eso no hay duda. Para él, destapar la corrupción en Ferrominera es un delito”.   7.- Gioconda San Blas [email protected]  “Apoyo a @CorreodelCaroni, a director David Natera Febres y a prensa que sigue luchando por la libertad @damianprat”.   8.-  [email protected]  “Avanza la censura del gobierno a la prensa escrita en Venezuela http://ow.ly/Zo0nE “-  9.-  .@CNP_Guayana: “Ningún medio debe pedir permiso a un tribunal para informar”. http://bit.ly/1QLSDGz . #Periodismo.  10.-  [email protected]   “La sentencia contra el @CorreoDelCaroni criminaliza la agenda propia de un medio. Es un grave precedente… #InformarNoEsDelito”.   11.-  [email protected]  “#ElPoderCorrupto encabezado por Rangel arremeten contra la Dignidad de Guayana. Mi Solidaridad absoluta con David Natera”.  12.-  @AndresVelasqz  “En el fondo de lo que se trata es de liquidar al Correo del Caroní. Nunca podrán manchar la referencia moral de la familia del Correo. 13.-  @AndresVelasqz  “Detrás de esta condena al Correo del Caroní y David Natera esta Rangel Gomez. La corrupción pasando factura”.

 

Damián Prat C.

[email protected]

@damianprat

www.publicoyconfidencial.com

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas